miércoles, 20 de septiembre de 2017 07:30
Politica

La CUP muy cerca de Mas pero pasando el tiempo

|

Artur Mas


Lo del "proceso" sigue siendo como un hámster dentro de una noria vertical, donde el simpático animalito nunca para de dar vueltas. Al final del día termina reventado, pero permanece allí mismo. A veces pasa a ser una "yenka", dando pasos adelante, atrás, a derecha y a izquierda, para dejarlo todo como estaba. O quedar peor.



Así, el sábado fuentes de "Junts pel sí" (JPS) me aseguraron, con datos, que había un acuerdo para elegir a Mas. Pero el domingo la tortilla se dio la vuelta. Los nabos pasaron a ser temporalmente coles. A este ritmo esta semana puede haber siete cambios. O más.



Ahora bien, la descripción de la situación que me efectuaron el sábado era muy estructural y solidificada, difícilmente modificable. La fuente de JPS partía de considerar la CUP una organización de quebradiza, antisistema y anti todo. Quiere el comunismo, es decir liquidar las libertades democráticas -que ellos llaman formales-, destruir la economía de mercado, hundir la Unión Europea, la OTAN, el Fondo Monetario Internacional y todo lo que encarna la pluralidad europea, protegida convencionalmente por los tratados que garantizan los Derechos Humanos.



LIQUIDAR TODO LIBERTAD DE INFORMACIÓN COMPRENDIDA



Por supuesto, en esta voluntad de destrucción se incluye la liquidación del derecho y de la libertad de información, como acredita una increíble nota de prensa de la CUP del pasado viernes. No había visto nunca nada parecido. Comunicaron a todos los medios que declaraban un total silencio informativo hasta el próximo jueves, y tan frescos.



Mi fuente de JPS me dijo el sábado que ya habían llegado a un acuerdo con la CUP para votar a Mas para Presidente. La CUP había llegado al convencimiento de que nadie fomentaba el revuelo tanto como Mas y que esto era imprescindible para hacer progresar su "totum revolutum". Cuando la contraprestación para Mas es sólo continuar en la Generalitat. El resto, literalmente le da igual.



Domingo la cosa varió. Ayer la CUP argumentó que su juego puede ser demasiado peligroso. Así, pidió que un su cambio de actitud, es decir, pasar de abstenerse a permitir libertad de voto y que algunos de los suyos pudieran votar por Mas requeriría encontrar un momento preciso en que, en definitiva, comportara una excusa adecuada.



RAJOY CONSIDERADO EL CULPABLE PERMANENTE



Por ejemplo, afirmaron que Mas fuera condenado (algo imposible en tan poco tiempo) o algún otro hecho puntal que permitiera lo que ya es habitual en el independentismo: argumentar que la culpa sería de Rajoy. También expusieron que si mientras tanto se mostrara que Mas estaba implicado (no imputado, sino sólo implicado) en un nuevo e importante caso de corrupción entonces si que la CUP, definitivamente, no votaría a Mas.



Una vía intermedia pasaría para ir tirando, durante el máximo tiempo posible, como si la CUP y JPS ya hubieran alcanzado un acuerdo -hecho más bien cierto-, agotando al máximo el periodo estatutario en que Cataluña puede no tener un presidente de la Generalitat.



O sea, mirar a ver qué pasa, protegidos por su aparato mediático, que no dice nada sobre nada, después de haber pasado años diciendo de todo sobre todo, excepto verdades. El minúsculo mundo periodístico libre de su grapa deberá continuar yendo a tientas, si bien personalmente no me quejo. Ya encuentro bastante rendijas para ir haciendo.




AGOTAR EL PROCESO INSTITUCIONAL



El Derecho positivo, tanto ridiculizado por Mònica Terribas (la periodista ignorante y servil mejor pagada de Europa), obliga a que antes del 26 de octubre se ha de constituir el Parlamento. Será de interés ver quién es elegido Presidente y si la CUP está en Mesa, por delante del más votado PP. Luego, en diez días, tendrá que haber un debate para elegir al Presidente de la Generalitat. Si no se le elige en dos meses (que acabarían la primera decena de enero) debería haber nuevas elecciones.



Esta posibilidad no la desean para nada JPS ni la CUP, que podrían perder votos. En el caso de JPS es seguro y en el de la CUP es función de los últimas curvas que pueda haber efectuado. Si salva a Mas es seguro que perderá voto. En otro caso, seguramente no.



En este periodo incierto la Generalitat continuará como ha ido obrando desde que Mas llegó al poder: no haciendo nada y, en particular, nada bueno. Pero el mundo seguirá girando, a la vez que el 20 de diciembre se celebrarán elecciones españoles y bien antes se debería haber celebrado un congreso pretendidamente refundacional de CDC, del que el más caliente está en el fregadero, donde puede permanecer fuerza. O bien ser un congreso comunista búlgaro. Ahora bien, hacer tragar que desde el último congreso todo han sido flores violas será divertido. Sin embargo, tienen hígado para eso y más.



CÍNICO SILENCIO MEDIÁTICO



Dentro de tanta irracionalidad todavía sobresale el cínico y malévolo silencio mediático. No tiene ninguna lógica. Que vivir de comunicados de gabinete de prensa ha sido tan asumido que a muchos les parece imposible obrar de otro modo.



No entiendo que nadie exponga una peculiar actitud de la CUP que ya expuse, de paso, en algunos artículos, tal vez hace más de dos años. Lo vuelvo a exponer, diciendo, bajo palabra de honor, que es literalmente exacto. Resulta que hace quizás más de dos años la CUP estaba a punto de presentar una denuncia penal por considerar que había exactamente "un ilícito penal" respecto al régimen de incompatibilidades en el nombramiento de Josep Prat Domenech como presidente del ICS cuando Prat ya era director general de Innova, director general del ayuntamiento de Reus y miembro del consejo del primer grupo hospitalario español, la multinacional USP.



LA DENUNCIA CONTRA MAS QUE LA CUP NO HA PRESENTADO



Era un escrito totalmente redactado en debida forma procedimental, a punto de ser presentado en el juzgado de Reus. Consideraba que aquel nombramiento era un ilícito penal imputable al de Artur Mas. Se me pidió mi criterio profesional, como abogado. Lo di, totalmente gratis y fue favorable, al informar de que los hechos imputados creía que estaban probados. Hace más de un año (o quizás dos) que no puedo hablar con el dirigente de la CUP que llevaba el tema. Sospecho que esa denuncia nunca fue presentada e ignora por completo las causas.



Creo que el tema de la destrucción sanitaria debe ser retomado. Pero yo no puedo hacer más ni ganar menos de lo que gano. Nunca había trabajado tanto sin ganar nada.



Ahora bien, la víctima principal, por supuesto de Mas y de nadie más, somos el conjunto de los catalanes, como tales. He aquí una prueba documental. El principal (y excelente) diario de Aragón, "Heraldo de Aragón", que ya me gustaría que lo tuviéramos en Cataluña, titulaba ayer en primera página, a cuatro columnas: "Empresarios y particulares traspasan millones de euros desde Cataluña en Aragón ". Del que huye, alguno escapa.



ALFONS QUINTÀ

relacionada Nueva maniobra para salvar a Mas

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil