martes, 17 de octubre de 2017 15:19
Sociedad

Atentados terroristas en Francia, Túnez y Kuwait

|

ataque terrorista


Tres ataques terroristas han sacudido este viernes Túnez, Francia y Kuwait. En Túnez, al menos 37 personas han muerto y otras 36 han resultado heridas en el ataque contra el hotel Imperial Marhaba, de la cadena española RIU, en la localidad de Port El Kantaui, junto a la turística ciudad de Susa, según ha informado el portavoz del Ministerio del Interior, Mohamed Ali Larui. 


Según ha precisado, el terrorista llegó hasta el lugar a bordo de una embarcación en la que llevaba escondido un fusil de asalto 'Kalashanikov' en una sombrilla, según ha informado el secretario de Estado de Interior, Rafik Chelly. Según la emisoraMosaique FM, entre las víctimas mortales habría turistas de nacionalidad alemana, británica y belga.


"El autor del ataque ha sido abatido durante un tiroteo con las fuerzas de seguridad", ha informado, en declaraciones a la agencia oficial TAP. Rafik Chelly ha indicado a Mosaique FM que es un estudiante originario de Kairuan, sin antecendentes. 


Un segundo sospechoso en el atentado contra un hotel en Túnez, ha sido detenido por las fuerzas de seguridad, según informan los medios locales. El sospechoso ha sido detenido cerca de la entrada a la autovía A1 en Susa. 


Todavía no se puede facilitar un balance oficial porque la operación aún está en curso.


UNA PERSONA DECAPITADA EN UN PRESUNTO ATAQUE ISLAMISTA EN EL ESTE DE FRANCIA 


Una persona ha muerto decapitada y dos más han resultado heridas a consecuencia de un presunto atentado islamista cometido por dos personas contra una fábrica química del departamento de Isère, en el este del país. Uno de los presuntos autores ha sido detenido.


La persona decapitada ha sido identificada como el gerente de una sociedad de transportes que había acudido al lugar para realizar una entrega, ha informado el periódico 'Le Dauphiné Libéré'. Éste, además era el jefe del presunto atacante, Yassin Salhi, según ha informado a Reuters una fuente cercana a la investigación. 


La primera hipótesis apunta a que los dos habrían ido juntos hasta la fábrica para hacer una entrega y Salhi habría aprovechado la ocasión para matar y decapitar a su jefe ensartando su cabeza en una de las vallas del complejo industrial antes de empotrar su vehículo.


Yassin Salhi, detenido por el ataque, estuvo sometido a vigilancia por parte de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) del Ministerio del Interior galo en 2013 y 2014, que le catalogó como un "musulmán radical", ha informado la cadena de televisión local RTL. 


El documento de los agentes también ponía de manifiesto que Salhi experimentó un cambio "brutal", perdiendo peso de manera notable y afeitándose la barba. Tras estas anotaciones, se decidió incluir a Salhi en la lista de vigilancia, pero posteriormente no se decretó una "verdadera vigilancia reforzada", según señala RTL. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha confirmado que fue fichado en 2006 por posible "radicalización".


El suceso ha tenido lugar en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, cerca de Grenoble, donde los dos hombres habrían irrumpido en la fábrica a bordo de una camioneta. Posteriormente, se ha producido en el interior una fuerte explosión, atribuida por los medios franceses a bombonas de gas.

"A las 9.30 oímos una deflagración enorme, tuve miedo", ha contado la responsable de un hotel situada a unos cien metros. "Pensé en que había pasado algo en una fábrica de productos químicos, jamás me habría imaginado un atentado", ha contado esta mujer al periódico 'Le Figaro'.


Los medios locales han asegurado que al menos uno de los autores dijo ser miembro del grupo terrorista Estado Islámico al entrar en la fábrica, donde también se habrían exhibido banderas yihadistas. Junto a la cabeza, había una inscripción en árabe, en el marco de una escena tachada de "macabra" por una fuente policial citada por 'Le Monde'.


A pesar de este posible trasfondo islamista, fuentes del Ministerio del Interior citadas por 'Libération' han asegurado que el Gobierno de Francia no tiene ningún elemento que reafirme la autoría de Estado Islámico.


AUMENTA A 25 MUERTOS Y 200 HERIDOS EL BALANCE DE VÍCTIMAS POR EL ATENTADO ISLAMISTA CONTRA UNA MEZQUITA EN KUWAIT


Al menos 25 personas han muerto y otras 202 han resultado heridas como consecuencia del atentado contra una mezquita chií en la ciudad de Kuwait, según el último balance ofrecido por el Ministerio del Interior.


Un testigo ha indicado que el atentado ha sido obra de un suicida y que en el interior de la mezquita Al Sadeq había unas 2.000 personas cuando se ha producido la explosión.

Según el diputado Jalil al Salih, los fieles estaban arrodillados para rezar cuando se ha producido una fuerte explosión, que ha provocado daños en el techo y las paredes. El testigo ha precisado que el suicida tenía aparentemente unos 30 años. 


El atentado ha sido reivindicado por Estado Islámico. El primer ministro, jeque Jaber al Mubarak al Sabá, ha denunciado que el atentado es un ataque contra la "unidad nacional".


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil