miércoles, 23 de agosto de 2017 13:51
Sociedad
COMEMOS PEOR DE LOS QUE CREEMOS

El 70% de los españoles no hace las cinco comidas diarias recomendadas y el 90% no realiza un desayuno completo

|


El 70 por ciento de los españoles no hace las cinco comidas diarias recomendadas y el 90 por ciento no realiza un desayuno completo, según los resultados del II Observatorio Nestlé de Hábitos Nutricionales y Estilo de Vida de las Familias.


En concreto, los españoles se saltan principalmente la ingesta de media mañana y la merienda. Un 48 por ciento de los que no toman nada a media mañana afirma que no lo hace porque no tiene el hábito, un 35 por ciento porque no tiene hambre y un 16 por ciento porque no tiene tiempo. En relación a la merienda, un 52 por ciento declara que no merienda porque no tiene la costumbre de hacerlo y un 39 por ciento porque no tiene hambre.


Asimismo, según datos del Observatorio, los españoles aprueban en actividad física y en tiempo de descanso, pero no en calidad del sueño. Más del 60 por ciento realiza algún tipo de actividad física además de caminar, y casi el 50 por ciento de los encuestados camina 30 minutos o más al día. Sin embargo, más del 40 por ciento de las mujeres entrevistadas no realiza ningún tipo de actividad física de forma regular.


Por otro lado, el 83 por ciento de los españoles no se prepara adecuadamente para ir a dormir porque prioriza la utilización de dispositivos electrónicos antes de acostarse sobre otras actividades más recomendables para asegurar una buena higiene del sueño como son la lectura, la música o mantener una conversación.


NO DESAYUNAMOS TAN BIEN COMO PENSAMOS 


Asimismo, sólo un 10 por ciento de personas realiza un desayuno completo de acuerdo con los patrones de una dieta equilibrada. Éste debe incluir 3 grupos de alimentos: un lácteo (un vaso de leche, un yogur), cereales (panecillo, tostadas, cereales integrales...) y una pieza de fruta o zumo natural.


En este sentido, el 90 por ciento de los españoles no realiza un desayuno completo o no desayuna y, además, el 44 por ciento de los que desayunan no toman nada a media mañana y, por lo tanto, no ingieren ningún alimento durante unas seis horas.


Del mismo modo, el trabajo muestra que mientras que un 82 por ciento de los españoles afirma que consume la cantidad de agua adecuada, un 73 por ciento no ingiere los 8 vasos diarios recomendados. En cuanto a las excusas, se centran en afirmaciones como "no tengo sed" (39%), "me olvido de beber agua" (28%) o "me cuesta/me tengo que obligar" (19%), mientras que un 26 por ciento de los encuestados simplemente considera que ya consume una cantidad de agua suficiente.


COMEMOS PEOR DE LOS QUE CREEMOS


En otro orden de cosas, un 64 por ciento de los españoles declara que consume la cantidad de fruta diaria recomendada pero en realidad un 78 por ciento no lo hace, un 38 por ciento consume menos de las 3 raciones diarias recomendadas e incluso un 40 por ciento no consume fruta a diario. En el caso de los hombres, 1 de cada 2 no consume ni una pieza de fruta cada día.


En cuanto a las verduras y hortalizas, un 67 por ciento de los españoles declara que consume la cantidad diaria recomendada (2 raciones al día) cuando, en realidad, un 58 por ciento no come verduras u hortalizas diariamente (un 66% en el caso de los hombres). Asimismo, el 59 por ciento de los españoles afirma que consume la cantidad de legumbres semanal recomendada (2-4 raciones semanales) y un 25 por ciento que toma menos de 2 raciones a la semana.


En lo que respecta al consumo de carnes, un 54 por ciento de los españoles dice consumir la cantidad de carne roja semanal recomendada, aunque un 59 por ciento consume más cantidad de la que debería (2,52 raciones semanales). En el caso de la carne blanca, el consumo está bastante en línea con las recomendaciones, con un consumo de 4,48 raciones semanales, ligeramente superior a la cantidad recomendada (3-4 raciones a la semana).


Ahora bien, en el caso del pescado, un 65 por ciento de los entrevistados no consume o consume menos de lo recomendado, hecho especialmente significativo entre los más mayores (85%). En este punto, un 50 por ciento de los entrevistados son conscientes de que consumen menos pescado del que deberían.


EXCUSAS PARA NO ALIMENTARSE BIEN 


Por otra parte, en la mayoría de casos, las mujeres muestran mejores hábitos nutricionales que los hombres, especialmente las que tienen hijos menores de 14 años. Sin embargo, muestran peores ratios los jóvenes de 20 a 34 años, que acreditan un consumo de fruta y verdura especialmente deficiente, ya sea porque se olvidan de consumir estos alimentos o por otras razones: 1 de cada 2 dice no tomar fruta "por falta de costumbre" y 1 de cada 4 reconoce no comer verdura "porque le aburre tomarla".


En el caso de la carne roja, las principales excusas para justificar su exceso de consumo son "el sabor" (37%) y que "suele gustar a toda la familia" (31%). Respecto a la carne blanca, también destacan su sabor, su comodidad y precio, dado que un 59 por ciento de quienes consumen más carne blanca de la recomendada confiesan que lo hacen porque "gusta a todos", un 55 por ciento por su sabor, un 52 por ciento la consideran barata, un 51 por ciento porque siempre tienen en casa y un 50 por ciento porque es fácil de comer.


En el caso del pescado, los entrevistados son conscientes de que deberían incrementar el consumo de este alimento. Un 33 por ciento de ellos afirma que la principal excusa por la que no ingieren más raciones de pescado es su precio. Esta percepción es especialmente elevada (44%) entre las personas de mayor edad (55-65 años).


En lo que respecta a la actividad física, más del 40 por ciento de las mujeres entrevistadas no realiza ningún tipo de actividad física de forma regular frente a un 33 por ciento en el caso de los hombres. En general, de los que no hacen, el 36 por ciento pone como excusa que "no tiene el hábito", el 29 por ciento porque no tiene tiempo y el 20 por ciento porque utiliza el coche, la moto o el transporte público para desplazarse.


Finalmente, las principales excusas que declaramos para no disfrutar de un descanso de calidad son las siguientes: "me faltan horas" o "estrés" (39%) y la dificultad para conciliar o mantener el sueño (29%). En todas ellas, las mujeres alcanzan porcentajes superiores a los hombres. Entre semana, un 19 por ciento de las mujeres y un 37 por ciento de los hombres (49% en el fin de semana) hacen la siesta.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil