jueves, 19 de octubre de 2017 07:41
Deportes
QUERELLA INTERPUESTA POR DIS-ESPORTES

La AN investigará a Bartomeu, Rosell y Neymar por corrupción en el fichaje del brasileño

|


El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata investigará al presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu; a su antecesor en el cargo, Sandro Rosell; y al futbolista Neymar, entre otros, por un delito de corrupción entre particulares y otro de estafa en su modalidad de contrato simulado que habrían cometido en el fichaje del jugador brasileño. 


En un auto dictado este miércoles, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 admite una querella interpuesta por la empresa de representación de futbolistas DIS-Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40 por ciento de los derechos federativos del jugador, y señala que la operación para adelantar la incorporación del futbolista a la temporada 2013-2014 pudo "quebrar la libre competencia en el mercado de fichajes". 


El juez, que rechaza la declaración de los querellados en el actual momento procesal al considerar que no resulta "urgente y necesario", se dirige al Real Madrid, al Chelsea, al Bayern de Munich y al Manchester City para que "le aporten copia de las ofertas o propuestas de traspaso" que habrían realizado para hacerse con los servicios de Neymar durante su etapa en el club brasileño, entre los años 2009 y 2013.


Entre los querellados también se encuentran el Barça y el Santos como personas jurídicas, el padre del jugador, Neymar Da Silva; el presidente del club brasileño, Odilio Rodriguez; y su predecesor en el cargo,Luis Álvaro de Olieira.


"VALOR INFERIOR AL DEL MERCADO"


Rosell y Bartomeu firmaron en noviembre de 2011 un contrato con Neymar y la sociedad de su padre, N&N, por el cual el Barça se hacía con sus derechos cuando finalizara su contrato con el Santos, en 2014, con un coste de 40 millones de euros.


El jugador debía rechazar todas las ofertas que recibiera, con una cláusula por incumplimiento para todas las partes de 40 millones. En ese año se firmó, además, un contrato de préstamo de 10 millones que el Barça abonó en diciembre. Entre 2013 y 2014 se abonaron los 30 millones restantes.


El magistrado justifica la posible comisión de un delito de corrupción entre particulares argumentando que esta operación tuvo la finalidad de adquirir los derechos del futbolista "fuera de la normal competencia con el resto de clubes interesados en su fichaje por valor inferior al del mercado y sin pagar las cuantiosas cifras que otros clubes podrían estar dispuestos a pagar".


Estas operaciones, según el juez, implicaron "un incumplimiento" de las obligaciones del futbolista que"impactó decidida y decisivamente en la libre competencia y en el mercado de contratación de jugadores".


Además, recuerda que, de acuerdo la denominada Ley Pelé de Brasil, "cualquier transferencia de un deportista profesional depende de su consentimiento profesional y expreso".


SIMULACIÓN DE CONTRATOS


En relación con el delito de estafa por simulación contractual, el auto señala que la operación se fraguó al menos con dos contratos que supusieron "una simulación", pues "pretendían disfrazar lo que en realidad era el pago por la transmisión de los derechos federativos con otros conceptos que no obedecían a la realidad".


El primer contrato "simulado" habría consistido en el pago de 7,9 millones de euros por un convenio de colaboración en materia de fútbol base que habría permitido la adquisición por parte del Barça de los jugadores Víctor Andrade Santos (por el que pagó 3,2 millones), Givanildo Pulgas Da Silva (1,8 millones) y Gabriel Barbosa Almeida (2,9 millones).


El segundo contemplaba la celebración de un partido amistoso en Brasil con Neymar como jugador del Barça, que de no celebrarse, como así ha sido hasta la fecha, suponía un pago de 4,5 millones al Santos.


El juez señala que estos dos acuerdos se firmaron "prácticamente en la misma fecha que la transferencia de los derechos federativos", y que presuntamente supondrían "una simulación contractual dirigida a perjudicar a DIS", que debería haber recibido "un porcentaje" de los mismos.


DELITO COMETIDO EN BRASIL


De igual modo, justifica la competencia de la Audiencia Nacional argumentando que el delito de estafa se habría cometido fuera del territorio nacional y algunos de sus presuntos autores, en referencia a Bartomeu y Rosell, tienen la nacionalidad española.


En este sentido, señala que este "desplazamiento patrimonial" que permitió el fichaje se produjo en Brasil así como el perjuicio a la sociedad DIS, que tiene en este país su domicilio social.


El juez se apoya, en concreto, en la tesis esgrimida el pasado 22 de mayo por la Sección Tercera de la Sala de lo Penal para enviar a los juzgados de Barcelona la causa en la que se investiga el presunto fraude fiscal cometido en el fichaje de Neymar, al apuntar que en este caso el perjuicio y la disposición de fondos se produjo en Brasil.


"Es precisamente en Sao Paulo donde el Santos FC tuvo y retuvo a su disposición, ocultando a DIS su real naturaleza, las prestaciones económicas recibidas del FC Barcelona", apunta.


En el primer procedimiento por el fichaje de Neymar la Fiscalía pide que Bartomeu sea condenado a dos años y tres meses de cárcel y Rosell a siete años y medio, al tiempo que reclama que los dos mandatarios y el propio club abonen multas e indemnizaciones por responsabilidad civil que superan los 62,6 millones de euros.


De la Mata, que abrió juicio oral por el 'caso Neymar' el pasado 13 de mayo, cifró el coste del traspaso en 83,3 millones de euros, en contra de lo defendido por Rosell, que aseguró que la operación se hizo por 57,1 millones; la Fiscalía elevó el coste del traspaso a 94,8 millones de euros. 

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil