martes, 21 de noviembre de 2017 01:45
Economía

España se desmarca del empeoramiento de previsiones del FMI

|



El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mantenido sin cambios sus previsiones de crecimiento para España, que registrará una expansión del 3,1% este año y del 2,5% en 2016, destacándose como una de las pocas economías que se ha librado del recorte generalizado de las proyecciones de la institución internacional, que ha advertido de que los riesgos a la baja para la economía mundial "hoy parecen más pronunciados que hace unos meses".


El FMI ha confirmado así en su informe 'Perspectivas económicas mundiales' sus pronósticos para la economía española, que será la que registre un mayor ritmo de crecimiento este año entre las principales economías mundiales, aunque en 2016 su expansión será seis décimas menor que la estimada para el presente ejercicio, hasta el 2,5%, sólo por detrás del 2,8% previsto para EEUU.


La fortaleza de la recuperación de la actividad en España se refleja en la las previsiones de desempleo manejadas por el FMI, que espera que la tasa de paro cierre 2015 en el 21,8% y descienda un año después al 19,9%, mejorando así lo previsto el pasado mes de agosto, cuando auguraba que la tasa de paro española en 2015 sería del 22% y del 21,1% en 2016.


En lo que va de año, la institución dirigida por Christine Lagarde ha llevado a cabo una profunda revisión al alza de sus expectativas de crecimiento para España, a la que el pasado mes de enero adjudicaba un crecimiento del PIB del 2% en 2015 y del 1,8% en 2016.

De este modo, España logra, junto a Francia, Italia y Reino Unido, desmarcarse del empeoramiento generalizado de las proyecciones del FMI, que ha recortado en dos décimas sus previsiones de crecimiento para la economía global en 2015 y 2016, hasta el 3,1% y el 3,6%, respectivamente.


INCUMPLIRÁ SUS OBJETIVOS DE DÉFICIT


Por otro lado, el FMI ha empeorado ligeramente sus previsiones de déficit para España y cree que el país no cumplirá los objetivos marcados ni en 2015 ni en 2016, según recoge en la base de datos del informe 'Perspectivas Económicas Globales'.


En concreto, la institución dirigida por Christine Lagarde prevé que el déficit de España cierre 2015 en el 4,428%, frente al objetivo del 4,2% marcado para 2016, mientras que a finales de 2016 se situará en el 3,165% y no en el 2,8% previsto.


Estas nuevas previsiones empeoran además las publicadas por el Fondo el pasado mes de agosto con motivo del análisis de la economía española correspondiente al Artículo IV de la institución, ya que esperaba un déficit del 4,4% en 2015 y del 3% en 2016.


De esta manera, el déficit de España no se situaría por debajo del límite del 3% marcado por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento hasta 2017, cuando descendería al 2,465%. A continuación, bajaría al 2,005% en 2018, al 1,486% en 2019 y al 1,452% en 2020.


El FMI coincide así con Bruselas, que también prevé que España incumpla sus objetivos de déficit. En concreto, el Ejecutivo comunitario estima que se desviará tres décimas de su objetivo este año, quedándose en un 4,5%. También cree que en 2016 el déficit será del 3,5% y no del 2,8% al que se ha comprometido España con sus socios de la UE.


Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la deuda bruta de España toque techo en 2016, al alcanzar un máximo del 98,816% del PIB, tras cerrar 2015 en el 98,603%.


Posteriormente, la deuda pública española comenzará a descender aunque de forma lenta. En concreto, bajará hasta el 98,306% en 2017, el 97,453% en 2018, el 95,884% en 2019 y el 94,209% en 2020.


SIN CONTAGIO LATINOAMERICANO


Por otra parte, las previsiones para España del FMI no se han visto afectadas por la fuerte revisión a la baja en los pronósticos para la región sudamericana al considerar que el crecimiento de España está siendo protagonizado por la demanda interna.


Thomas Helbling, responsable del área de estudios de económicos mundiales del FMI, destacó en rueda de prensa que, si bien no se han modificado las previsiones para España, la institución si ha efectuado un ligero cambio "en la composición de este crecimiento, con una contribución algo más fuerte de la demanda doméstica, mientras que la contribución de la demanda externa es algo más débil".


En este sentido, Helbling señaló que en este menor aporte de la demanda exterior "puede entrar Brasil", aunque al mismo tiempo apuntó que la economía de la zona euro sigue contando con condiciones para mejorar.


El FMI ha revisado sensiblemente a la baja sus previsiones para las economías latinoamericanas y caribeñas, para las que la institución ha recortado en ocho y nueve décimas respectivamente sus pronósticos de crecimiento para este año y el próximo, hasta el -0,3% y el 0,8%.


En particular, el FMI ha recortado en 1,5 puntos porcentuales su estimación de crecimiento para Brasil en 2015, hasta el -3%, mientras que para el próximo año prevé que la economía de este país se contraiga un 1%.


Por su parte, México crecerá en 2015 un 2,3%, una décima menos de lo estimado anteriormente, mientras que el próximo año la expansión será del 2,8%, dos décimas menos.


En el caso de otros países, como Venezuela, el FMI advierte de que el PIB sufrirá este año una contracción del 10%, que pasará a ser del 6% el próximo ejercicio. A su vez, la economía de Ecuador retrocederá un 0,6% en 2015 para pasar a crecer un 0,1% el próximo año.


Por contra, el PIB de Colombia crecerá este año a un ritmo del 2,5% y del 2,8% en 2016, mientras que la economía de Chile se expandirá un 2,3% este año y un 2,5% el siguiente.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil