miércoles, 20 de septiembre de 2017 07:48
Sociedad

Asunta dijo a una profesora que los "polvos blancos" que le dio su madre se los pasó una amiga "en el portal de casa"

|

Momento de la declaración de una de las profesoras de Asunta


Asunta le dijo a una profesora que los "polvos blancos" que le hacían sentirse adormilada se los suministró su madre, Rosario Porto, y que a ésta se los dio una amiga de la acusada "en el portal de casa".


Así lo ha relatado la octava testigo en declarar este miércoles en el juicio por el crimen de Asunta. En concreto, se trata de la profesora de la escuela Play que identificó que la niña no se encontraba bien el 22 de julio de 2013, por lo que avisó a la directora de la academia.


En el relato de cómo la vio, ha descrito que "se tambaleó ligeramente", que necesitó sentarse y beber un vaso de agua y que al levantarse, después de estar apoyada sobre su espalda en el asiento, "no caminaba recto".


OTRA PROFESORA DECLARA QUE ASUNTA ESTABA COMO "SONÁMBULA" UN DÍA EN JULIO DE 2013 EN LA ESCUELA DE MÚSICA 


Una profesora de la escuela de altos estudios musicales donde tomaba clases Asunta ha declarado que la niña estaba como "sonámbula" un día de julio de 2013 en el centro, al que la había llevado su padre, Alfonso Basterra, y donde la recogió su madre, Rosario Porto.


Ambos asisten a su intervención en el juicio para esclarecer el crimen de su hija, del que están acusados y por el que el fiscal pide 18 años de cárcel. Previamente han pasado por la sala la cuidadora de la menor, una vecina y dos madres de compañeras de Asunta.


"A mí no me atendió cuando le llamé la atención en el aula. Por lo que me comentaron no era capaz de tocar, tenía clase de orquesta y clase de piano, había programado un pequeño concierto por la tarde y la quitaron de este concierto porque visiblemente no podía coordinar", ha expuesto.


"APARENTEMENTE NO SE VEÍA NADA DE ALERGÍA", ASEGURA OTRA PROFESORA 


Una segunda profesora que comparece como testigo en el juicio para esclarecer el crimen de Asunta Basterra Porto ha afirmado que "aparentemente no se veía nada de alergia", preguntada sobre si tenía síntomas como moqueo y estornudos el día en que el padre, Alfonso, en sus propias palabras, la llevó como "drogada" a la escuela de altos estudios musicales de Santiago.


Esta mujer, a las preguntas de las partes, ha respondido que entendió que esa expresión de que la menor estaba "drogada" la utilizó su padre, Alfonso Basterra, de manera "coloquial", y lo atribuyó al consumo de un "antihistamínicos fuertes".


Como una profesora previamente, esta testigo ha señalado que la anomalía principal que detectaron en el comportamiento de la niña de aquel día, 9 de julio de 2013, era que no coordinaba. "Por supuesto que saltaron todas las alarmas", ha exclamado, sobre el momento en que los profesores tuvieron conocimiento de que Asunta había sido hallada sin vida.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil