miércoles, 18 de octubre de 2017 11:28
Portada

Las grandes empresas suben los salarios un 0,7% hasta abril, pese a aumentar sus ventas casi un 6%

|


Las grandes empresas -aquellas que facturan más de seis millones de euros al año- acumulan hasta abril un incremento medio de sus ventas cercano al 6% respecto al mismo periodo de 2014, pero este repunte de su facturación no se está traduciendo en grandes subidas salariales, pues siguen apostando por la moderación de los sueldos.


De hecho, el salario medio bruto de las grandes empresas subió una media del 0,7% en los cuatro primeros meses del año en relación al mismo periodo de 2014, hasta rondar los 2.150 euros mensuales, según datos de la Agencia Tributaria.


Este repunte medio en los salarios que perciben los trabajadores de las grandes empresas coincide prácticamente con el registrado hasta abril por la negociación colectiva. En concreto, según la estadística de convenios del Ministerio de Empleo, la subida salarial media pactada en los convenios colectivos registrados hasta abril alcanzó el 0,71%.


Tanto la variación salarial pactada en convenio como la aplicada por las grandes empresas, que se rigen por convenios colectivos propios, supera en 1,3 puntos la tasa del IPC interanual de abril (-0,6%) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).


A la luz de estas cifras, la moderación salarial parece seguir siendo una seña de identidad a la hora de abordar la política retributiva en las empresas.


El Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (AENC) para el periodo 2012-2014, que ha sido la guía de los negociadores de convenios colectivos (sindicatos y empresas) hasta hace bien poco, apostaba por salarios moderados, con subidas cercanas al 0,6%.


El nuevo pacto de convenios, que sustituye al mencionado acuerdo y que abarca el periodo 2015 y 2017, apuesta, en cambio, por subidas salariales de hasta el 1% este año y de hasta el 1,5% en 2016, al calor de la recuperación económica.


Lo cierto es que las grandes empresas venden más que antes e incluso más que antes de la crisis. El ritmo de crecimiento de su facturación (5,9% hasta abril) es, por ahora, el más elevado desde el año 2000.


Y aunque sus mayores ventas no se estén traduciendo en notables subidas salariales (el hecho de tener una inflación negativa también contribuye a la moderación de los salarios), sí parece que está teniendo reflejo en el empleo. Es decir, las grandes empresas no están aprovechando sus mayores ventas para subir salarios, pero sí para crear empleo. De hecho, sus plantillas han aumentado un 2,8% hasta abril.


Tras seis años recortando su facturación (de 2008 a 2013), las grandes empresas empezaron a registrar crecimientos en sus ventas en el otoño de 2013. Aquel año no cerraron en positivo, pero sí en 2014, cuando sus ventas se incrementaron un 2,4%.


La recuperación de los ingresos de las grandes compañías tardó unos meses en traducirse en más empleo. Tras seis años destruyendo plantilla, los puestos de trabajo en estas empresas empezaron a crecer en febrero de 2014 y desde entonces la creación de empleo se ha mantenido en positivo, con alzas superiores al 2,5% desde principios de este año, coincidiendo con el mayor impulso experimentado por las ventas.


Hasta abril de este año, la plantilla de las grandes empresas se situaba en 4.565.103 trabajadores, según la Agencia Tributaria, cifra un 2,9% superior a la de un año antes.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil