martes, 12 de diciembre de 2017 12:56
Opinión

LOS BUENOS CATALANES

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Si tomamos como premisa de que la democracia nos dice que en un mismo país el voto de un ciudadano vale igual que el de otro, y que la Ley d´Hont no es aplicable en un plebiscito, ya que esa ley sitúa en un plano inferior a un ciudadano de Cornellá con respecto a otro de Lleida, Tarragona o Girona, uno llega a la conclusión, de que los independentistas que han ganado las elecciones del 27 de Septiembre han perdido por poco, pero han perdido, el plebiscito que habían convocado.


No lo reconocerán, naturalmente, porque a Mas y Junqueras les va el sillón del poder en ello, y a los que se les han ido subiendo oportunistamente al carro, los garbanzos. Pero lo más grave de todo, no es eso, sino que han dividido en dos a los catalanes, con las consecuencias que ello puede suponer.


Nosotros, los catalanes que hemos venido de fuera hemos educado a nuestros hijos para que hablaran el catalán y se integraran en la sociedad en la que habían nacido. Muchos de ellos, nos han hecho caso y me juego el bigote, a que muchos de ellos han votado en clave independentista. Los hijos de los otros, de la casta o de las élites de poder, no le han fallado a los suyos, porque también desde niños, se les educó en el complejo de la superioridad y el escaso amor a España y a la solidaridad interregional. Y ante ese panorama háganse la pregunta del millón de euros. ¿Cuál de los dos colectivos, al final, son los buenos catalanes?


Catalunya amanece este lunes dividida. Pasar a la historia como el responsable de las consecuencias que ello supone, debe ser triste y difícil de digerir para un dirigente que ame a su país, salvo que tenga unas tragaderas a prueba de bombas. Junqueras lo comprobará pronto en el pueblo en el que es alcalde, y se si da una vuelta por su comarca, en el Baix Llobregat o en toda el área Metropolitana, que le guste o no, es donde vive la mayoría de ciudadanos de Catalunya, que siéndola no pueden ejercerla democráticamente porque, repito, su voto vale menos que el de otras partes de Catalunya, aunque paguen los mismos impuestos y tengan peores ambulatorios, y sus comedores familiares o los servicios sociales hayan sufrido por parte del Gobierno Mas los recortes salvajes o la indiferencia mas inhumana de un Conseller que iba para premio nobel de Economía, y que se ha quedado en un mal contable de una tienda de ultramarinos.


Enhorabuena señores por tan brillante victoria, especialmente a los que militan en una partido que se dice de Esquerras, manifiesta que es republicano y además propugna la independencia de Catalunya, pero, ¿de qué Catalunya? ¿La de las élites corruptas de Convergencia que solo quieren el poder para compartirla con los de su clase, o la de los trabajadores y trabajadoras que no llegan a fin de mes y que dependen del subsidio miserable de sus mayores? En fin, que esto no tiene remedio y que con las generales a la vuelta de la esquina, solo puede empeorar. Por cierto, tengo una duda existencial ¿A qué President votará la CUP a la vista de los resultados finales? Otra duda, ¿Entenderá Rajoy, de una puñetera vez, que España no es Pontevedra, donde, por cierto, lleva ganando desde hace varias legislaturas el alcalde Lores que es un independentista del Bloque y que siempre lo ha dejado en ridículo?

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil