miércoles, 18 de octubre de 2017 18:24
Economía
​EN SU CONFERENCIA 'EL SECTOR FINANCIERO ANTE LA UNIÓN BANCARIA'

El subgobernador del Banco de España pronostica el aumento de comisiones de las entidades bancarias

|


El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, ha pronosticado aumento del cobro de comisiones en el sistema financiero español como fórmula para combatir los bajos márgenes de rentabilidad del negocio, y también ha abogado por mejorar la eficiencia prosiguiendo con el cierre de sucursales, ya que el número de oficinas por habitante sigue siendo superior a la media europea.


En su conferencia 'El sector financiero ante la unión bancaria' del Círculo Financiero en La Caixa, ha afirmado: "Parece razonable esperar que la política de 'comisiones cero' vaya perdiendo implantación y que la competencia para la captación de pasivo tradicional se traslade en parte al negocio de prestación de servicios transaccionales".


Respecto a la reducción de la red de sucursales, ha sostenido que "parece procedente una reflexión sobre la necesidad de ajustar el modelo comercial de la banca española", ya que, pese a la consolidación ya efectuada, los avances tecnológicos y la necesidad de restaurar la rentabilidad del negocio sobre bases sostenibles dan argumentos suficientes.


Además del desafío de la rentabilidad, Restoy ha aludido a otros dos: la adaptación al nuevo marco regulatorio europeo -en lo que ve bien posicionada a la banca española, mejor que en otros países del entorno- y "la restauración de la confianza tras los daños evidenciados durante la crisis", ámbito donde ve recorrido de mejora en la atención a las quejas y reclamaciones de los clientes.


RESOLUCIÓN DE QUEJAS


De momento, ve a las entidades más dispuestas a acatar los dictámenes no vinculantes del sistema de reclamaciones del Banco de España cuando el cliente no encuentra solución en su propia entidad.


Sin embargo, Restoy considera oportuno que, además de mantener esta línea, se estudie la posibilidad de desarrollar -como se hace en otros países del entorno- "esquemas centralizados y vinculantes de resolución de disputas, posiblemente contando con la participación del propio sector, que corrijan los defectos del esquema actual".


Sobre el antiguo modelo de cajas, ha aseverado que, "con independencia de la adecuada trayectoria de algunas cajas de ahorro, hoy ya resulta incuestionable que su particular forma jurídica dificultaba a menudo la gestión profesional rigurosa del negocio bancario".


Ha argumentado que, en un contexto en que las cajas habían ganado complejidad y tamaño, "distanciándose de modo creciente de sus objetivos fundacionales, la naturaleza de las cajas impedía con frecuencia la reacción ante desarrollos adversos que deteriorasen de modo agudo la solvencia de la entidad".


"En mayor o menor grado, estos factores contribuyeron a la crisis de diversas cajas, que dañó sensiblemente la estabilidad del conjunto del sistema bancario, y cuya restauración supuso costes apreciables para el conjunto de los ciudadanos", con ayudas públicas y del conjunto del sector financiero equivalentes al 6% del PIB.


OBRA SOCIAL Y NEGOCIO FINANCIERO


Ha añadido que ahora la ley incentiva "la reducción ordenada de la participación de las fundaciones -herederas de la obra social de las cajas- en las entidades bancarias -convertidas en sociedades anónimas-, hasta niveles compatibles con la ausencia de control".


"Creo que la nueva normativa, que se complementará próximamente con una circular del Banco de España, apunta a un nuevo modelo de organización del sector más acorde con las exigencias actuales que incluyen requisitos prudenciales y de gobierno corporativo cada vez más estrictos", ha expuesto.


Considera que en este foro, patrocinado por La Caixa, no tiene que insistir en la viabilidad y razonabilidad de este modelo para las antiguas cajas, y que la necesidad social de asegurar el acceso general de la población a los servicios financieros y dar continuidad a la obra social "puede perfectamente realizarse, e incluso potenciarse, a partir del rendimiento de patrimonios diversificados que no necesariamente incorporen una posición de control de una entidad bancaria concreta".


RESCATE FINANCIERO


En declaraciones antes de la conferencia, Restoy ha señalado que todavía no está decidida la cifra que España prevé devolver al Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) en julio como tercer pago anticipado del rescate bancario, lo que ha anunciado este lunes el ministro de Economía, Luis de Guindos, en un desayuno de Europa Press.


El también presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) tampoco ha avanzado si el Gobierno central prevé vender dentro de esta legislatura nuevos paquetes de las acciones de Bankia que todavía posee: "Siempre hemos dicho que no tenemos planes temporales concretos, todo depende de las condiciones del mercado".


"Hemos de ser muy cuidadosos con el momento en que se produce esta desinversión para maximizar el retorno al contribuyente, que es lo que tenemos que hacer", ha agregado.


Respecto a la evolución de la economía española, Restoy no ha avanzado cifras de las previsiones que prevé publicar el Banco de España en los próximos días, pero ha recordado que fueron los primeros en revisar al alza los cálculos de crecimiento del PIB español para 2015, y que los datos que están recibiendo "confirman esta previsión".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil