martes, 17 de octubre de 2017 20:51
Politica
"HASTA AQUÍ LLEGÓ LA PACIENCIA DE LOS VALENCIANOS"

Las Cortes Valencianas defienden en el Congreso la reforma del Estatuto para acabar con "discriminación" y "maltrato"

|

Defensa de las Cortes Valencianas en el Congreso de la reforma del Estatuto Valenciano


Los tres ponentes designados por las Cortes Valencianas han pedido en el Congreso el voto favorable a esta iniciativa para acabar con la "discriminación" y el "maltrato" que sufre la autonomía valenciana y para lograr ser iguales que el resto de españoles.

 

El portavoz de Compromís en las Cortes autonómicas, Fran Ferri, el síndic socialista, Manolo Mata, y el representante 'popular', Jorge Bellver, han defendido esta reforma en la sesión vespertina del pleno de las Cortes Generales, que han seguido los presidentes de la Generalitat, Ximo Puig, y de las Cortes, Enric Morera, así como representantes de las cinco formaciones políticas con representación en la Cámara valenciana.


Al inicio de este punto del orden del día, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha agradecido que se hayan desplazado hasta Madrid y les ha dado la "bienvenida" en nombre de toda la Cámara legislativa.


El primero en intervenir ha sido Fran Ferri, quien ha lamentado que "han tenido que pasar cuatro años" y "cuatro aplazamientos" para que el debate de esta reforma haya llegado al Congreso, y ha señalado que ha pasado por "un camino tortuoso, lleno de retrasos, renuncias y cobardía".


Ferri ha subrayado que "la sociedad valenciana decidió en las últimas elecciones apostar por una actitud valiente ante el maltrato que sufrimos", y ha lamentado que "cambian los gobiernos, cambian las mayorías, pero la discriminación a los valencianos permanece".


"HASTA AQUÍ LLEGÓ LA PACIENCIA DE LOS VALENCIANOS" 

Para el representante de Compromís, los valencianos "somos pobres y pagamos como ricos" y ha lamentado que las inversiones estatales son "inferiores a la media y a nuestro peso poblacional". En este sentido, ha indicado que en el Congreso habría que colgar un cartel en el que se pudiera leer: "Hasta aquí llegó la paciencia de los valencianos", ya que cree que "somos tratados, año tras año, como ciudadanos de segunda".


En esta misma línea, ha subrayado que "los valencianos no necesitan más palabras, sino más inversiones justas". Asimismo, ha señalado que la tramitación de la reforma del Estatuto debe ir "acompañada de hechos" y ha preguntado: "¿Cómo se puede votar a favor de esta reforma y aprobar el mismo día los presupuestos que la incumplen?".


"TORMENTA ECONÓMICA PERFECTA" 


Por su parte, el socialista Manolo Mata ha advertido de que en la Comunidad "estamos en una tormenta económica perfecta, que puede llevar a nuestra desaparición como administración autonómica, a la desaparición de las competencias en los ayuntamientos y a nuestro aniquilamiento económico como pueblo".


Al respecto, ha señalado que la deuda de la Comunidad asciende a 40.000 millones de euros, lo que supone 8.000 euros por habitante, mientras que "hace 20 años, los mismos que ha gobernado el PP, cada valenciano debía 600 euros". Del mismo modo, ha criticado que en los PGE los ciudadanos de la Comunidad reciben menos que la media, lo que supone "una situación complicadísima para salir de la crisis".


Mata ha recordado que esta reforma se ha "vetado" en cuatro ocasiones, y ha añadido que "da la impresión" de que ahora se ha querido debatir porque "estamos en campaña electoral". Del mismo modo, ha querido "pedir perdón" a andaluces y catalanes porque "un presidente que tuvimos -en referencia al 'popular' Francisco Camps- se dedicó a recurrir la disposición del Estatuto andaluz y catalán" que buscaba el mismo objetivo que se pretende en el valenciano.


El representante socialista también ha hecho hincapié en que "la palabra dada verbalmente vincula a los valencianos", por lo que ha advertido de que tras su toma en consideración se deberá aprobar "algún día". "Sólo queremos no ser desiguales entre iguales", ha resaltado, y se ha comprometido a que "si llegan más inversiones o más financiación" no se utilizará "para que haya coches más rápidos o barcos pintureros".


"REIVINDICATIVO Y LEAL CON ESPAÑA" 


El 'popular' Jorge Bellver, por su parte, ha resaltado que la reforma del Estatuto es "un texto reivindicativo y leal con España", que "nos reafirma en nuestra identidad como pueblo y como nacionalidad histórica y recoge el orgullo de los valencianos respecto a nuestro modelo de Estado".


"Esta reforma no pretende imposibles, busca que las inversiones del Estado en la Comunidad sean equivalentes al peso de la población", ha destacado Bellver, quien ha denunciado las "discriminaciones presupuestarias que sufrimos con los gobiernos socialistas".


En cualquier caso, ha asegurado que "esta discriminación no va a llevarnos, en absoluto, a mirar hacia atrás con ira o rencor". "Lo que traemos hoy aquí es una iniciativa concebida por el PP valenciano, pensando en el interés general, que ha logrado el consenso casi unánime de las Cortes Valencianas", ha resaltado.


Del mismo modo, ha querido responder a las "acusaciones falsas casi obsesivas de determinados grupos de forma maliciosa y sistemática". Al respecto, ha resaltado que "a los gobiernos de izquierdas nos les ha importado nunca ni les importa las inversiones ni la financiación de la Comunidad".


"A PESAR DE GASTAR MENOS"


Asimismo, ha hecho hincapié en que "la causa real de la situación financiera de la Comunidad ha sido el sistema financiero ruinoso aprobado en esta Cámara por la mayoría de izquierdas en 2009". Al respecto, ha aseverado que "su naturaleza no proviene de gastar mas, sino a pesar de gastar menos".


EL PP ACEPTA TRAMITAR AHORA LA REFORMA DEL ESTATUTO VALENCIANO


El PP ha aceptado este miércoles en el Congreso de los Diputados tramitar la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana pendiente de aprobación desde 2011 y en medio de las críticas de la oposición, que le ha acusado de ser el culpable del retraso.


Los portavoces de los grupos parlamentarios, salvo UPyD, han expresado su apoyo a esta reforma en un debate en el que se han cruzado las críticas entre el PP y el resto de grupos, a pesar de estar todos a favor de tramitar el proyecto.


La modificación estatutaria fue aprobada en marzo de 2011, bajo la presidencia del 'popular' Francisco Camps. La novedad es la conocida desde entonces como "cláusula Camps", que dice que la inversión del Estado en la Comunidad, excluido el Fondo de Compensación Interterritorial, será equivalente al peso de la población sobre el conjunto del Estado por un periodo de siete años y con esa finalidad, con la constitución de una comisión integrada por la administración estatal y autonómica.


El diputado valenciano Gerardo Camps ha defendido la posición del PP y ha explicado el retraso de este debate porque así lo fueron pidiendo las Cortes Valencianas. "Esta reforma fue aprobada (en las Cortes Valencianas) con mayoría del PP y se va a tomar en consideración (en el Congreso) con la mayoría del PP. Esta reforma tiene en el PP a su principal impulsor, aunque les pese a algunos", ha dicho.


Camps ha asegurado que su partido defiende esta nueva cláusula estatutaria "con coherencia y rigor", lo que asumir que su aprobación no obligará a su cumplimiento por el Estado, es decir, "no vincula a las Cortes Generales": la inversión en la Comunidad Valenciana dependerá de la disponibilidad presupuestaria.


Por otro lado, el diputado ha censurado que otros portavoces hayan saludado a la delegación valenciana que hoy ha acudido al Congreso cambiando el nombre a la Comunidad Valenciana. "Ni País Valenciano, ni Països Valencianos ni Països Catalans, que sólo existen en el imaginario de algunos. Comunidad Valenciana", ha dicho entre el aplauso de la bancada del PP.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil