martes, 22 de agosto de 2017 22:47
Opinión

“CCOO y UGT, OS HABÉIS EQUIVOCADO DE TRINCHERA, COMPAÑEROS"

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Los dos sindicatos mayoritarios españoles, CCOO y UGT han jugado un papel muy importante en la restauración de la democracia española. Posiblemente, aún no se ha producido ese reconocimiento público e institucional que los dos sindicatos de clase se merecen Alguien algún día escribirá esa parte de la historia que no está escrita.


Su papel en la transición y en buena parte de los primeros años del gobierno de Adolfo Suarez, época muy importante en logros, con ministros de trabajo receptivos a las peticiones sindicales. Con Calvo Sotelo, aunque costó más conseguir las cosas, siguieron ejerciendo un poder muy intenso. La subida al poder del partido socialista y la elección de Felipe Gonzalez a la presidencia del gobierno -Nicolás Redondo apoyó en su día el liderazgo del sevillano, se lo debe casi todo- abrían nuevas esperanzas para los dos líderes sindicales: Marcelino Camacho, Secretario General de CCOO y Nicolás Redondo, ídem de la UGT, “el sindicato socialista”.


Pero las cosas se torcieron entre el presidente del gobierno Felipe González y Nicolás Redondo, con el nombramiento de Miguel Boyer como ministro de economía que a Redondo no le gustaba por sus políticas liberales que aplicaba a la economía española. Pero cuando las diferencias entre sindicatos y gobierno se hicieron más grandes fue con el nombramiento de Carlos Solchaga ... que en un debate en televisión Española con Nicolás Redondo y Marcelino Camacho, Nicolás le espetó al ministro “Carlos, te has equivocado de trinchera”, lo que dejó ya en evidencia pública las graves discrepancias entre el líder ugetista y el gobierno de Felipe.


La guerra había empezado. El 14 de diciembre de 1988 se produjo la gran huelga General convocada por los dos sindicatos. No seguiremos contando que después se produjeron más huelgas y que Nicolás Redondo, con la traición de Corcuera, tuvo que marcharse de la dirección del sindicato, años después.


Hago esta introducción para resaltar los ideales y las luchas de los sindicatos y sus sindicalistas en pro de los trabajadores que no eludían su lucha con el poder “amigo”. Pero pasado el tiempo, llegadas las nuevas necesidades de los trabajadores, los sindicatos han dejado de ejercer ese papel que le corresponde.


No se han adaptado a los nuevos tiempos y se han vuelto cómodos…. Desde hace ya algunos años, se han arrimado al poder. UGT ha dejado de ser socialista -la Consellera Neus Munté es miembro de la UGT- y CCOO es menos comunista.


Los dos sindicatos de “clase” se han tornado independentistas. ¿Cómo se come eso? ¿Con subvenciones? ¿Con medallas de Sant Jordi? Como decía un viejo luchador, sindicalista, “hoy no hay ideales, solo intereses”… Si algunos viejos luchadores levantaran la cabeza se tirarían de los pelos viendo el triste papel que están jugando los dos sindicatos: CCOO y UGT, quienes al igual que el presidente Mas solo apuestan por los independentistas, ¿y los afiliados y trabajadores que no lo son? ¿A esos que les partan un rayo?


Mientras sus “compañeros/jefes” desde las respectivas confederaciones advierten de los riesgos para los trabajadores que tiene la “supuesta independencia” como las pérdidas de puestos de trabajo -que ya se está viendo-, ellos salen inmediatamente desmarcándose de ellos diciendo lo contrario… y apoyando la posición de Mas…


Como decía Karl Marx: “el motor de la historia es la lucha de clases” y añado yo, en Catalunya no, con los sindicatos clasistas que tenemos…

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil