jueves, 17 de agosto de 2017 10:01
Economía

Los líderes de la UE celebran una cumbre decisiva sobre futuro de Grecia

|


Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona celebran este lunes una cumbre de emergencia decisiva sobre el futuro de Grecia en el euro. El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, se enfrenta al dilema final de cerrar un acuerdo con sus acreedores en materia de ajustes y reformas o dirigirse en los próximos días hacia la imposición de controles de capital, la suspensión de pagos y posiblemente la salida de Atenas del euro.


Si no se logra un acuerdo, Grecia podría verse obligada a imponer controles de capital desde el martes para frenar la creciente fuga de capitales en sus bancos, que la semana pasada superó los 4.000 millones de euros. Además, Atenas no podría hacer frente al pago de 1.500 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI) que vence el 30 de junio. Ese mismo día termina además la prórroga del rescate.


"Estamos cerca del punto en que el Gobierno griego tendrá que elegir entre aceptar lo que creo que es una buena oferta de apoyo continuado o dirigirse hacia el impago", ha avisado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que se vio obligado a convocar la cumbre extraordinaria tras el fracaso del Eurogrupo del pasado jueves.


Los acreedores exigen al Gobierno de la coalición de izquierda radical SYRIZA un plan sólido de ajustes y reformas a cambio de desbloquear el último tramo de 7.200 millones del rescate. Pero Tsipras rechaza adoptar las medidas propuestas por la troika en cuestiones como la reforma de las pensiones o la subida del IVA por considerar que perpetuarían las políticas de austeridad contra las que fue elegido. Además, exige un compromiso firme de sus socios sobre la reestructuración de la deuda griega.


El primer ministro heleno ha presentado en las últimas horas una nueva contraoferta para tratar de desbloquear las negociaciones a los máximos dirigentes de la troika: el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker; la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde; y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. También informó este domingo por teléfono de sus planes a la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande.


"La nueva propuesta griega es una buena base para avanzar", ha escrito el jefe de gabinete de Juncker, Martin Selmayr, en su cuenta de Twitter. Es la primera vez en semanas que los planes del Gobierno de Syriza reciben una valoración positiva de la troika.


Tsipras se reunirá este lunes a las 11:00 horas en Bruselas -antes de la cumbre de la eurozona y del Eurogrupo previo- con Juncker, Lagarde, Draghi y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, según ha confirmado la Comisión. La reunión del Eurogrupo empieza a las 12:30 y la cumbre está prevista para las 19:00 horas. También se ha programado un encuentro del BCE para discutir la línea de liquidez de emergencia a la banca griega.


Con la convocatoria de la cumbre extraordinaria de la eurozona, Tsipras ha logrado uno de sus objetivos, que las discusiones sobre el rescate griego se trasladen al máximo nivel político en lugar de estar en manos de los técnicos de la troika. El objetivo de la reunión es precisamente crear las condiciones para que Grecia acepte las propuestas de los acreedores. "Debemos evitar cualquier ilusión de que habrá una solución mágica a nivel de los líderes", ha avisado Tusk, que ha dejado claro que la decisión final deberá volver al Eurogrupo.


Si finalmente el acuerdo no es posible, los líderes europeos deberán enviar ya este lunes la señal de que serán capaces de gestionar la suspensión de pagos de Atenas, según las fuentes consultadas.


El acuerdo se ve dificultado por el intercambio de acusaciones entre Grecia y sus socios durante los últimos días y la pérdida total de confianza del Eurogrupo hacia Atenas. Tsipras ha acusado al FMI de "responsabilidad criminal" en la crisis helena y a la troika de tratar de humillar a los griegos. Por su parte, Juncker ha denunciado que el primer ministro heleno tergiversa sus propuestas y Lagarde ha pedido a la delegación griega que se comporte como "adultos".


Además, en el Eurogrupo del pasado jueves, los ministros de Finanzas empezaron a hablar por primera vez abiertamente de una salida de Grecia del euro y descartaron cualquier contagio al resto de la eurozona. El irlandés Michael Noonan confirmó que el BCE está asesorando a los Estados miembros sobre cómo gestionar el impacto de un 'Grexit'. ""Son uno de nuestros socios y nuestro mayor deseo es mantenerles en la eurozona. Dicho esto, si al final ello no es posible, estamos preparados para todas las posibilidades", dijo el presidente del Eurogrupo.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil