jueves, 17 de agosto de 2017 23:34
Opinión

A VER, PABLO, ¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE IU E ICV?

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Pelotazo de los colegas de El Periódico de Catalunya, que ayer sacaba una encuesta en la que aparecía como segunda fuerza política en Catalunya en Comú, que sin estar constituida como tal, rozaba la mayoría de la lista del President, que tampoco existe. Un duelo hipotético que tuvo su continuidad en Badalona con el mítin de Pablo Iglesias que, tras calentar al personal con sus declaraciones del día anterior a dos diarios digitales, anunciaba en el baño público de seguidores que se dio su intención de propiciar una alianza que acabe con el poder de Convergència en Catalunya y gane las elecciones plebiscitarias del 27S, revolucionándolo todo y enviando al retiro político a quien ha conseguido desunir incluso a su propio socio político de los últimos 23 años, o sea: a Artur Mas i Gavarró.


Ni qué decir tiene que a la formación del “dúo de la alegría” Dolors Camats y Joan Herrera con la propuesta del líder de Podemos se les ha aparecido el Espíritu Santo vestido de President, porque de un PSUC al que muchos venerábamos, han pasado en la actualidad a ser con el PSC la desdicha de la izquierda catalana, ya que sus militantes, de uno y de otro partido, han ido engrosando progresivamente las distintas formaciones emergentes e, incluso, abrazando el independentismo que guardaban en el fondo de su doble alma partidaria, de tal manera que a los antiguos socialistas y comunistas republicanos no los conoce ya ni la madre que los parió u “o pai que os fixo”, que dirían en mi Galicia natal.


Hasta aquí, todo fácil de entender para este periodista que, sin embargo, sí tiene muchas dudas cuando Don Pablo analiza la caducidad, tristeza o lo que sea del discurso de los dirigentes de Izquierda Unida cargando sobre ellos con incomprensible dureza, inconcebible en un dirigente de izquierdas o de lo que él suponga que es la ideología de su movimiento político, y en cambio, trata con guante de seda a los dirigentes de Inicitiva-Els Verds, como si para éstos tuviera otra vara de medir que le condujera irresistiblemente hacia un pacto sin condiciones para así poder escalar a través de ellos un muro político y geográfico que, por si solo, sabe que tiene para los suyos una cumbre inalcanzable, sobre todo, con la banda de intolerantes que ha colocado al frente de la formación en la tierra del poeta Martí i Pol. Por eso, me pregunto y le pregunto al hechicero de la tribu de Podemos sin esperanza de respuesta: Pablo, ¿qué diferencia hay entre los dirigentes de Izquierda Unida y los de Iniciativa-Els Verds que solo ves tú?.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil