martes, 17 de octubre de 2017 04:03
Sociedad
HA DEFENDIDO A EUROPA

Francia ve en Felipe VI la "renovación" que esperaban los españoles

|


La Asamblea francesa ha brindado este miércoles una calurosa acogida al Rey Felipe VI, a quien ha permitido dirigirse a su Pleno, una deferencia que el país vecino ha tenido solo con 18 personalidades extranjeras hasta la fecha. "Usted encarna la renovación esperada por el pueblo español", le ha dicho al monarca el presidente de la Cámara, Claude Bartolone, antes de ceder la palabra a su invitado.

 

Bartolone ha elogiado la capacidad de "escucha" y el "rigor" que, a su juicio, ha demostrado Felipe VI en su primer año de reinado, en el que, ha asegurado, "ya ha convencido a los españoles" con la resolución con la que ha adaptado la Monarquía a las "exigencias" de los tiempos actuales.


La posterior intervención de Felipe VI ante la Asamblea, que ha hecho en francés, ha arrancado los aplausos de los diputados en varias ocasiones, como cuando ha lanzado un mensaje claro a los terroristas que amenazan los valores que defienden países como España y Francia.


"Digámoslo alto y fuerte a los asesinos. No nos doblegarán, no nos vencerán. No conseguirán nunca que renunciemos a lo que somos", ha afirmado el Rey, que ha subrayado que "todo terrorismo es un atentado a la libertad y los derechos fundamentales del ser humano".


En los primeros años de la Transición, Francia no cooperaba con España para impedir que su territorio continuara siendo refugio para los etarras, actitud que fue cambiando con el paso de los años. Hoy, Felipe VI ha dado las gracias a la colaboración francesa en la lucha contra ETA y ha subrayado que gracias a ese apoyo, se ha "vencido" a la banda.


El monarca ha garantizado a Francia que, ante cualquier "agresión" terrorista, España "está y estará" a su lado "para defender los valores" que les son comunes ante "aquellos que quieren destruirlo todo mediante el terror".


DEFENSA DE EUROPA


Felipe VI también ha aprovechado su intervención ante la Asamblea para hacer una cerrada defensa del proyecto europeo, precisamente en un país donde un partido eurófobo, el Frente Nacional, ha ganado terreno en los últimos años y fue la fuerza más votada en los comicios al Parlamento Europeo en mayo de 2014.


"Sin Francia, no hay Europa. Sin una Francia segura de sí misma y de sus valores, Europa y el mundo perderían una referencia fundamental", ha advertido el monarca, que ha pedido "más Francia" para recordarle al mundo que la libertad, la igualdad y la fraternidad no son valores permanentes y que es necesario ejercer la "razón crítica" como "mejor cortafuegos" frente al totalitarismo.


A pesar de la fuerte crisis que ha azotado Europa, generando muchas dudas y desesperación entre los ciudadanos, muchos de ellos jóvenes que no tienen claras perspectivas de futuro, el Rey ha pedido "no perder de vista el proyecto europeo y su vocación de servir como modelo hacia el resto del mundo". "No tenemos que acomplejarnos: "Europa es portadora de un mensaje universal que deben defender nuestros gobiernos con determinación", ha demandado.


El Rey ha vuelto a arrancar los aplausos del Hemiciclo al rendir homenaje a los militares españoles y franceses destacados en misiones de mantenimiento de la paz por todo el mundo. Y ha revelado que Francia votó a favor de que España entrase como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.


Felipe VI también se ha ganado a su auditorio al comprometer el apoyo de España en la lucha contra el cambio climático que abandera Francia como sede próxima de la Cumbre Mundial del Clima de la ONU este próximo mes de diciembre. París se ha fijado una meta ambiciosa, lograr que la comunidad internacional se comprometa a limitar el aumento de la temperatura del planeta a dos grados respecto de los niveles actuales.


El monarca ha defendido la necesidad de "estimular" a las sociedades en el respeto al medio ambiente y se ha mostrado a favor de consolidar el uso de energías limpias y el desarrollo de un modelo económico "más ecológico". "El éxito de esta empresa es capital para las generaciones futuras. España trabajará codo con codo con Francia para conseguirlo", ha prometido.


El discurso de Felipe VI ha tenido también un componente simbólico, pues fue su padre, Juan Carlos I, el primer mandatario en inaugurar en 1993 una serie de invitaciones posteriores de la Asamblea a líderes extranjeros para que se dirigieran a la Cámara, donde no hablaba un jefe de Estado extranjero desde el discurso en 1919 del estadounidense Woodrow Wilson.


Desde 1993, Francia ha tenido esta deferencia con el presidente de EEUU Bill Clinton, el rey Hassan II de Marruecos, el primer ministro británico Tony Blair, el presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, el canciller alemán Gerhard Schöder, o el secretario general de la ONU Kofi Annan, entre otros.


Antes de su visita a la Asamblea, los Reyes inauguraron en los exteriores del Ayuntamiento un jardín de rosas que llevará a partir de ahora el nombre de 'Jardín de combatientes de 'La Nueve', en honor de los republicanos españoles que liberaron París de la ocupación nazi.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil