jueves, 17 de agosto de 2017 11:57
Cultura

Las ayudas a priori para el cine se aplicarán desde 2016 y medirán viabilidad, espectadores e impacto internacional

|



Según ha señalado el ministro, este sistema se cambia "radicalmente" por otro de ayudas "sobre proyecto" que se concederán "en régimen de concurrencia competitiva", aunque "atendiendo a una serie de parámetros objetivos definidos con claridad".


Con estos parámetros se tendrá en cuenta, entre otros asuntos, la viabilidad del proyecto, tanto en términos de guion como en el esquema producción; la capacidad de los productores para distribuir y producir un rendimiento económico importante, es decir, de "tener espectadores"; el impacto internacional que puede tener; así como el hecho de que sea una coproducción.


Asimismo, el ministro ha señalado que este sistema contará con un "periodo transitorio" en el que coexistirán las ayudas a la amortización ("películas que ya han dado su primera vuelta de manivela") y las ayudas anticipadas, que comenzarán a aplicarse a partir de enero de 2016.


Wert ha destacado que, en lugar de ser ayudas a la amortización de créditos solicitados --"teniendo en cuenta que no se cobra sino pasados como mínimo dos años de estreno", ha dicho-- estas ayudas servirán para la producción y "no para pagar intereses de créditos pedidos" para sacar adelante las producciones.


El ministro ha recordado que hasta ahora el grueso del Fondo de Protección de la Cinematografía lo consumía la ayuda a la amortización, "un conjunto de cantidades destinadas --tal y como definía ley del cine-- a amortizar el crédito que el productor había usado para hacer la película".


"Como esa ayuda dependía de dos factores que no eran susceptibles de ser conocidos a priori" --la inversión efectiva, y su retorno en la taquilla, es decir, que alcanzara un determinado número de espectadores--, Wert ha destacado que se producían dos fenómenos: "La producción tenía que acomodarse a esas condiciones. Tanto en términos de gasto como de búsqueda de espectadores se buscaba estar en los límites a partir de los cuales se percibía esas cantidades".


A su juicio, este sistema ha demostrado ser "inservible" para dotar de músculo industrial a la cinematografía. Además, ha criticado que "se han producido un número de películas excesivo". En este punto, ha recordado que la Unión Europea habla de una película por cada millón de habitantes. "A España le tocarían 46 o 47, mucho menos de lo que actualmente se está produciendo", ha dicho. Asimismo, ha agregado que "en términos de capacidad industrial del cine, no ha rendido los frutos que se esperaban".


Junto a la modificación en el régimen de las ayudas de amortización a la producción del cine, se ha establecido también un suplemento por valor de 16 millones euros. De ellos, tal y como ha indicado Wert, diez irán destinados a cubrir la "insuficiencia de dotación del Fondo de Protección a la Cinematografía"; cinco a cubrir la "insuficiencia respecto al prorrateo que se realizó con cargo de presupuestos de 2014"; y uno a reponer el capital de la sociedad de garantía recíproca, que se ha constituido con EGEDA para avalar los créditos preconcedidos.


Wert ha puesto de relieve que este sistema de ayudas es resultado del trabajo en el que la comisión mixta de cine, en la que han estado representados tanto los ministerios implicados, como televisiones, productores y asociaciones de cineastas, y, en concreto, ha destacado la colaboración de FAPAE y de las asociaciones de productores que, según ha dicho, han sido "esenciales".


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil