miércoles, 23 de agosto de 2017 21:24
27S
PIDE RESPETO POR JUNTS PEL SÍ

Mas asegura que no se esconde y niega financiación irregular y responsabiliza a Jorge Fernández del registro

|


Artur Mas


El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha justificado este miércoles su petición de comparecer ante la Diputación Permanente, con el fin de explicar el avance electoral del 27S, para demostrar que no se esconde, como se le reprochaba desde la oposición, y da la cara. Además, ha negado que CDC se haya financiado irregularmente y ha señalado al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, como el responsable de los registros policiales. 


"Como mi voluntad nunca ha sido esconderme, y siempre he querido dar la cara en cualquier lugar y circunstancia, la manera de hacer entender que el presidente no se esconde, tampoco ahora, es tomar parte y solicitar la comparecencia donde un presidente debe estar: en el Parlament", ha recalcado al inicio de su intervención.


También ha recordado que en 2013 ya defendió su voluntad de intentar el diálogo y el acuerdo con el Gobierno para que los catalanes pudieran pronunciarse sobre su futuro, pero que si el intento fracasaba utilizaría todos los instrumentos legales a su alcance para facilitarlo, incluso la convocatoria de elecciones.


Pese a admitir que no es el escenario que deseaba ni el mejor, ha recordado que manifestó su disposición a llegar hasta este punto como "último recurso" si se pretendía silenciar la voz e impedir el voto de los catalanes.


"Nadie podrá decir que esto ha sido fruto de la improvisación", ha defendido el presidente de la Generalitat.


NIEGA FINANCIACIÓN IRREGULAR

En la misma comparecencia también ha argumentado que fue la Guardia Civil quien hizo el registro y que ésta depende el Ministerio del Interior, "que no pasa por ser un ministerio que se caracterice por un actuación ejemplar y por las buenas prácticas".

Mas no cree "en las casualidades", por lo que atribuye el registro a una maniobra de los poderes del Estado para atacar a CDC a las puertas de la campaña electoral y en el mismo día en que la candidatura soberanista Junts pel sí organizaba un gran acto político en Barcelona.


"A estas alturas de la película ya no creo en según qué casualidades. Durante mi trayectoria política he visto cosas de gran impacto que al final acaban en nada. He visto más de una, de dos, de tres, de cuatro y de cinco", ha advertido.


Mas ha acusado a los poderes del Estado de filtrar los registros el día antes de producirse, para crear un gran espectáculo mediático, y ha dicho que lo sabe porque desde alguno de estos medios se avisó a dirigentes de CDC de que se iba producir la operación policial.


También ha cargado contra los agentes de la Guardia Civil porque estuvieron cinco horas en la sede de CDC sin hacer nada, y a su juicio fue "para alargar el espectáculo mediático" tanto como fuera posible, ya que a las puertas de la sede había muchas cámaras de televisión.


Ha criticado que se filtren a la prensa documentos protegidos por el secreto de sumario, y asegura que esto pone en cuestión la salud de la democracia española: "¿Esto es el Estado de derecho que proclaman cada día? ¿Es un Estado de derecho que no protege los derechos fundamentales?".


Mas, que no ha citado explícitamente al ministro Jorge Fernández, ha concluido que toda la operación policial del viernes fue para obtener un "rédito electoral" y no para perseguir la verdad.


Mas ha defendido que las aportaciones a la fundación CatDem de Teyco -la empresa investigada- fueron legales, y que, tanto en 2009 -año que se investiga- como en el resto de ejercicios, estas aportaciones nada tuvieron que ver con "el 3%", sino que fueron inferiores.


El presidente ha dicho que en 2009 gobernaba el tripartito y no CiU, además de que la mayoría de contratos municipales que obtuvo la constructora no fueron de consistorios nacionalistas, lo que, según él, demuestra que no se financió ilegalmente a CDC.


También ha dicho que el 'Plan Zapatero' para impulsar la obra pública y hacer frente a los primeros estragos de la crisis no daba margen a las administraciones para elegir las empresas -se debía adjudicar al licitador que ofrecía el precio más bajo-, por lo que no había margen para "discrecionalidades", es decir, para presuntas malas prácticas.


Mas ha situado la Generalitat como un referente en "transparencia y buenas prácticas", y ha enumerado algunas iniciativas que se han impulsado bajo su mandato como la ley de transparencia, la web sobre el mismo tema y la creación de la oficina que supervisa la contratación de obra pública de los departamentos del gobierno catalán.


También ha esgrimido que Transparencia Internacional situaba en 2012 a la Generalitat en el puesto 12 sobre 17 de entre las comunidades más transparentes, y en estos momentos la sitúa en primer lugar.


PIDE RESPETO POR JUNTS PEL SÍ Y REFUERZA EL CARÁCTER PLEBISCITARIO 


El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha reclamado también respeto por la candidatura Junts pel sí -de la que forma parte CDC- y cree que ésta refuerza el carácter plebiscitario de las elecciones catalanas del 27S. Ha advertido de que en el recuento que se haga la noche de las elecciones se contarán los diputados del 'sí' y del 'no' a la independencia: "Tanto en el 'sí' como en el 'no' habrá matices, acentos y gente diferente, pero esa noche en Catalunya se contarán los diputados del 'sí' y los del 'no'. 


"Esto es lo que da un carácter diferente al 27S""Entiendo que a algunos no les guste, pero esto no significa que no forme parte de la realidad. Miren cómo se ve la convocatoria desde los poderes del Estado" y cómo se observa también desde la UE y mas allá, ha añadido. 


Para Mas, si la unidad, la suma y el entendimiento entre personas es un valor, también para la oposición, ha pedido que lo apliquen en el caso de la candidatura de Junts pel sí y de cara a las elecciones en general.


A su juicio, tendría que ser un mensaje potente que gente tan diferente se agrupe puntualmente en una lista en pro de una "operación sin precedentes y que, probablemente, no tendrá ni un solo ejemplo de futuro en el mismo sentido".


Según el presidente de la Generalitat, los catalanes están ante unas elecciones que tienen un carácter excepcional tres haberlo intentado todo con el Gobierno central: "Estamos pues en este escenario del último recurso".


Así, ha constatado que el Ejecutivo central sabía de sus intenciones, por lo que no se le puede acusar de improvisar, pese a admitir que no es el escenario que deseaba pese a que ha tenido que recurrir al avance electoral porque se ha negado "del derecho y del revés" el ejercicio del derecho a decidir a los catalanes.


En su opinión, Catalunya ya apostó por los consensos en 1978 pensando en la democratización y europeización del conjunto de España pero, 35 años después, ha vivido diversos episodios que le han llevado a escoger un nuevo camino, como el hecho de que el TC "cepillara" un Estatut que ya fue objeto de rebajas importantes anteriormente.


"Todos los caminos que hemos intentado han chocado contra el muro granítico del Estado", ha expuesto Mas, tras repasar también el rechazo del Gobierno del PP a hablar del pacto fiscal, a traspasar a Catalunya la competencia para organizar referéndums, que se tumbara la ley catalana de consultas no refrendarias, el decreto de convocatoria del 9N y hasta el proceso participativo que le sustituyó pese a los intentos del Estado para obstaculizarlo.


Sin embargo, ha constatado que, pese a los "impedimentos y juego sucio" del Estado, 2,3 millones de catalanes pudieron pronunciarse, pese a que la respuesta posterior fuera una querella de la Fiscalía española contra su persona, la entonces vicepresidenta del Govern Joana Ortega y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau.


INHABILITACIÓN DE CARGOS PÚBLICOS 


También ha recordado que esta actuación se hizo con la opinión contraria de toda la Fiscalía catalana y que, pese a ello, tiraron adelante como un "bulldozer" en un intento, a su juicio, de inhabilitar a cargos públicos que habían apostado por la negociación.


"Si el Estado hubiera dejado algún tipo de puerta abierta, se hubiera sentado y entendido el clamor de la sociedad catalana como un hecho político y ciudadano, que es lo que es, hubiéramos encontrado una manera de encarrilar las cosas", ha apuntado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil