jueves, 17 de agosto de 2017 15:50
Politica
CONTAR CON EL ACUERDO DEFINITIVO ANTES DE QUE ACABE EL AÑO

Los 28 pactan su posición sobre nuevas normas en agricultura 'bio' y evitan aparcar las negociaciones

|


Los ministros de Agricultura de la Unión Europea han logrado este martes superar sus diferencias sobre el control y la tolerancia a restos de pesticidas que se debe permitir en los productos ecológicos, lo que permitirá a Bruselas seguir adelante con su proyecto de armonización de las normas actuales e iniciar las negociaciones entre los 28 y la Eurocámara.


El texto final suaviza muchas de las aspiraciones iniciales de la Comisión Europea, que había amenazado con retirar la propuesta si los ministros no demostraban decisión política para avanzar.


"Concluyo que hemos alcanzado una mayoría cualificada suficiente, por lo que el Consejo aprueba el enfoque general (para las negociaciones)", ha dicho el ministro de Agricultura de Letonia y presidente de turno de la UE, Janis Duklavs, tras escuchar a sus socios europeos.


El acuerdo ha sido posible después de que varios Estados miembros aceptaran respaldar el documento pese a no estar de acuerdo con todo su contenido, tal y como ha expresado, por ejemplo, la delegación francesa.


Otros países como Dinamarca, Bélgica y Bulgaria han avisado en el debate de los ministros en sesión pública que no dan su visto bueno al acuerdo.


Italia y España, por su parte, dos de los países más exigentes a la hora de rechazar la tolerancia de restos de sustancias como pesticidas en los productos ecológicos, finalmente han aceptado el texto de compromiso.


La ministra del ramo española, Isabel García-Tejerina, ha dado su visto bueno al acuerdo, pero ha expresado la necesidad de "seguir avanzando" para asegurar las "máximas garantías" al consumidor.


España impone una 'tolerancia cero' a los restos de pesticidas y otras sustancias en los productos que se comercializan como ecológicos, mientras que países como Alemania piden cierta flexibilidad para no penalizar al productor si la contaminación se produce en otra fase de la cadena.


De acuerdo a los 28, los controles sobre las producciones ecológicas deberán pasar controles anualmente, aunque los Estados miembros podrán alargar los plazos de las inspecciones hasta a un máximo de 30 meses en los casos que consideren de "bajo riesgo".


También coinciden en que se exija el cumplimiento de los mismos criterios a las importaciones de terceros países que a los productos comunitarios para ser comercializados con el sello ecológico europeo, para asegurar que compiten en pie de igualdad.


En cualquier caso, los cambios normativos deben negociarlo aún los gobiernos europeos con el Parlamento Europeo, que tampoco ha definido por el momento sus líneas rojas y que no se espera que lo haga antes del mes de septiembre.


El comisario de Agricultura, Phil Hogan, ha asegurado que la posición de los 28 ofrece un enfoque "razonable" y, al término de la reunión de ministros, ha confiado en que las negociaciones entre las instituciones empiecen lo antes posible, para poder contar con un acuerdo definitivo "antes de que acabe el año".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil