domingo, 20 de agosto de 2017 13:48
Opinión

LOS REFUGIADOS SON PERSONAS, NO NÚMEROS

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Llevamos ya demasiados días viendo como cada telediario nos muestra imágenes de los miles y miles de refugiados en diversos países de Europa que huyen de sus países como consecuencia de los conflictos bélicos que allí hay. Las imágenes de niños durmiendo en el suelo, mujeres embarazadas, jóvenes o padres de familia que buscan una vida mejor para sus familias son rompedoras. Mientras los distintos estados de la unión buscan “soluciones” que no terminan de llegar. Es una catástrofe de grandes dimensiones, porque estamos hablando de personas, de familias enteras que tenían sus vidas en sus países: trabajo, casa, escuelas y sin ellos buscarlo, lo han tenido que dejar todo con el único fin, como decía más de uno de ellos, vivir.


Mientras los políticos buscan soluciones, hemos podido ver la solidaridad de personas individuales, o grupos que les llevan comida, ropa y otros productos de primera necesidad. La sociedad no puede quedarse quieta ante lo que se está viendo, la solidaridad es la fuerza de los débiles y la mala conciencia de los gobernantes. En situaciones como esta es necesario unir esfuerzos de uno en uno para impedir que las personas que están sufriendo puedan mejorar su situación y tener esa vida mejor a la que aspiran y tienen derecho. Cuando sus gobernantes no han sabido defenderlos, el resto de ciudadanos deben hacer todo lo posible para ayudarlos. Alguien dijo que un grano de arena no era nada, pero sumados todos los granos, hacen una playa. El esfuerzo individual o colectivo es suficiente para lograr devolverles su dignidad y sus derechos a unas personas que han sufrido y siguen sufriendo los efectos de una guerra de intereses en la que se han visto involucrados sin pedirles opinión.


La acogida de estas personas debe ser prioritaria para los dirigentes de la Unión Europea y los países deben acoger a estos refugiados y ayudarles porque no son un número, son personas cuyos derechos han sido arrebatados por la fuerza. Es un tema que no puede esperar, la solución está en las manos de todos, cada uno desde su responsabilidad, pero nadie, en estos momentos está exento de ella. Todos debemos ayudar, cada uno desde su lugar, pero tenemos esa responsabilidad y que la solidaridad sea algo más que una frase hecha.


Como decía Homero: Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga”.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil