domingo, 17 de diciembre de 2017 15:03
Politica

Rajoy toma las riendas del partido, mantiene a Cospedal pero cambia a Floriano

|


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este jueves que tomará las riendas del PP, de forma que a partir de ahora presidirá las reuniones del comité de dirección. María Dolores de Cospedal seguirá al frente de la Secretaría General del PP pero introduce cambios en el organigrama de la formación, ya que solo 'salva' a Javier Arenas, que se mantiene como vicesecretario de Política Autonómica y Municipal. Por su parte, Carlos Floriano y Esteban González Pons salen de las Vicesecretarías de Organización y de Estudios y Programas, respectivamente. 


Ahora, el vicesecretario de Organización será Fernando Martínez Mailló, que es presidente de la Diputación de Zamora, presidente del PP en esta provincia Zamora y vicepresidente segundo de la Federación Española de Municipios y Provincias; mientras que el cargo de vicesecretario de Estudios y Programas recaerá ahora en Andrea Levy, que actualmente desempeña ese mismo cargo en el PP catalán.


Como se apuntaba en las quinielas, el diputado Pablo Casado -que fue portavoz del comité de campaña en las pasadas elecciones- pasará a tener una responsabilidad en la cúpula del PP como vicesecretario de Comunicación. Además, el exalcalde de Vitoria, Javier Maroto, que ha sido desbancado del Ayuntamiento por el PNV, ocupará la nueva Vicesecretaría de Sectorial (hasta ahora estaba ligada a la de Organización que ocupaba Floriano).


COSPEDAL SEGUIRÁ DE SECRETARÍA GENERAL 


El jefe del Ejecutivo ha decidido mantener a María Dolores de Cospedal al frente de la Secretaría General del PP, después de que su nombre haya estado en el punto de mira tras la debacle electoral en las municipales y autonómicas. Su intención es seguir también al frente de la oposición en Castilla-La Mancha, después de que PSOE y Podemos hayan alcanzado un acuerdo para gobernar esta región.


Otra de las personas que se mantiene en 'Génova' es el expresidente del PP andaluz Javier Arenas, un hombre de confianza de Mariano Rajoy desde hace muchos años, que seguirá al frente de la Vicesecretaría de Política Autonómica y Municipal. Además, y con el objetivo de poner al partido en 'modo electoral', Rajoy ha nombrado como director de campaña a su jefe de Gabinete en Moncloa y diputado catalán, Jorge Moragas.


Rajoy ha dado las gracias a Floriano y Pons, a los que ha agradecido su entrega en unos momentos "muy duros y exigentes", pero ha dicho que "todos" siguen juntos en responsabilides distintas. Así, ha dicho que Pons al ser portavoz en el Parlamento europeo seguirá formando parte del comité de dirección del PP, mientras que Floriano pasará a asumir una responsabilidad en la dirección del Grupo Popular en el Congreso.


RAJOY, AL FRENTE DEL PARTIDO 


El presidente del Gobierno ha asegurado que ahora tienen que "ganar las elecciones legislativas" que se celebrarán a finales de año y hacerlo "con toda la claridad". Se trata, ha proseguido, de ganar "con el margen suficiente para evitar dar marcha atrás" y por eso ha pedido a todos los cargos del PP que se dediquen "intensamente" a la labor del partido.


"Todos tenemos que salir más, hablar más, explicarnos y relacionarnos mucho más con todos los españoles, con humildad, con sensibilidad pero también con la firme defensa de nuestras convicciones", ha manifestado Rajoy ante la plana mayor de su partido en un discurso que los medios han podido escuchar en abierto.


Y en este punto, ha confirmado que él se "implicará mucho más en la vida del PP sin menoscabo de sus responsabilidades como presidente del Gobierno", presidiendo las reuniones del comité de dirección que se realizan de forma habitual cada lunes, como hace con el Consejo de Ministros. "No he podido hacerlo hasta ahora pero voy a poner todo de mi parte para estar más presente", ha exclamado.


Rajoy había presidido alguna reunión puntual del comité de dirección, pero ahora lo hará de forma habitual, lo que mejorará la coordinación entre partido y Gobierno, algo que se ha criticado en los últimos meses. Será una fórmula similar a los llamados 'maitines' que realizaba el expresidente José María Aznar en Moncloa cuando estaba al frente del Ejecutivo.


UNA CONFERENCIA POLÍTICA LOS DÍAS 11 Y 12 DE JULIO 


El presidente ha rechazado abrir ahora un proceso de congresos en toda España, pero ha admitido que habrá que "ordenar algunas cosas". Para ello, ha anunciado una Conferencia Política los días 11 y 12 de julio para dejar claro a la sociedad española cuál es el proyecto del PP para España.


"Es una ocasión para avanzar nuevas reformas que permitan crear empleo y mejorar la lucha contra la desigualdad y la exclusión social", ha dicho, al tiempo que ha señalado que ese cónclave servirá para hablar de reformas institucionales como la Ley Electoral o "nuevas medidas de calidad democrática y lucha contra la corrupción". Según ha añadido, las conclusiones de esa conferencia política serán la base del programa electoral.


LAS CAUSAS DEL RETROCESO DEL PP


El Ejecutivo ha hecho un análisis más detallado de las causas del retroceso electoral del PP en las pasadas municipales, donde el partido se dejó casi 2,5 millones de votos. Entre las principales causas ha citado la crisis económica y los casos de corrupción.


Además, se ha mostrado convencido de que el voto del PP se ha perdido "claramente" por el centro y, sobre todo, por la abstención. Eso sí, ha dicho que los resultados no pueden "extrapolarse" a las elecciones generales, si bien ofrecen "muchas pistas" que hay que tener en cuenta sobre lo que los españoles les han dicho con su voto el 24 de mayo.


Rajoy ha explicado que el escenario que dibujan los resultados de mayo es un ascenso y movilización de la izquierda, "corrección a la baja del bipartidismo", fragmentación del voto y fragmentación de las mayorías de gobierno. Según ha reconocido los resultados han sido "malos" en cuento a pérdida de votos, pero han sido "peores" en cuanto a pérdida de poder institucional al quedarse fuera de muchos gobiernos en ayuntamientos y comunidades a causa de los pactos postelectorales.


UN PRECIO "ALTÍSIMO" POR LA CORRUPCIÓN


El jefe del Ejecutivo ha admitido que han pedido "muchos esfuerzos" a los españoles, que han sido "golpeados" de alguna u otra manera por la crisis. "Creo que hemos hecho lo importante, hemos evitado el rescate, iniciado el proceso de recuperación y dado la vuelta a la situación, pero eso, hay que entenderlo, no es suficiente para quien lo pasa mal y está harto de pasarlo mal durante muchos años seguidos", ha enfatizado.


Después ha hablado de la corrupción, ya que, según ha dicho, han pagado un "precio altísimo por el comportamiento de algunos" que consideraban compañeros, en referencia a casos como el del extesorero Luis Bárcenas. Eso sí, ha admitido que con este tema también se ha hecho "mucha demagogia por parte de algunos, especialistas en juicios sumarísimos". "Y ahora son especialistas en la ley del embudo", ha resaltado.


En cualquier caso, ha admitido que la corrupción les ha hecho "muchísimo daño" y ha añadido que una de las "grandes prioridades en el futuro" dentro del PP debe ser "evitar que se vuelvan a producir esos comportamientos". Y si se producen, ha advertido, hay que actuar con "rapidez y contundencia".


Finalmente, el presidente del Gobierno ha puesto en valor la marca PP y ha dicho que su formación es la que garantiza la "estabilidad, la seguridad, la recuperación económica y la confianza en el futuro". "Ésta es la marca del PP frente a las cosas que estamos viendo estos días y que no voy a calificar", ha afirmado.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil