lunes, 21 de agosto de 2017 19:58
Politica

Puig confía en pactar con Compromís y Podemos y ve lógico que él sea president y Ribó alcalde

|


El secretario general del PSPV-PSOE y candidato a la Presidencia de la Generalitat Valenciana en las elecciones del domingo, Ximo Puig, confía en alcanzar un acuerdo con Compromís y Podemos de cara a formar gobierno. Asimismo, considera que es "razonable" y de "lógica democrática" que él sea el presidente de la Generalitat y el candidato municipal de Compromís, Joan Ribó, sea el alcalde de Valencia. 


Puig se ha expresado en estos términos en una rueda de prensa tras mantener una reunión con los miembros del secretariado del PSPV, para valorar los resultados de las elecciones autonómicas en la Comunitat, en las que el PP ha sido el partido más votado, pero alejado de la mayoría absoluta al obtener 31 escaños. A continuación, se sitúa el PSPV, con 23 diputados; Compromís, con 19; y Ciudadanos y Podemos, con 13 cada uno.


El candidato del PSPV ha valorado "muy positivamente" el resultado de los comicios autonómicos. Aunque ha dicho que su partido no ha logrado su objetivo de ser primera fuerza política, ha subrayado que "hace cuatro años estábamos a 21 puntos del PP y ahora estamos a cuatro".


Asimismo, ha subrayado que "el conjunto de las fuerzas políticas progresistas han conseguido un gran éxito que cierra una etapa de 20 años del PP gobernando con falta de diálogo, en muchas ocasiones con autoritarismo y lastrados por la corrupción".


El dirigente socialista ha subrayado que los valencianos "han decidido pasar página" y considera que esto se debe hacer "lo más rápido posible, constituyendo un gobierno de la Generalitat fuerte, sólido y capaz de afrontar los retos" de la Comunitat.


Ximo Puig ha destacado que su "política de alianzas" pasar por "un gran pacto progresista", pero también queremos dialogar permanentemente con todas las fuerzas políticas. En su opinión, "es fundamental que el PP pase a la oposición" y ha asegurado que trabajará para que el Gobierno autonómico tenga "la mayor solidez posible".


"GOBIERNO ÚNICO"


En cualquier caso ha resaltado que "el Gobierno valenciano debe ser un gobierno único", independientemente de los  partidos que lo integren, y considera que debe tener "una agenda común que dé respuesta a los problemas de los ciudadanos".


Puig, quien ha avanzado que los socialistas apoyarán en el ámbito local a las fuerzas de izquierda más votadas por la ciudadanía, confía en que alcanzará acuerdo autonómico con Compromís y Podemos porque "es lo que los valencianos nos exigen". Por tanto, cree que estarán todos "a la altura de las circunstancias".


Inquirido por si un pacto con otros partidos pasar necesariamente por que él sea presidente del Consell, el dirigente socialista entiende que es "razonable". "Los ciudadanos han orientado tanto el qué como el cómo en el Ayuntamiento de Valencia y en la Generalitat", ha apostillado.


Por otra parte, ha explicado que ha hablado por teléfono con el 'president' en funciones, Alberto Fabra, con quien ha mantenido "una conversación sincera y amable". El socialista desea "lo mejor" en lo personal a Fabra, quien cree que "se ha visto superado por las circunstancias". Además, entiende que "en algunas ocasiones ha intentado hacer lo mejor por la Comunitat y por la decencia democrática".


También ha tenido palabras de reconocimiento para EUPV -quien se queda fuera de las Corts- y ha subrayado el "gran trabajo" que esta formación ha realizado. Por ello, ha asegurado que "en la medida de lo posible" tendrá en cuenta a Esquerra Unida.


RETOS DE LA GENERALITAT 


Para Puig, los principales "retos" que debe asumir el nuevo gobierno son lograr "instituciones honradas, más transparentes y con mayor participación democrática", acordar entre todos "un nuevo modelo de crecimiento económico y desarrollo" y "abordar los problemas urgentes de las personas", como son "el paro, las desigualdades, la pobreza, la exclusión social y la educación". También considera que se debe exigir un nuevo modelo de financiación y mejorar la visibilidad de la Comunitat Valenciana en Madrid.


El socialista ha explicado que la primera llamada que hará si es 'president' será a las víctimas del accidente del metro del 3 de julio de 2006 para pedirles "perdón" en nombre de la Generalitat. El segundo contacto telefónico, tal y como ha asegurado, lo hará al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para concretar una reunión con él y exigirle "una actuación inmediata para acabar con la invisibilidad de la Comunitat".


ÁMBITO MUNICIPAL


Por otro lado, respecto a los resultados en las elecciones municipales, Ximo Puig considera que han sido "extraordinariamente satisfactorios" para el PSPV, que podrá gobernar "en un amplio número de ciudades". Además, valora que los socialistas recuperarán la Diputación de Valencia. En este sentido, ha subrayado que hay "posibilidades de aplicar nuestro programa desde abajo, en los ayuntamientos".


En cuanto al Ayuntamiento de Valencia -donde el PSPV pasa de segunda a cuarta fuerza política con cinco concejales, superada por el PP, con diez ediles; Compromís, con nueve; y Ciudadanos, con seis-, el secretario general de los socialistas valencianos considera que tanto el PSOE como el PSPV tienen "un problema en las grandes ciudades". Por este motivo, ha señalado que van a "cambiar cosas" para "recuperar la sintonía con la ciudadanía".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil