martes, 17 de octubre de 2017 02:24
Politica

El consejo de Catalunya Caixa nunca supo el salario de Todó, según el SEC

|

El consejo de administración de CatalunyaCaixa --fruto de la fusión de las cajas de Catalunya, Tarragona y Manresa--, antes de convertirse en Catalunya Banc, nunca supo el salario del equipo directivo liderado por Adolf Todó. Así lo ha asegurado el secretario general del Sindicat d'Estalvi de Catauña (SEC), Jordi Campins, que era entonces miembro del consejo --de noviembre de 2010 a octubre de 2011, cuando el Frob asumió la gestión--.

En la Comisión de investigación del Parlament sobre las posibles responsabilidades derivadas de la actuación de las entidades financieras y la posible vulneración de los derechos de los consumidores, Campins ha explicado que pidió repetidamente estos datos, pero Todó argumentaba que era una cuestión ya acordada en el pasado.

El representante sindical ha añadido que en una de las diversas discusiones que mantuvo con Todó sobre esta cuestión, el directivo afirmó: "Si el consejo sabe mi salario, será lo último que sabrá de mi".

"Nunca supimos las cifras en el consejo, tuvimos una sensación de opacidad absoluta sobre salarios; del resto, no lo sabíamos todo seguro", ha apostillado.

Campins ha considerado que ante el mismo marco económico y legal, la diferencia entre la supervivencia de La Caixa y la desaparición del resto de cajas catalanas ha sido la gestión, ya que "los gestores del resto de entidades no supieron reaccionar", y ha añadido que los reguladores no pueden alegar desconocimiento sobre lo que estaba pasando y, por lo tanto, también son responsables.

Respecto a la destitución en mayo de Adolf Todó y Jaume Masana, ha expuesto que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) explicó al sindicato que fueron relevados porque "no estaban bien alineados con la propiedad".
No recibieron más explicaciones, pero Campins ha considerado que el motivo probable es que Todó y Masana "apretaban mucho para vender", mientras que el Frob decidió parar la venta de la entidad en dos ocasiones.

Respecto a la relación entre el último presidente de Caixa Catalunya y el penúltimo director general, Josep Maria Loza, ha constatado que "las desavenencias se manifestaron rápido, y a Loza incluso le gustaba evidenciarlas".

PREFERENTES

La también representante del SEC Raquel Puig ha señalado que no había formación específica para los empleados de CatalunyaCaixa sobre preferentes y deuda subordinada, y que las explicaciones en las fichas internas de estos productos fueron cambiando con el tiempo, añadiendo riesgos respecto a las características que constaban en las primeras emisiones.

Ha añadido que sí que hubo presión para comercializar, con mails comparativos entre sucursales, aunque no era un objetivo que proporcionase retribución variable a los empleados.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil