lunes, 23 de octubre de 2017 18:52
Sociedad

Un decapitado y dos heridos en un presunto ataque islamista en el este de Francia

|



Al menos una persona ha sido decapitada y varias han resultado heridas en un presunto atentado islamista perpetrado en una fábrica al norte de Francia. En el lugar de los hechos, una fábrica de gas cerca de Grenoble, ha sido hallada una bandera islamista, que pertenecería al atacante.


Encuentran el cuerpo de un hombre decapitado en la localidad de à Saint-Quentin-Fallavier cerca de Grenoble, en el sureste de Francia, tras una fuerte explosión en una fábrica de productos químicos. Según los medios franceses, junto al cadáver se encontró una bandera islamista. Según las primeras informaciones, un vehículo habría entrado en la empresa Air Products poco antes de las 10 de la mañana y habría hecho estallar varias bombonas de gas. El atentado ha provocado dos heridos leves dentro de la empresa.


Uno de los presuntos asaltantes, según varios medios franceses, habría sido arrestado tras el atentado. El hombre, de unos 30 años, está siendo interrogado por la policía. Durante el interrogatorio, el detenido se habría acogido a su derecho a permanecer en silencio, aunque las autoridades están comprobando la identidad facilitada por el hombre. Por el momento, la fiscalía francesa ha anunciado en un comunicado que el considera el asalto como un ataque terrorista, y la sección antiterrorista ha abierto una investigaciójn por "asesinato y tentativas de asesinato en banda organizada y en relación con un acto terrorista".


El supuesto ataque yihadista ha tenido lugar en una planta de la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, entre Lyon y Grenoble. Las primeras informaciones apuntan a que dos individuos irrumpieron en la fábrica Air Products, empresa norteamericana, en una camioneta con una bandera aparentemente del Estado Islámico e hicieron explotar unas bombonas de gas alrededor de las 10.00 horas, provocando una gran explosión. Al menos dos personas resultaron heridas en la deflagración.


Las autoridades han confirmado que se encontró un cuerpo decapitado junto con una bandera con inscripciones islamistas. Forenses de la gendarmería de Grenoble tratan ahora de identificar a la víctima, ya que no se trata de un empleado de la fábrica. La cabeza apareció enganchada en una verja a varias decenas de metros del cuerpo y tenía inscripciones en árabe, según France 24H. Una fuente policial, según Le Monde, habla de "puesta en escena macabra".


La confusión durante las primeras horas tras el atentado islamista se ha hecho palpable en los medios de todo el mundo. El diario local Le Dauphiné Libéré destaca que las autoridades estarían buscando a un hombre que antes del atentado había merodeado en coche por los alrededores de la fábrica. El detenido, según este medio, sería alguien a quien la Dirección General de Seguridad Interior de Francia ya seguía la pista desde hacía tiempo. Le Monde, por su parte, especula sobre la posibilidad de que el segundo asaltante, del que aún no se tiene conocimiento, podría ser uno de los heridos en la explosión de las bombonas de gas.


La fábrica en la que se ha producido el ataque se halla en una zona de alta seguridad, ya que en ella se encuentran empresas que manipulan productos de riesgo. Por el momento, las autoridades han reforzado la vigilancia en Lyon ante el riesgo de posibles nuevos atentados.


El presidente de la República, François Hollande, ha abandonado la cumbre de Bruselas y se dirige a territorio francés para afrontar la situación generada por el tercer atentado islamista en los últimos tres años.


El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, ha llegado al lugar de los hechos, junto con técnicos en identificaciones criminales de la Gendarmería de Grenoble. Fuentes de la Dirección General de Seguridad Interior dicen que, en las últimas semanas, "todas las alarmas estaban en rojo ante un atentado de este tipo". Según Frederic Gehin, director de los servicios municipales, los niños continúan con sus actividades normales a pesar de que en un primer momento se quiso confinarlos en las escuelas. La policía ha dicho que no había riesgo.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil