miércoles, 18 de octubre de 2017 11:33
Portada

LOS PECES

|



Cansado de caminar, hice un descanso en la plaza de un pueblo y me acerqué a la fuente para saciar la sed. Apenas reclinado sobre el antiguo abrevadero, unos cuantos peces que habitan en la fuente se acercaron golosos esperando, tal vez, que echase algunas migas en el agua. La celeridad con que llegaron me hizo suponer acostumbrados a los bichos al regalo alimenticio de quienes se asomaban al estanque. Aquellos peces habían perdido la capacidad de buscarse el alimento a base de recibir miguitas de los visitantes del pilón.



Mientras reflexionaba sobre cuestión tan baladí, pasó cercano un automóvil provisto de altavoces llenando el aire de promesas electorales de un candidato a alcalde.



Como los peces del pilón, nos acercamos a las elecciones esperando unas migas nutricias de quienes se presentan; perdido el hábito de resolvernos los problemas con nuestras propias fuerzas, dejamos que el Estado nos arroje miguitas sin caer en la cuenta que somos los paganos del banquete.



Como si llevasen en su zurrón una panadería propia, rivalizan en ofertas en la certeza que nuestros dineros pagarán cuanto ofrezcan y nosotros seguimos abriendo la boquita esperando su generosidad.



Cada vez más peces, cada vez menos hombres libres dispuestos a pelear con las corrientes de la vida.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil