viernes, 18 de agosto de 2017 05:07
Politica
COMPROMISO POR C-LM

García-Page dice que el pacto con Podemos tiene "permanencia"

|


El candidato socialista a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dicho que el acuerdo suscrito con Podemos y que va a favorecer su investidura como presidente regional, tiene "permanencia",mientras que el líder de la formación morada en la región, José García Molina, ha defendido que este acuerdo de investidura "no solo tiene horizonte de deseabilidad, sino de posibilidad". 


De este modo se han pronunciado tanto García-Page como Molina, después de firmar en las Cortes, ante notario, el acuerdo suscrito entre ambas formaciones, que posibilitará que el candidato socialista alcance la Presidencia de Castilla-La Mancha.


García-Page ha dicho que este acuerdo tiene "permanencia" por el deseo y la necesidad que comparten ambos partidos de cambiar el modo de hacer política en la región y sobre todo de atender la situación de "crisis social" que afecta a muchos castellano-manchegos.


Ha insistido en que el suscrito este 29 de junio es un pacto de permanencia, no solo para que muchas de las iniciativas que plantea su Gobierno en minoría sean bloqueadas, sino porque ambas formaciones comparten una "base sustancial", aunque habrá cuestiones en las que no será fácil entenderse.


García-Page, que este martes se enfrenta al Debate de Investidura, ha agradecido la actitud "responsable" de los dirigentes de Podemos de la región que no han hecho "filibusterismo político, ni han hablado de reparto de sillones", sino que han entendido la necesidad de actuar ante la "grave" situación de muchos ciudadanos de la región.


Por ello, ha dicho que esta legislatura espera hablar con "franqueza" y a "la cara" cuando se vea en situación de cambiar de criterio o decisión. "La palabra clave es cumplir, cuando se hace eso no hay espacio para la corrupción", ha añadido.


Ha destacado que "el empleo con dignidad" es la "columna vertebral" del acuerdo y que abre un tiempo de diálogo con todos los agentes sociales y colectivos de la región, y también con el PP, "al menos lo que quede de él en esta legislatura".


Dicho esto, ha lamentado que los 'populares' "no se hayan puesto ni a tiro para debatir" y que se enfrente a su Debate de Investidura "sin haber sido recibido por la presidenta en funciones", algo, ha defendido, que se corregirá cuando él llegue al Gobierno de la región.


Y es que ha insistido en que este documento va "más allá de las formas, no tiene nada de hueco", aunque ha advertido de que algunos -en alusión al PP- usarán "tanto la forma como la foto de hoy para fabricar lo que han hecho toda la vida, miedo y eslóganes", actitud que les ha llevado a perder, a su juicio, el Gobierno de la región.


En cuanto a las críticas del PP, que le acusan de pactar con radicales, el candidato socialista a presidir la Junta ha advertido que, con el PP, la próxima legislatura "no va a ser dialéctica de pim, pam, pum porque tiene insultadores oficiales" y precisamente no son ellos los que pueden hablar de moderación.


COMPROMISO POR C-LM


Por su parte, García Molina ha defendido estar "contento" porque este "es un día señalado", no solo por la "formalidad" que implica haber rubricado este acuerdo ante notario, sino porque supone un compromiso sobre el que se piensa el presente y el futuro de Castilla-La Mancha como región, no como "un conjunto de ínsulas".


Es por ello que ha asegurado que su formación "se toma lo suficientemente en serio" este acto, que es el principio de un tiempo nuevo de entender y hacer política, porque él ha dado su palabra y no le gusta empeñar una palabra que no puede cumplir.


Preguntando sobre futuros desacuerdos, Molina ha dicho que en la política como en el amor y otros aspectos de la vida no siempre todo es posible, pero el pacto de investidura no solo tiene horizonte de deseabilidad sino de posibilidad y por ello las dificultades "serán sorteables si hay voluntad política".


"Uno quisiera que las cosas cambiaran siempre mucho más rápido, que la otra persona se enamore de uno mucho más rápido, pero las cosas tardan y llegan cuando tienen que llegar", ha dicho García Molina, que ha admitido que "habrá desencuentros porque si no va a ser muy aburrido".


"A Emiliano y a mí nos dan las gracias y nos piden que no teatralicemos continuamente un espectáculo", ha dicho el también vicepresidente primero de las Cortes, que ha reconocido que en lo que resta de legislatura "a veces no van a hacer cosas pensadas desde su partido", aunque eso no implicará que den "bandazos".


Por su parte, sobre esos futuros desencuentros, García-Page ha defendido que el acuerdo no es un techo, "es un suelo sobre el que cimentar un camino y avanzar más acuerdos que surgirán de la nueva situación política, y no repetir fórmulas vividas".


En cuanto a los cambios de urgencia, García Molina cree que "habrá que explicar qué cosas se pueden cambiar sin dinero y en el minuto uno y qué otras cosas requieren más tiempo", mientras que García-Page ha afirmado ser "consciente" de que una de las claves de este pacto va estar en gestionar la "ansiedad" de las personas.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil