sábado, 19 de agosto de 2017 03:55
Politica

Carmena defiende que sus ediles "han cambiado" y los quiere "a todos" con ella

|


La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha defendido este lunes que hay que establecer "límites" al humor negro, del que se declara "poco amiga", para añadir a renglón seguido que sus concejales "han cambiado" y que los quiere "a todos" con ella.


"Estas personas han cambiado, tienen una actitud absolutamente institucional, son muy válidos y los quiero a todos conmigo", ha declarado en una entrevista a Europa Press después de conocerse unos tuits polémicos firmados años atrás por el concejal de Cultura, Guillermo Zapata, y el responsable del área de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto.


La regidora ha matizado que otra cosa es que ahora haya que revisar el proyecto de Cultura para ver "qué es lo que debe hacer el Ayuntamiento para hacer un proyecto que sea unitario y que no empiece generando divergencias en un tema tan discutido como es el alcance del humor negro".


A primera hora de este lunes aún no había podido hablar con Guillermo Zapata. "Primero tengo que hablar con Guillermo porque todavía no he podido hablar con calma y tengo que tener un ratito dándole vueltas al asunto, valorando muchas cosas con él y con el resto de personas del equipo. Todavía no tengo tomada ninguna decisión", ha asegurado.


Ella no sabía de la existencia de esos tuits hasta que comenzaron a dar vueltas por Internet. Esto le ha llevado a recordar lo que pensó tras la matanza en la redacción del semanario francés 'Charlie Hebdo' en relación con los límites del humor negro, asunto en el que se enmarcan los mensajes del concejal.


A Carmena le "sorprendió" que periódicos como 'El País' "se identificara inmediatamente diciendo 'yo soy Charlie Hebdo'". Ella se queda con una intervención de Peridis en la que defendía que se distanciaba de esta reacción. "Yo me sentí como Peridis. Los límites del humor negro existen y hay que procurar no hacer sufrir a las víctimas", ha remarcado.


"Soy poco amiga del humor negro aunque reconozco que la libertad de expresión es importante. Creo que hay una autolimitación que muchas veces pueden hacer los humoristas para evitar hacer daño a la sociedad. La víctima social tiene que tener mucha solidaridad", ha declarado la primera edil.


Ella, como exjueza, "por supuesto" que cree en las segundas oportunidades. "Me parece que hay que distinguir entre las actitudes que han podido tener personas que antes no estaban en las instituciones y que estaban vinculados a movimientos más crispados por falta de alternativas, que generaron algo tan hermoso como fue el 15M", ha apostillado Manuela Carmena.


"Todo eso es pasado, creo que ahora tienen otra lectura y estoy encantada de estar aquí con personas que cuando fueron jóvenes dijeron cosas con las que ahora no están de acuerdo", ha subrayado la regidora.


Ante la posibilidad de que salga algún tuit controvertido más, Carmena ha anunciado que ella defenderá que "afortunadamente esas personas han cambiado" recordando siempre el contexto, "una indignación desaforada", "con límites verbales" que a ella le pueden distanciar por su manera de ser, aunque "dio algo muy importante y extraordinario de lo que se vive ahora, que fue el 15M".


"Estas personas han cambiado, tienen una actitud absolutamente institucional. Son muy válidos y los quiero a todos conmigo", ha declarado la primera edil.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil