jueves, 21 de septiembre de 2017 12:33
Sociedad

Cirujanos plásticos reclaman la inmediata reconstrucción mamaria tras la mastectomía como un derecho de las pacientes

|


El índice de pacientes que se reconstruyen las mamas tras una mastectomía por cáncer de mama es muy bajo en España, señalan desde la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), que reclaman la inmediata reconstrucción mamaria, total o parcialmente, si no hay contraindicación, tras la mastectomía como un derecho de las pacientes, no como "un extra ni un lujo".


El próximo 19 de octubre se celebra el Día Internacional del Cáncer de Mama, una patología de la que cada año en España se producen 25.000 nuevos diagnósticos. De ellos, se estima que algo más del 64% acaban en una mastectomía (unas 16.000 mujeres), pero sólo el 30% de estas pacientes, unas 4.800, son operadas para la reconstrucción mamaria y, de ellas, únicamente el 40% (1.920 mujeres), de forma inmediata, según estimaciones de la SECPRE.


La sociedad reivindica el derecho de las pacientes a que su intervención sea realizada por los médicos capacitados para ello, es decir, los profesionales con la titulación de Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, sea en su hospital de referencia o, si éste carece de cirujanos plásticos, en otro al que se la derive. "Muchas intervenciones son efectuadas sin la exhaustividad y el rigor clínico necesarios", afirman.


Asimismo, tienen derecho a recibir información exhaustiva y rigurosa sobre las tres opciones existentes tras la mastectomía: la no reconstrucción, la reconstrucción diferida y la reconstrucción inmediata; y a una valoración exhaustiva y rigurosa, por parte de su cirujano plástico, de la técnica más indicada para su intervención de reconstrucción mamaria, "valoración que debe tener en cuenta el tratamiento oncológico que pueda estar recibiendo, como la radioterapia o la quimioterapia".


PREVENIR EL LINFEDEMA

Además, tienen derecho a la información sobre el linfedema, una de las complicaciones más frecuentes pero más desconocidas en las mujeres sometidas a una mastectomía, así como a su prevención y tratamiento. "Se estima que en torno al 30% de las mujeres mastectomizadas en España acaban padeciendo un linfedema, que puede desarrollarse cuando, junto a las mamas, han tenido que extirparse los ganglios linfáticos situados en las axilas", recuerdan.


Desde la SECPRE afirman que las pacientes tienen derecho, si cuentan con antecedentes de cáncer de mama, a solicitar un estudio genético para detectar las posibles mutaciones de los genes BRCA1 y BRCA2 (por las siglas en inglés de breast cáncer) y el consiguiente riesgo de desarrollarlo, así como, en los casos en los que esté indicada, a una mastectomía profiláctica con reconstrucción posterior.


Por todo lo expuesto, la sociedad propone la creación de una vía clínica de cáncer de mama que unifique los protocolos de actuación sobre esta enfermedad en todos los hospitales y comunidades autónomas y que establezca claramente la inmediatez de la reconstrucción mamaria tras la mastectomía siempre que esté indicada, así como la realización de ésta por un cirujano plástico titulado, sea del propio centro o, en caso de no contar en plantilla con este especialista, derivando a la paciente a otro hospital.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil