viernes, 18 de agosto de 2017 09:08
Sociedad

Un exdiputado del PSPV asegura que dos empresarios le dijeron que Zaplana era uno de los comisionistas en Terra Mítica

|


El exdiputado socialista José Camarasa ha asegurado este lunes en el juicio de Terra Mítica que dos empresarios, Antonio Moreno Carpio y José Herrero, le dijeron que el expresidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana era uno de los comisionistas del parque temático de Benidorm (Alicante). También ha indicado que le relataron que las comisiones ilegales en el parque llegaban hasta los 2.000 y 3.000 millones de pesetas.


Camarasa se ha pronunciado así en su declaración, en calidad de testigo en el juicio por el caso de Terra Mítica, en el que hay 35 acusados, entre ellos exdirectivos del parque y empresarios. A Camarasa se le ha llamado a declarar porque grabó dos conversaciones junto a su entonces compañero de partido Antoni Such en las que Moreno Carpio y Herrero les confesaron el supuesto fraude en la construcción del parque, según ha relatado.


Camarasa y Such presentaron una denuncia por presunto fraude en Terra Mítica en mayo de 2006, tras mantener varias conversaciones con estos dos empresarios -Moreno Carpio y Herrero- imputados en el procedimiento.


Ha explicado que un tercero les puso en contacto con los empresarios y concertaron una primera cita en un despacho profesional, en la que éstos le manifestaron que en el parque temático se había producido sistemáticamente una alteración de los precios que no tenía relación ni con los trabajos realizados ni con el importe realmente percibido. Le comentaron que recibían mucho menos de lo facturado, pero que ello "era una condición inexcusable para poder seguir trabajando".


En este primer encuentro, también le trasladaron que querían obtener alguna fuente de financiación ante el temor de que estos hechos en Terra Mítica llegaran a juicio, y le preguntaron si podían obtener algún tipo de remuneración económica si contaban los hechos a algún medio de comunicación, según ha relatado.


Tras ello, mantuvieron hasta tres encuentros más, dos de los cuales fueron grabados por los exdiputados socialistas ante el temor de que estos empresarios pudieran acusarles de algo "que no era verdad". En una de estas conversaciones, Camarasa ha relatado que le comentaron que en una de las ocasiones en las que entregaron bolsas con dinero a otro de los empresarios imputados en la causa, Vicente Conesa, éste les dijo que todo no era para él, y que lo iba a repartir, entre otras personas, con Eduardo Zaplana.


Le dijeron que habían asistido "en muchas ocasiones" a las entregas de dinero a Conesa, y que uno de los empresarios le insistió en que él no había visto cómo Conesa le entregaba el dinero a Zaplana, pero le señaló que otros compañeros podían decir también que era lo que comentaba Conesa. "Eso lo puedo jurar por la Virgen de los Desamparados", le espetó.


Así mismo, en estos encuentros, el exdiputado socialista ha relatado que se habló del pago de comisiones ilegales. "Se habló de que las comisiones y los precios por trabajos realizados podían ascender entre los 2.000 y 3.000 millones de las antiguas pesetas", ha puntualizado.


Al respecto, ha indicado que los empresarios les contaron que si por ejemplo, una obra o servicio costaba 20, tenían que facturar 60 y el resto lo entregaban, la mayoría de veces a Conesa. "Conesa les decía -ha apuntado-- tienes que hacer esto. Decían que valía 50, Conesa decía que 30, y luego se facturaba por 90 y se supone que eso era lo que entregaban a Conesa a la gente de su alrededor".


CHALET DE VALVERDE


Así mismo, ha explicado que les comentaron que le reformaron el chalet al ex director de Contratación del parque y cuñado de Zaplana, Justo Valverde, y que costó entre 40 y 50 millones de pesetas; y le suena que también nombraran en las conversaciones al exjefe del Departamento Técnico, Antonio Rincón.


En alguna ocasión, Camarasa, quien ha aseverado que pudo llegar a ver fotocopias de ingresos y abonos de una cuenta de la banca privada de Andorra, ha indicado que les señalaron que podían existir cuentas en otro país que no fuera España, y que el dinero que se depositaba en las mismas obedecía a comisiones derivadas de la declaración de contratos en Terra Mítica. "También nombraron algo de Suiza, sobre cheques", ha apostillado.


Por último, preguntado por si indujeron a estos dos empresarios a decir lo que dijeron, ha contestado que "no", y ha agregado: "Inducir a que digan lo que no quieren decir, a unas personas adultas, es muy muy complicado". El exministro Zaplana se querelló por estos hechos tanto contra los exdiputados como contra los empresarios -estos últimos se desdijeron-, aunque finalmente la denuncia se retiró.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil