domingo, 20 de agosto de 2017 21:05
Cultura
SUS PIEZAS SE CONOCEN POCO FUERA DE LA INDIA

El Museo Reina Sofía inaugura el otoño con la artista abstracta india Nasreen Mohamedi

|

El Museo Reina Sofía inaugura el otoño con la mayor retrospectiva de la artista abstracta india Nasreen Mohamedi




El Museo Reina Sofía inaugura su temporada de otoño con la retrospectiva internacional más completa realizada hasta la fecha de la artista india Nasreen Mohamedi (1937-1990), una creadora "singular", en palabras del director de la pinacoteca, Manuel Borja-Villel, e icono de la abstracción moderna en Asia.


Tras su estancia en Madrid, desde este miércoles 23 de septiembre y hasta el 11 de enero, la exhibición viajará al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, con quien se ha organizado la exposición, en colaboración con el Kiran Nadar Museum of Art de Nueva Delhi (India), de donde proceden parte de las piezas.


La exhibición, titulada 'La espera forma parte de una vida intensa', está compuesta por 216 obras, en su mayoría dibujos en tinta y grafito, fotos, acuarelas, y óleos en lienzo y collages, que muestran por orden cronológico la evolución de la creadora desde finales de los 50 hasta principios de los 80, haciendo especial hincapié en el trabajo desarrollado durante los años 70.


UNA ARTISTA SINGULAR


Nasreen Mohamedi fue una de las primeras artistas indias que abrazaron la abstracción, alejándose de las doctrinas más convencionales del arte moderno indio de las primeras décadas del siglo XX. Fue una artista pionera en el arte no figurativo y abstracto en la India y en el subcontinente asiático.


Aunque muchos de sus contemporáneos seguían apostando por una estética antropomorfa, un realismo académico determinado por las escuelas de arte de la época colonial centrado en los problemas de la identidad y el nacionalismo del país, Mohamedi eligió la 'no figuración', una práctica artística marginada entonces en la India independiente.


Su trayectoria se marcó por el rigor de la autodisciplina y el autocontrol, una estética parca, a través de medios sobrios como el papel o el grafito, por ejemplo. Además, lo matemático, lo metafísico y lo místico fueron adoptados en su búsqueda de un mundo subjetivo e inmaterial.


En torno a 1969-1970 la enfermedad neuromuscular de Huntington que sufría comenzó a mermar sus funciones motrices. Fue cuando Mohamedi abandonó las manchas tachistas para adoptar un procedimiento de trabajo asistido, utilizando instrumentos de dibujo de precisión que le condujeron a una geometría de líneas precisas y pautadas.


Tanto el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, como la comisaria de la exposición, Roobina Karode, han llamado la atención sobre las influencias que para Nasreen Mohamedi tuvieron artistas de la talla de Paul Klee o Kandinsky, así como de la cultura asiática, la india, la musulmana o incluso la japonesa.


"Hay referencias a la arquitectura islámica. A la luz, a las celosías, o también a la música clásica del Indostán. Hace también que su obra tenga poco que ver con estas formas puramente idealistas o abstractas de cierta modernidad occidental y en ella haya un elemento esencial del movimiento del cuerpo, un elemento físico y formativo a la hora de ver su trabajo", ha añadido Borja-Villel.


SUS PIEZAS SE CONOCEN POCO FUERA DE LA INDIA 

Mohamedi figura como una de las artistas de su país con más renombre internacional, pero sus obras no se han expuesto en su totalidad y tampoco tuvieron mucho reconocimiento en vida. De hecho, sus piezas se conocen "muy poco" fuera de su país, si bien comenzaron a hacerse más notorias a partir de los 90.


En este sentido, Borja-Villel ha destacado que esta retrospectiva es la "más completa" realizada hasta la fecha de la india. Mientras, la comisaria de la exposición, Roobina Karode, ha lamentado que Mohamedi no alcanzara un "gran reconocimiento artístico" a lo largo de su vida.


El director del Reina Sofía ha valorado también que para la pinacoteca es importante la exhibición de Nasreen Mohamedi porque sigue la estela de otras artistas femeninas de generación similar que han sido expuestas en el museo en los últimos años, y con las que guarda elementos en común, a pesar de no haberse conocido.


"El entender la obra de arte de la abstracción de otro modo, que está a caballo entre la escritura y la abstracción, entre la tejedura, entre la acción de construir y las propias formas, un tipo de abstracción que es capaz de ocupar y moverse en diversos formatos y medios. De hecho la novedad de la exposición es el espacio que se dedica a la fotografía", ha subrayado Borja-Villel.


La presidenta del Kiran Nadar Museum of Art, Kiran Nadar, ha celebrado que se trata de la exhibición más completa de las obras de la creadora india, de quien ha destacado que consolidará una posición "característica" del arte indio del siglo XX, con piezas que hasta ahora no se habían exhibido en ningún sitio.


Por su parte, Jennifer Russel, jefa de exposiciones del Museo de Arte Metropolitano de Nueva York ha celebrado la colaboración alcanzada entre las tres instituciones y que va a permitir que la muestra inaugure en 2016 el nuevo edificio de formas geométricas de la pinacoteca.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil