miércoles, 20 de septiembre de 2017 07:49
Sociedad

El juicio por la muerte de Asunta Basterra aborda las pruebas periciales a partir de este miércoles

|

Rosario Porto y Alfonso Basterra


El juicio por la muerte de Asunta, de la que están acusados sus padres adoptivos, Rosario Porto y Alfonso Basterra, aborda a partir de este miércoles las pruebas periciales tras 10 jornadas en las que la declaración de testigos ha dejado sin resolver las principales incógnitas, como quién suministraba a la niña el orfidal -medicamento que tenía prescrito la madre, pero que compraba su exmarido-.

 

La presentación de la prueba pericial tiene fijado su comienzo este miércoles, a las 9,15 horas, en la sala de bodas de los juzgados de Santiago de Compostela, en Fontiñas, donde, con todo, el arranque de las sesiones se viene produciendo con una media de unos treinta minutos de retraso.


Los acusados son trasladados cada día desde la cárcel de Teixeiro (en Curtis, A Coruña) y como público, además de periodistas, asisten diariamente numerosos alumnos de derecho.


Así, la previsión de la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña para este miércoles es que empiecen a comparecer técnicos del instituto de ciencias forenses de la Universidade de Santiago de Compostela (USC).


A continuación, ya para las 10,30 horas, está marcada la intervención de un forense del Imelga (instituto de medicina legal de Galicia) y la de otras dos personas del grupo del servicio de histopatología del instituto nacional de toxicología. Ya sobre las 12,15 horas será el turno de dos peritos de las universidades de Murcia y Cádiz.


JUEVES 15 


Este jueves 15, con la misma hora de inicio puesta a las 9,15 horas, el calendario establece que en un primer lugar declaren cinco responsables del departamento de química del servicio de criminalística de la Guardia Civil, mediante videoconferencia.


A las 10,30 horas, lo harán, de cumplirse la agenda, dos personas del servicio de identificación de la Guardia Civil, también a través de las cámaras.


Sobre las 12,15 horas se establecerá la videoconferencia con cinco representantes del departamento de ingeniería del servicio de criminalística de la Guardia Civil.


VIERNES 16 Y LUNES 19


A las 9,30 horas del viernes 16 tocará hablar, de forma presencial, a seis integrantes del departamento de biología del servicio de criminalística de la Guardia Civil.


La siguiente comparecencia se pospondrá hasta el lunes 19, a partir de las 9,15 horas, con tres agentes de la Guardia Civil de la Unidad Central Operativa (UCO). También lo harán presencialmente.


A las 10,30 horas participarán en el proceso dos expertos de la Universidade da Coruña (UDC) y a las 12,15 horas uno de la Amtega (agencia para la modernización tecnológica de Galicia, dependiente de la Xunta) y cuatro médicos forenses del Imelga.


MARTES 20


En la penúltima sesión fijada por la Audiencia estarán tres responsables del instituto nacional de toxicología, por videoconferencia, desde las 9,30 horas; otros cuatro de criminalística y otros seis de química, a partir de las 10,30 horas (todos ellos también mediante cámaras).


Tras ellos, a las 12,00 horas está previsto que intervengan tres agentes de la Guardia Civil y otros tres del departamento de identificación del servicio de criminalística (desde las 13,00 horas).


ÚLTIMA JORNADA 


La última jornada con fecha fijada es la del miércoles 21, en la que están marcadas las comparecencias de miembros del departamento de biología del instituto nacional de toxicología.


El juicio concluirá en los últimos días de octubre con la prueba documental y la formulación de conclusiones, todavía sin un día determinado.


Después de que esto se produzca, el jurado popular, compuesto por nueve personas, cinco hombres y cuatro mujeres, deberá retirarse a deliberar.


HECHOS 


Asunta Basterra, de 12 años, murió en la tarde del 21 de septiembre de 2013 y su cadáver fue localizado durante la madrugada del día 22 en una pista forestal del lugar de Feros, en el ayuntamiento coruñés de Teo.


Las pruebas practicadas determinaron que la muerte de la menor, adoptada cuando contaba menos de un año por Alfonso Basterra y Rosario Porto, se había producido por asfixia y que, anteriormente y durante meses, la niña había ingerido un ansiolítico, orfidal, que anuló su voluntad antes de ser asesinada.


Para los padres de Asunta, la acusación popular pide 20 años de cárcel por un delito de asesinato, una pena que la Fiscalía rebaja a 18 años de prisión. Mientras, las defensas, que mantienen que existe un plan para implicar a los padres, solicitan la libre absolución.


HECHOS JUSTICIABLES 

En el auto de hechos justiciables que firma el presidente del tribunal, Jorge Cid Carballo, se recoge que el jurado deberá determinar si los dos acusados comieron junto con su hija el 21 de septiembre de 2013 en la casa de Alfonso Basterra y "puestos de común acuerdo y con la intención de acabar con la vida de la niña", le suministraron una cantidad de medicamento que contenía lorazepam "necesariamente tóxica para, posteriormente, cuando hiciera efecto, asfixiarla".


Asimismo, se someterá a juicio si Rosario Porto, ese mismo día y según "un plan acordado con Alfonso Basterra", llevó a Asunta a su casa de Montouto después de las 18,00 horas y si, entre ese momento y las 20,00 horas, ambos padres "asfixiaron a su hija por medio de la compresión que le aplicaron sobre la boca y la nariz".


También plantea el tribunal si en un momento próximo a la muerte de la Asunta los acusados "ataron a la menor por los brazos y los tobillos por medio de unas cuerdas plásticas de color naranja" y trasladaron su cuerpo a la cuneta de una pista forestal del lugar de Feros, en Teo, a unos cuatro kilómetros de distancia de la vivienda de Porto y donde fue localizada por dos hombres a las 2,00 horas de la madrugada del 22 de septiembre.


En cuanto al grado de implicación, el presidente del tribunal recuerda que, como consecuencia del juicio oral, deberá determinarse si los hechos relatados fueron "ejecutados voluntaria y directamente" por Alfonso Basterra y Rosario Porto y si Asunta "no pudo defenderse de modo efectivo porque estaba bajo el efecto del medicamento suministrado". En virtud de esto plantea que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de asesinato u homicidio.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil