miércoles, 13 de diciembre de 2017 17:50
Sociedad

Los atropellos a animales cuestan más de cien millones de euros al año

|


Las colisiones de vehículos contra animales salvajes representaron entre 2006 y 2012 en España un 8,9% del total de los accidentes de tráfico registrados en ese período, concretamente se produjeron 74.600 atropellos. Esto supuso un coste de 105 millones de euros al año, tal y como revela un estudio realizado por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).


La cifra engloba los costes relativos a víctimas, como el gasto de ambulancias, hospitalización, pérdida productiva o adaptaciones de viviendas. También los costes materiales, con daños de vehículos, pavimentos, gastos de policía y bomberos, y los costes de valor social calculados para cada animal muerto, aunque, según ha puntualizado el investigador del departamento de Zoología y Antropología Física de la UCM y autor principal del estudio, publicado en European Journal of Wildlife Research, Antonio Sáenz de Santa María, "hay otras partidas, como la pérdida de la diversidad genética o el cariño de los seres queridos, cuando hay víctimas humanas" que no es posible calcular.


El estudio revela que los ungulados protagonizaron el 85% de los accidentes, entre los que destacan los jabalíes y corzos, en un 79% de estos casos. Les siguen, con un 5%, carnívoros grandes y medianos como el zorro, el tejón y el lobo y, de forma más excepcional, el oso pardo y el lince. Además, el riesgo de sufrir un accidente de este tipo aumenta en las provincias del norte. En Soria, del total de siniestros anuales, el 51% se corresponde a atropellos de animales, y en Burgos la cifra alcanza el 41%, seguida de Palencia, con un 36% de los casos y Zamora, con un 35%.


Como consecuencia de estos siniestros, entre 2006 y 2012 hubo 2911 víctimas humanas, la mayor parte de ellas, 2612, heridos leves. Los lesionados graves fueron 261 y fallecieron 38 personas, lo que supone un 0,22% del total de muertes por accidentes de tráfico en ese período.


Teniendo en cuenta los datos de este estudio, los expertos proponen definir zonas de máximo riesgo para disminuir la cifra de atropellos. En su opinión, el vallado perimetral no es una buena solución, por los problemas ambientales que acarrea, pero sí lo sería detectar puntos críticos y aplicar en ellos medidas como advertencias al conductor o una reducción de la velocidad.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil