domingo, 20 de agosto de 2017 11:45
Sociedad
"PIDO MI LIBERTAD Y NO VOY A DECLARAR"

'Santi Potros' exige su libertad y un etarra arrepentido le acusa de ordenar asesinar al fiscal general Burón Barba

|



El histórico cabecilla de ETA, Santiago Arróspide Sarasola, alias 'Santi Potros', ha exigido este lunes su libertad y se ha negado a declarar en el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional por el atentado frustrado del fiscal general del Estado Luis Antonio Burón Barba en mayo de 1986 y en el que el etarra arrepentido Juan Manuel Soares Gamboa le ha acusado de ordenar el atentado."Estoy seguro, todas las órdenes venían directamente del jefe del aparato militar, Santiago Arróspide", ha dicho. 


Así se ha pronunciado este miembro del 'comando Madrid', al que la dirección de la banda terrorista encargó el asesinato, después de que el acusado 'Santi Potros' afirmara en castellano desde la 'pecera' de la sala de vistas: "Pido mi libertad y no voy a declarar". El dirigente etarra, ya condenado por idear el atentado de Hipercor, se enfrenta a una petición fiscal de 14 años de prisión -17 con el Código Penal de 1973-, mientras que la AVT solicita una pena de 20 años de prisión.


En el juicio, han declarado, en calidad de testigos, las etarras Inmaculada Noble Goicoechea e Inés del Río, que han asegurado haber formado parte de la infraestructura de la banda terrorista en aquella época y no recordar ningún detalle del intento de atentado del fiscal general Burón Barba. "Yo me remito a lo que conste en el sumario, pero no tengo ningún recuerdo de este caso concreto. He buscado en mi cabeza y solo encuentro silencio", ha dicho Del Río.


"No sé quien daba las órdenes, hablamos de hechos de hace 40 años y he pasado por muchas vivencias personales y no encuentro en mi cabeza nada sobre este caso concreto. Me asombró que me llamaran porque no tengo ningún conocimiento de esto", ha aseverado Inés del Río, que fue condenada a 3.828 años de prisión por su actividad como miembro del 'comando Madrid' y quedó en libertad en octubre de 2013, después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenara a España a indemnizarla por haberle aplicado la 'doctrina Parot' con carácter retroactivo.


Tras ella, la etarra Inmaculada Noble Goicoechea ha reconocido que militó en el 'comando Madrid' y, por ello, fue condenada a 27 años de cárcel. Sin embargo, ha afirmado que en aquel tiempo formaba parte del aparato que daba abastecimiento a los integrantes de la banda terrorista y se ha desdicho de la declaración que prestó en sede policial.


Soares Gamboa, acogido a la 'vía Nanclares', sí se ha mostrado "seguro" de que los integrantes del 'comando Madrid' recibieron órdenes de atentar contra el que fuera el máximo responsable del Ministerio Público por parte de Santiago Arróspide. "Recibíamos siempre las órdenes del jefe del aparato militar", ha expresado.


"SIEMPRE A SUS ÓRDENES, SEÑORÍA"


En la vista oral, ha comparecido como testigo el conductor del vehículo oficial en el que viajaba Luis Antonio Burón, que ha explicado que no seguían un "itinerario fijo", junto a varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía, entre ellos, el que fuera responsable de seguridad de la Audiencia Nacional, el comisario Ramón Lillo.


"Han pasado exactamente 29 años. Jamás pensaba que nos viéramos en una sala de audiencia. Fue de los primeros que protegieron a mi padre y a mi en esta santa casa", ha pronunciado emocionado el presidente del tribunal, Alfonso Guevara, al término de la declaración del comisario Ramón Lillo.


El mando policial ha respondido: "Inauguramos la Audiencia Nacional, señoría". "El 4 de enero de 1977", ha rememorado el magistrado Guevara, a lo que el comisario ha concluido con un: "Siempre a sus órdenes, señoría".


Al finalizar el juicio, el fiscal Juan Antonio García Jabaloy ha elevado definitiva su petición de pena teniendo en cuenta la declaración incriminatoria del coimputado Soares Gamboa, que regresó de la República Dominicana "a ayudar y no por venganza contra ningún otro miembro de ETA". Por su parte, la defensa del acusado ha solicitado su libre absolución al entender que más allá de esa declaración no hay pruebas suficientes contra su cliente.


LA VÍCTIMA SE LIBRÓ DEL ATENTADO PORQUE 'LA TIGRESA' SE QUEDÓ DORMIDA 


En su escrito de acusación, el Ministerio Público señala que los etarras Antonio Troitiño, Iñaki de Juana, Juan Manuel Soares Gamboa e Idoia López Riaño componían el 'comando Madrid', que recibió las órdenes de 'Santi Potros' para "dar muerte" a Luis Antonio Burón, para lo cual, les facilitó la dirección del domicilio desde el que diariamente se dirigía en su vehículo oficial a su despacho en la Fiscalía General.


El plan consistía en situar un automóvil robado en Zarauz (Guipúzcoa) provisto de tubos lanzagranadas que explotarían al paso del vehículo oficial. Para ello, los etarras vigilaron durante ocho días a la víctima, aunque en el primer intento de atentado vieron frustrado su objetivo porque ese día no pasó por el lugar donde estacionaron el vehículo con lanzagranadas.


El fiscal Juan Antonio García Jabaloy explica que fracasaron en una segunda ocasión porque la "estrechez" de la calle hacía imposible disparar los lanzagranadas, hasta que, el 8 de mayo de 1986, Juan Manuel Soares y Antonio Troitiño colocaron el automóvil con los explosivos en la calle Vallehermoso de Madrid, por donde "necesariamente" pasaría el coche oficial del máximo representante del Ministerio Público.


'La Tigresa', desvinculada en la actualidad de la banda terrorista y acogida a la 'via Nanclares', e Ignacio de Juana Chaos debían hacer estallar los lanzagranadas cuando el fiscal general se subiera a su vehículo. Sin embargo, ambos se quedaron dormidos y el atentado no llegó a cometerse.


Sus compañeros de comando les "recriminaron" su comportamiento y los cuatro decidieron atentar con el mismo vehículo y el mismo día contra el que fuera presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Antonio Hernández Gil en la confluencia del Paseo de la Habana y la plaza de los Sagrados Corazones de Madrid.


'SANTI POTROS' TIENE OTRO JUICIO PENDIENTE PARA EL 24 DE JUNIO 


Este procedimiento fue uno de los dos que motivó su detención el pasado 20 de enero y por los cuales permanece en prisión provisional por riesgo de fuga. Está preso después de que el Supremo decidiera no descontarle la pena cumplida en Francia y que los magistrados de la Audiencia Nacional estimaran que "en cualquier momento puede darse a la fuga" para evitar ser juzgado por los dos atentados cometidos en los años 80 que se le atribuyen.


En concreto, además del intento de asesinato de Burón, se le acusa de participar en el atentado contra una patrulla de la Guardia Civil ocurrido en Barcelona en abril de 1987, que causó la muerte de un viandante y heridas de gravedad a dos agentes de la Guardia Civil y por lo que será juzgado el próximo 24 de junio, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.


La Fiscalía y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) han pedido que sea condenado a 94 años y cinco meses de cárcel por delitos de asesinato, asesinato frustrado, atentado, estragos terroristas y cinco faltas de lesiones. Además, solicitan que los también condenados por el atentado de Hipercor, Domingo Troitiño, a quien se aplicó la 'doctrina Parot', y el arrepentido Caride Simon, acogido a la vía 'Nanclares', declaren en el juicio en calidad de testigos y, por lo tanto, con obligación de decir verdad y colaborar con la Justicia.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil