sábado, 19 de agosto de 2017 05:47
Sociedad

La Policía obliga a bajar del tren a los refugiados

|



La Policía húngara ha obligado a los refugiados que viajaban a bordo de un tren hacia la localidad de Sopron, cerca de la frontera con Austria, a que se bajaran en la localidad de Bicske, donde hay un centro de acogida, según ha constado un reportero de Reuters. Se ha pedido a todos los pasajeros que se bajaran y los que no son refugiados o inmigrantes han podido subir a otro tren.


Los refugiados han golpeado las ventanillas desde fuera gritando "campo no, campo no", ante la mirada de unos 50 agentes antidisturbios alineados cerca del tren. Uno de los vagones ha sido vaciado ya por la Policía pero todavía hay otros cinco vagones llenos.


El tren había partido a las 11.18h de la estación Keleti de Budapest, en la que decenas de refugiados que aguardaban a las puertas entraron a la carrera en la terminal que había despejado la Policía que la custodiaba, impidiéndoles la entrada. El caos se apoderó de la estación. Los refugiados intentaban a toda costa subir, apretándose unos a otros, y en un vagón se desató incluso una pelea.


"Lo importante es salir de Budapest. Iré luego a pie o como sea a Austria", asegura Gaser, uno de los jóvenes que logró subirse al tren. Muchos de los refugiados esperan que, una vez lleguen a Sopron, puedan cruzar la frontera austríaca y desde allí continuar viaje a Alemania.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil