domingo, 20 de agosto de 2017 03:57
Sociedad
"QUE EL PP Y ANA MATO PUEDAN RESULTAR ABSUELTOS ME ES INDIFERENTE", ASEGURA

Espejel y López rechazan apartarse de la Gürtel por no tener "amistad íntima" con los acusados ni "interés directo"

|

Enrique López


Los magistrados de la Audiencia Nacional Concepción Espejel y Enrique López han rechazado apartarse del tribunal que juzgará la primera época de actividades de la red de corrupción Gürtel (1999-2005), al considerar que no tienen una relación de "amistad íntima" con los acusados ni "interés directo" en el procedimiento. 


"Que los acusados en este procedimiento y los partícipes a título lucrativo (Partido Popular y Ana Mato) puedan resultar condenados o absueltos me es absolutamente indiferente, más allá del cumplimiento de mi deber de administrar Justicia conforme a la ley", señala el escrito remitido por López a la Sala de lo Penal.


Espejel, por su parte, asegura que no tiene ni ha tenido nunca "relación alguna" con el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, al que "no conoce personalmente", y que, si éste participó en la votación del Senado en que fue nombrada vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), como recordó la Fiscalía Anticorrupción, la propuesta constituiría, en todo caso, "un acto del órgano y no de los senadores que en aquel momento lo integraban".


Las recusaciones fueron solicitadas por el PSOE, que pidió que López se aparte del procedimiento por su "íntima vinculación" y su "afinidad ideológica" con el PP; y la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (ADADE), que amplió su petición a Espejel y subrayó las "óptimas relaciones" de los dos magistrados con la formación presidida por Mariano Rajoy.


"TODO EL MUNDO ME LLAMA CONCHA"


En su escrito, de 20 páginas, la presidenta del tribunal, Concepción Espejel defiende que la frase pronunciada por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante un acto en el que fue condecorada ("para todos es Concha y lo va a ser siempre") "no tiene trascendencia alguna", puesto que desde que se incorporó a la carrera judicial en 1983 todos sus compañeros le llaman coloquialmente Concha.


"Los que me conocen saben que siempre me he presentado como Concha y no sólo desde que ejerzo la Judicatura sino durante la etapa universitaria e incluso colegial. Desde que era niña todo el mundo me ha llamado así", sostiene Espejel para negar a continuación ninguna "familiaridad sobrevenida" con la número 2 del PP, con la que únicamente mantuvo "una cordial relación institucional" mientras fue presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.


También critica las "gratuitas afirmaciones" de los recurrentes, que la situaron como "compañera de viaje" de los exdirigentes 'populares' imputados, y recuerda que poner en entredicho su nombramiento como vocal del CGPJ por haber sido propuesta por el PP supone cuestionar el sistema de elección de jueces "establecido en la Constitución". 


"Todos los integrantes de la Carrera Judicial a la que, por disposición legal, han de pertenecer 12 de los miembros de los diversos Consejos quedarían inhabilitados para juzgar los procedimientos en los que pudiera derivar algún tipo de responsabilidad para los partidos políticos, dado que, dependiendo de la formación que inicialmente propuso su candidatura se les imputaría amistad o enemistad o interés directo o indirecto a favor o en contra de dichas formaciones", argumenta.


AFIRMACIONES "COMPLETAMENTE FALSAS" 


De igual modo, considera "completamente falsas" las apreciaciones de los recurrentes en el sentido de que, como presidenta de la Audiencia de Guadalajara, dictó resoluciones para que cargos de la Administración socialista fueran investigados por el incendio que costó la vida a siete personas en 2005. "Todas las imputaciones y acusaciones a que se refieren los recusantes se produjeron mucho después de que yo dejara la Presidencia de la Audiencia", advierte.


"Si no se exigiera la concurrencia de los mencionadso datos objetivos, bastaría con introducir un hecho falso y darle publicidad reiteradamente a través de los medios de comunicación para crear una falsa apariencia de pérdida de imparcialidad de cualquier juez o magistrado", afirma Espejel antes de considerar "obvio" que "los hechos falsos o interesadamente tergiversados no se convierten en verdaderos, por mucho que se repitan con una finalidad de desprestigio del profesional al que se dirigen".


Espejel también defiende que la ley la habilita para presidir todos los juicios de la sección de la Sala de lo Penal que preside y que jamás ha participado en ningún acto organizado por el PP ni por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que preside José María Aznar.


DESCALIFICACIONES, MOFAS E INJURIAS 


Por su parte, Enrique López asegura que no tiene ningún interés "cercano ni remoto" en formar parte del tribunal que juzgará la trama 'Gürtel' y que no ha sido una situación "buscada ni mucho menos deseada". "Han corrido ríos de tinta y minutos de tertulias donde se me ha descalificado, cuestionado como profesional, mofado e injuriado", se queja.


A pesar de los "requerimientos" de los que dice haber sido objeto desde los ámbitos parlamentario, político y periodístico, López confiesa que su "honesta" opinión es que no concurre ninguna causa legal para apartarse del tribunal y recuerda que la abstención injustificada está calificada como una infracción grave en la Ley del Poder Judicial.


Dicho esto, asegura que "jamás" ha ostentado ningún cargo bajo la disciplina del Partido Popular y recuerda que tampoco ha sido nombrado ministro, secretario de Estado, subsecretario o director general, ni ha ocupado un escaño como diputado o senador. "Ni en lo más recóndito de mi voluntad existe algún tipo de interés que no sea la recta aplicación de la norma", remacha.


El magistrado destaca que su participación en seminarios celebrados en la FAES, "en modo alguno le generan intereses de cualquier naturaleza con el PP" ni obstaculizan su imparcialidad. Añade que eran conferencias de carácter técnico, como tantas otras a las que ha asistido, y por las que cobró 11.102,26 euros desde 2003 hasta la actualidad.


López también admite que ha podido coincidir en alguna jornada con el acusado Carlos Clemente, si bien no tiene ninguna "amistad íntima" con él y para poder recordarlo "ha tenido que auxiliarse de las memorias de actividades" de la Fundación.


Además, afirma que las fiscales Concepción Nicolás y Concepción Sabadell se equivocan cuando dicen que cuatro acusados -Alfonso Bosch Tejedor, Benjamín Martín Vasco, Alberto López Viejo y Carlos Clemente Aguado- participaron en la votación de su candidatura como magistrado al Tribunal Constitucional en 2008. "Esta afirmación es errónea porque este voto, de dos y no de cuatro de los acusados, se efectuó en un proceso de propuestas para su designación por el Senado, habiendo concluido este proceso sin que este magistrado fuera nombrado", concluye.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil