domingo, 20 de agosto de 2017 07:50
Economía
UNA SOLUCIÓN QUE FUNCIONE

Rajoy advierte a Grecia de que "tensar demasiado la cuerda acaba perjudicando al propio país"

|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido la solidaridad de los países europeos con Grecia para superar sus problemas, pero ha advertido al Gobierno griego de que "tensar demasiado la cuerda acaba perjudicando al propio país".


Rajoy defendió que la cumbre de esta tarde en Bruselas entre los presidentes de gobierno y jefes de estado de la Unión Europea es "muy importante" y remarcó de que no llegar a un acuerdo, "sería muy malo para el pueblo griego".


"Voy a ir a esa reunión con espíritu constructivo, pero algunos gobiernos deberían ser conscientes de que tensar demasiado la cuerda acaba perjudicando al propio país", afirmó Rajoy en una rueda de prensa junto con el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho.


El presidente español incidió en que el retraso en las negociaciones está perjudicando sobre todo al pueblo griego, ya que la economía helena volvió a contraerse en el primer trimestre de 2015 y su previsión de crecimiento para este año ha pasado desde el 3% que se estimaba el año pasado al 0,5%.


En este sentido, incidió en que esta situación "está haciendo mucho daño" a los propios ciudadanos griegos y está afectando a la recaudación de la administración tributaria, al desempleo y, por lo tanto, "a la vida de la gente".


Asimismo, recalcó que España "ha sido, es y será solidaria con Grecia" y todos los países quieren un acuerdo "y a la mayor celeridad posible". Sin embargo, incidió en que, como en cualquier otro asunto, además de diálogo, es necesario el "cumplimiento de las reglas y los compromisos".


Rajoy recordó que a Grecia se le ha prestado dinero equivalente al 100% de su Producto Interior Bruto (PIB) y las condiciones del préstamo son muy favorables. "Es exactamente lo mismo que si a España se le hubieran prestado 900.000 millones de euros", apuntó.


En este contexto, agregó que los líderes europeos van a intentar llegar a un acuerdo sobre el programa de rescate de Grecia, así como "defender la sensatez, el sentido común, la lógica, la razón y los intereses generales de los ciudadanos de Grecia y de todos los europeos".


SIN MIEDO AL CONTAGIO


Por otro lado, el presidente español afirmó que no tiene "ningún miedo" a un posible contagio derivado de una hipotética salida de Grecia de la zona euro, ya que, aunque persisten aún las secuelas de la crisis, "España no está en la situación del año 2012".


Rajoy recordó que tras aquella "situación dramática" con la prima de riesgo en máximos históricos, España tuvo que hacer "un esfuerzo", aunque incidió en que nunca llegó a estar en la situación en la que se encuentra Grecia.


En este sentido, defendió que su Gobierno llevó a cabo una política que era "buena para España", ya que no se puede vivir con un déficit del 9% y eran necesarias reformas estructurales, que han permitido que este año España vaya a crecer por encima de 3% y se vayan a crear 600.000 empleos.


Así, añadió que el reto en Grecia es el mismo que tenían Portugal, España y el resto de países, "necesita crecimiento y creación de empleo para no estar constantemente dependiendo de los demás".


UNA SOLUCIÓN QUE FUNCIONE


Por su parte, el primer ministro portugués coincidió con Rajoy en la necesidad de llegar a una solución que funcione tanto para Grecia como para el conjunto de la eurozona y recordó que el país heleno ha tenido "dificultad" para honrar algunos de los compromisos que ha realizado.


Passos Coelho descartó que exista por parte de ningún miembro de la eurozona un impedimento para llegar a un entendimiento con Grecia y defendió que las instituciones están abiertas para encontrar esas soluciones que deben respetar tanto la voluntad del pueblo griego como las reglas europeas.


Asimismo, insistió en que otros países de la eurozona como España, Irlanda o Portugal han hecho su trabajo estos últimos años y han conseguido transformar sus economías con el apoyo de sus socios europeos. Así, afirmó que la "responsabilidad nacional" también es responsable de que Europa esté ahora mejor.


De hecho, apuntó que si las cosas no hubieran salido bien en Irlanda y Portugal o la economía no hubiera mejorado en esos países y en España, "aunque con un alto coste político", estarían discutiendo los problemas de Grecia "con más ansiedad y tensión".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil