viernes, 15 de diciembre de 2017 20:48
Sociedad
DISTRAJO DINERO APROVECHANDO LA INCERTIDUMBRE POLÍTICA DE SU PAÍS

La Audiencia Nacional condena a pagar 46 millones a un jeque de Kuwait que confesó su participación en el 'caso KIO'

|


La Audiencia Nacional ha condenado a dos años de cárcel y al pago solidario de una indemnización de 46 millones de euros al jeque Fouad Khaled Jaffar, exvicepresidente del Grupo Torras y responsable de las inversiones de Kuwait Investment Office (KIO) en España, que confesó haber participado en la operación de compraventa de las empresas papeleras Icsa e Inpacsa, una de las piezas separadas del conocido como caso 'Torras'.


La Sección Primera de la Sala de lo Penal ha considerado al jeque, de nacionalidad kuwaití, autor de dos delitos continuados de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil con las circunstancias atenuantes de dilaciones indebidas, confesión y reparación del daño.


Además, le impone el pago de una multa de 6.010 euros y una indemnización, conjunta y solidaria con los demás condenados, de 46.770.761 euros, más los intereses legales contados desde el 7 de junio de 1988, cuando se negoció la operación. Por este caso, el antiguo responsable del Grupo Torras, Javier de la Rosa, fue condenado a tres años de cárcel por apropiación indebida.


La pieza del caso Icsa-Inpacsa investigaba el destino final de las plusvalías millonarias obtenidas por la venta, en 1988, de la papelera ICSA por parte del Grupo Torras, que era propiedad entonces de la kuwaití KIO, a la irlandesa Smurfit.


La operación Icsa-Inpacsa se inició en 1987, cuando Torras vendió la papelera Icsa a Inpacsa por 1.900 millones de pesetas, un precio muy inferior a su valor. Después, a partir de esta operación, Torras vendió el 45% de Inpacsa. En abril de 1988, Torras vendió Icsa a Croesus por 4.200 millones de euros. Las ganancias fueron desviadas a cuentas particulares que los procesados tenían en Suiza.


DISTRAJO DINERO APROVECHANDO LA INCERTIDUMBRE POLÍTICA DE SU PAÍS 


Los magistrados consideran probado que Khaled Jaffar estaba al frente como vicepresidente del Grupo Torras. "Lo cierto es que debido fundamentalmente al hecho de que percibió 12 millones de dólares en transferencias realizadas por diversas fuentes y cuyo origen estuvo en el préstamo a Pincinco, intervino en la decisión de distraer en beneficio propio grandes cantidades de KIO y del Grupo Torras, aprovechando la situación política y militar de su país, que impedía el establecimiento de controles, todo unido a la incertidumbre del momento sobre si algún día Kuwait recuperaría la soberanía", recoge la sentencia.


El acusado fue entregado por Reino Unido en respuesta a una petición de extradición que el Gobierno español cursó el 15 de septiembre del 2000. En el marco de estos procedimientos, el Tribunal Supremo dictó cuatro condenas contra el empresario Javier de la Rosa, por las que se le impusieron un total de 15 años de cárcel. La primera se remota a 2002 cuando el alto tribunal le condenó a un año y ocho meses por estafa al grupo Torras.


Fue también condenado por las operaciones Wardbase (cinco años de cárcel) e Icsa-Impacsa (tres años). La pena más elevada impuesta al empresario fue de siete años de cárcel en 2006 por el desvío de cerca de 450 millones de euros de Torras a través de las operaciones financieras Pincinco-Oakthorn y Quail.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil