lunes, 25 de septiembre de 2017 02:42
Opinión

EL MAQUINISTA DE A GRANDEIRA

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

A su Señoría el Juez instructor Lago Louro se le han debido quedar descansadas las neuronas, por no decir otra cosa más irreverente, después de decidir en su Auto sobre el caso Alvia que "solo el maquinista" del tren de la tragedia de la curva de A Grandeira es el único responsable de lo que allí sucedió el 24 de Julio del 2013.


Menos mal que las partes pueden recurrir, porque trasladar a un papel una acusación por "homicidio imprudente" para una sola persona a mí me suena, como mínimo a desgana procesal y como máximo a tomadura de pelo. Si tras dos años de diligencias, en los que se ha "tumbado" reiteradamente cuantas iniciativas se han tomado para imputar a varios altos cargos de ADIF salvando de la quema a conocidos políticos de PSOE y PP, quiere decir, que los 79 muertos habidos son un mero dato estadístico y que el Señor Garzón Amo nació para ser el pobre chivo expiatorio que paga porque estaba allí y se despistó durante unos segundos a costa de su propia vida.


Me puedo llegar a imaginar la indignación y cara de perplejidad de los familiares de las víctimas al conocer "la buena nueva", y sobre todo, su desesperanza ante tamaña injusticia, si un Tribunal Superior no remedia este despropósito. Menos mal, que la gente de a pie estamos por otro tipo de análisis y ya hemos emitido nuestra particular condena sobre aquellos que construyeron con dinero público unas vías del AVE inseguras para poder sacarse en campaña unas cuantas fotos, los mismos que ahora duermen tranquilos por las noches, porque en Galicia como decían Os Resentidos "fai un sol de carallo" e "O tren " que cantaba Andresiño Dobarro ainda "vai andando pasiño a pasiño".


Supongo, que cuando acabe todo este proceso veremos en Casa Lucio a Pepiño Blanco y Ana Pastor brindando por el fin de las obras del Ave gallego, que, seguramente, finalizarán cuando ambos se hayan jubilado de sus respectivos cargos políticos y las familias de los fallecidos aun no reciban las indemnizaciones que le corresponden. Y es que el Estado, con la ayuda de algunos jueces, hace cosas que no son de este mundo. Si no, que se lo pregunten a los damnificados por el accidente de Spanair en Barajas del 20 de agosto de 2008 que aun están esperando que les hagan caso. 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil