domingo, 17 de diciembre de 2017 15:02
Sociedad

Los líderes europeos centran sus compromisos en medidas para frenar la llegada de más refugiados

|

Crisis Migratoria


Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se han comprometido a dar prioridad al refuerzo de los controles en sus fronteras exteriores y a elevar la ayuda a los países próximos a Siria para apoyarles en la acogida de los refugiados que escapan del conflicto. 


La canciller alemana, Angela Merkel, ha subrayado que es "absolutamente importante" que la UE acoja refugiados "sin quejarse" y ha apostado por encontrar "qué se puede hacer" para evitar que cientos de miles de personas tengan que abandonar sus casas. "Debemos proteger nuestras fronteras pero también proteger a los refugiados y ayudar a los países vecinos", ha manifestado el presidente del Consejo, Donald Tusk, en una rueda de prensa al término de la cena informal de líderes. "Todos reconocemos que no hay soluciones fáciles y que sólo podemos gestionar este desafío trabajando juntos, con espíritu de solidaridad y responsabilidad", dice la declaración pactada por los líderes, en una cena informal en Bruselas marcada por las tensiones con los países del Este por su resistencia a las cuotas que se les asignó en un acuerdo el martes para reubicar a 120.000 refugiados.


El objetivo de esta cumbre extraordinaria era definir medidas inmediatas para atajar la actual crisis de refugiados e iniciar una revisión de la política europea de asilo y migración a largo plazo.


Mientras, los Veintiocho deben "defender, aplicar e implementar" las reglas existentes, según el texto. Algunas de estas medidas a corto plazo deberán estar en marcha incluso antes de que se vuelva a reunir el Consejo europeo los días 15 y 16 de octubre, ha dicho Tusk. "Europa debe ser creíble y para ello debe, en primer lugar, respetar sus valores y acoger a los hombres y mujeres que tienen derecho al asilo", ha avisado, por su parte, el presidente francés, François Hollande. Con todo, el mandatario galo ha señalado que para su credibilidad, la UE debe también instalar los centros de registro, vigilar mejor sus fronteras exteriores y "asumir su responsabilidad en el plano internacional".


La necesidad de reforzar la vigilancia en las fronteras externas es algo en lo que coinciden los Veintiocho para contener "la situación dramática". Por eso, aportarán recursos adicionales para la agencia europea de control de las fronteras exteriores (Frontex), la Oficina europea de Apoyo al Asilo (EASO, por sus siglas en inglés) y Europol; y también equipos y personal de los Estados miembros.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil