sábado, 21 de octubre de 2017 10:39
Deportes
EL SEVILLA, A LA FINAL DE LA EUROPA LEAGUE

Varsovia tiene un color especial

|


El Sevilla se ganó con todas las de la ley defender su título de campeón de la Europa League culminando este jueves ante la Fiorentina una marcha triunfal por las eliminatorias, en un choque de vuelta de semifinales sin historia a los 25 minutos, cuando los de Unai Emery ya mandaban 0-2 en el Artemio Franchi y 0-5 en un global a la postre definitivo. 


El cuadro andaluz peleará, contra un sorprendente Dnipro que eliminó al Nápoles, por su segundo título consecutivo en la Europa League. El próximo 27 de mayo en Varsovia, los de Unai Emery buscarán su cuarto trofeo en esta competición (con las UEFA de 2006 y 2007) que ilusiona al sevillismo, y con razón. Y es que el conjunto hispalense está a un paso de confirmarse como dueño y señor del torneo.


Sin duda la ventaja (3-0) del Pizjuán guardaba medio billete a la final. Los ánimos de remontada en Florencia se vinieron pronto abajo, a pesar de una buena puesta en escena. Los de Vincenzo Montella salieron a la desesperada y el Sevilla también avisó pronto en especial por la banda derecha de Aleix Vidal. Como ocurriera en la ida, Sergio Rico tuvo su parte de culpa.



El meta sevillista abortó la más clara del encuentro para los locales. Un remate de cabeza de Gonzalo Rodríguez en un córner, a bocajarro despejado por Rico bajo palos. Cinco minutos después, con la zaga viola dormida llegaron dos zarpazos casi consecutivos, primero Bacca y después Carriço, ambos con la pizarra de Emery. Sentenciada la eliminatoria, el Sevilla disfrutó de su momento.


El resto de la primera mitad fue un suplicio para la Fiorentina. Tocada en su orgullo y en el marcador, apenas tuvo capacidad de reacción. Valero perdió la conexión con Salah e Ilicic. Joaquín dejó de acechar por la banda. Los de Montella, con la imagen de Rico en mente -protagonista con sus paradas en la ida también con 0-0-, ni siquiera encontraron consuelo en una grada dolida con su equipo.


Ese orgullo buscaron salvar los de Florencia tras el paso por los vestuarios. Dueño del balón, el conjunto local no pudo con el sólido entramado del Sevilla. Más que tranquilo, otorgó la iniciativa a una Fiorentina sin recursos. Ni siquiera de penalti, cometido por Krychowiak sobre Pizarro en el minuto 66, logró ver puerta el equipo italiano. El error de Ilicic fue ya la rendición de los de Montella.


Los sevillistas volverán a pelear por la Europa League, con el premio doble de esta temporada que supone el billete directo a la Liga de Campeones para el campeón. Sin sufrir como el año pasado ante el Valencia, el Sevilla de Unai Emery se ganó a pulso el derecho a defender trono, cuarta final continental en los últimos nueve años.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil