jueves, 19 de octubre de 2017 00:18
Politica

Junts pel Sí rozaría la mayoría absoluta en las elecciones catalanas del 27S

|


Este sondeo realizado para La Vanguardia entre los días 14 y 17 de septiembre, dibuja un panorama de hegemonía clara de Junts pel Sí, que triplica la intención de voto declarado de su principal competidor, Ciutadans, pero que se encuentra a expensas del comportamiento final de esa nutrida bolsa de indecisos. Una bolsa en la que el PSC ocupa un lugar de honor, pues tiene en ella a uno de cada cinco de sus votantes del 2012. La estimación del sondeo atribuye a la lista de Romeva, Mas y Junqueras, con un abanico entre 63 y 65 escaños y una proyección de voto cercana al 41%. La fidelización de los exvotantes de CiU y Esquerra por parte de Junts pel Sí es muy alta y llevaría a esta candidatura a cosechar una cifra de sufragios similar a la que en el 2012 obtuvieron ambas formaciones por separado.


El resto del escenario lo completa un abanico de formaciones contrarias a la independencia capitaneadas por C’s, que con más de un 14% de los votos podría sumar más de 20 escaños.


En un apretado pelotón que competiría por la tercera plaza del ranking electoral, aparecen Catalunya Sí que es Pot –la formación que amalgama a ICV y Podemos, entre otros grupos, y que cosecharía hasta 15 escaños y un 11% de los sufragios–, ligeramente por delante del PSC y el Partido Popular.


Los dos grandes partidos estatales sufren un importante retroceso, aunque algo mayor en el caso de los socialistas, que podrían perder más de cuatro puntos de cuota electoral y hasta ocho escaños (y quedarse entre 12 y 14). A su vez, los populares cederían sólo dos puntos, aunque hasta siete diputados de los 19 actuales. De hecho, el espectacular ascenso de Ciutadans se nutre en buena medida de ex electores socialistas (hasta un 18%) o populares (casi un 16%), amén de una altísima fidelización de sus propios votantes del 2012.


Tanto el PP como, sobre todo, el PSC gozan de un cierto margen de crecimiento a cuenta del alto porcentaje de indecisos que registra su electorado tradicional. Y esa circunstancia podría permitirles arañar algunos escaños más, en detrimento de Catalunya Sí que es Pot o incluso de Junts pel Sí.



Paralelamente, y como un reflejo del interés que despiertan las elecciones del 27S, casi un 50% de los consultados las considera plebiscitarias, frente a un 42,7% (tres puntos menos que en julio) que las califica de ordinarias. Ahora bien, las principales motivaciones para decidir el voto serán la situación económica y los casos de corrupción, y sólo en tercer lugar aparece la independencia de Catalunya como un factor determinante del sentido del sufragio.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil