sábado, 19 de agosto de 2017 05:44
Sociedad

La coexistencia de diabetes e insuficiencia cardiaca crónica aumenta en un 22% el riesgo de mortalidad

|


Las personas que padecen insuficiencia cardiaca crónica y diabetes tienen un 22 por ciento más de riesgo de mortalidad por insuficiencia cardiaca, según un estudio español realizado con la colaboración de la Red Española de Insuficiencia Cardiaca.


La investigación, presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés) 2015, celebrado en Londres (Reino Unido), ha revelado que las personas con diabetes e insuficiencia cardiaca también presentan un incremento del 47 por ciento en el riesgo de mortalidad por otras causas cardiacas y un 40 por ciento más de mortalidad por otros motivos.


El presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y participante en el estudio, el doctor José Ramón González-Juanatey, ha afirmado que "la coexistencia de diabetes e insuficiencia cardiaca es muy frecuente en pacientes ambulatorios, e identifica a un subgrupo con un pronóstico desfavorable a largo plazo en los que habría que evitar fármacos que pueden empeorar la insuficiencia cardiaca, como las glitazonas".


El estudio se llevó a cabo con la participación de más de 2.000 pacientes ambulatorios que presentaban una insuficiencia cardiaca crónica en 18 hospitales terciarios que forman parte de la Red Española de Insuficiencia Cardiaca. Los resultados revelaron que el 42 por ciento de los participantes también presentaba diabetes, y que la coexistencia de ambas patologías es independiente de la edad, los factores de riesgo cardiaco, la anemia, la enfermedad arterial periférica o un historial previo de infartos.


Durante estas jornadas también se ha presentado una investigación que podría dar lugar a un nuevo marcador para el diagnóstico y pronóstico de la insuficiencia cardiaca, la neprilisina soluble, según un estudio del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.


Los niveles plasmáticos de neprilisina soluble muestran una buena correlación con el pronóstico de pacientes con insuficiencia cardiaca y tiene una eficacia similar a la de los péptidos natriuréticos, el marcador más utilizado en la actualidad para el diagnóstico de esta patología.


"La neprilisina podría ser un nuevo marcador útil para el diagnóstico de la insuficiencia cardiaca, así como para establecer el pronóstico de los pacientes. Además, debido a la aparición de fármacos que inhiben esta enzima, se presenta como una diana de eficacia terapéutica", ha afirmado González-Juanatey.


Una consulta específica post-alta de insuficiencia cardiaca podría reducir en un 40 por ciento la readmisión hospitalaria en la población anciana que ha sufrido una insuficiencia cardiaca, al menos en los primeros 30 días, según un estudio del Hospital Germans Trias i Pujol presentado también en el congreso.


Para realizar la investigación, se analizaron los datos de una consulta especializada en la que la edad media de los pacientes fue de 81,5 años. El riesgo medio de reingreso, según la escala CORE HF, fue de 26,3 por ciento y se produjo una reducción relativa del 38 por ciento de readmisiones a los 30 días.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil