lunes, 20 de noviembre de 2017 21:58
Sociedad

Ingresa en prisión comunicada y sin fianza la mujer cuyo bebé fue hallado muerto en un hotel en Santiago

|


El Juzgado de Instrucción Número 1 de Santiago de Compostela ha decretado prisión comunicada y sin fianza para la mujer cuyo bebé fue hallado muerto en un hotel de Santiago de Compostela el pasado 31 de agosto. Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), este viernes ha pasado a disposición judicial la madre del bebé, a la que se imputa un delito de homicidio o asesinato, y ha sido conducida a la prisión de Teixeiro.


La Policía Nacional abrió una investigación tras el fallecimiento del bebé en un hotel del compostelano barrio de San Lázaro ocurrida a última hora de la tarde del lunes 31 de agosto, al tratarse de una "muerte sospechosa".


El informe preliminar de la autopsia realizada al bebé confirmó que la muerte no fue accidental, por lo que la madre permaneció detenida policialmente en el hospital al que fue trasladado tras los hechos.


Desde entonces, el juzgado ha estado a la espera de que pasara a disposición judicial tras dejar el 3 de septiembre sin efecto la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Santiago, Ana López Suevos, la detención de la madre del bebé muerto a la espera de que su estado de salud le permitiera declarar.


Para ello, la jueza había emitido el auto que dejaba en libertad a la madre al haber transcurrido 72 horas desde su detención, a la espera de estar en condiciones de pasar a disposición judicial al permanecer ingresada en la unidad de agudos de psiquiatría del Hospital Gil Casares, en Santiago.


HECHOS


La magistrada también había instado al hospital a avisar con antelación de la posibilidad de que la mujer recibiera el alta, para tomar las medidas oportunas de cara a su detención. La muerte de la niña se produjo en la tarde del 31 de agosto, cuando la menor se encontraba sola con su madre en la habituación de un hotel de Santiago, al que había acudido junto a su pareja para participar en un congreso gnóstico.


El padre, que había discutido con la mujer, se encontraba en ese momento en la Catedral de Santiago. Según confirmó la autopsia, realizada por el Imelga, la niña murió de forma "no accidental" a causa de una "asfixia mecánica".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil