lunes, 25 de septiembre de 2017 17:00
Sociedad

Entre 300.000 y 600.000 personas sufren dolor neuropático en España

|






La Sociedad Española de Neurología (SEN), coincidiendo con el Día Mundial contra el Dolor que se celebra el 17 de octubre, estima que entre 300.000 y 600.000 personas en España padecen dolor neuropático, un síntoma propio de múltiples enfermedades neurológicas, lo que significaría entre un 0,6 y un 1,5 por ciento de la población, aunque podría ascender al 8 por ciento.


"El dolor neuropático se define como un dolor iniciado o causado por una lesión o disfunción del sistema nervioso y como un síntoma que puede ocurrir en diversas enfermedades del sistema nervioso central o periférico", explica el coordinador del grupo de estudio de dolor neuropático de la SEN, el doctor José María Gómez Argüelles.

Un 6 por ciento de las familias españolas pueden tener uno de sus miembros con alguna forma de dolor neuropático, y el 8 por ciento de los pacientes que acuden al neurólogo están aquejados de esta dolencia.


En la actualidad existen diferentes tratamientos para el dolor neuropático, lo que permite que aproximadamente la mitad de los pacientes consiga reducir su dolor aproximadamente en un 30-40 por ciento. A pesar de esto, entre un 40 y un 70 por ciento de los afectados aún no ha conseguido un control completo del dolor.


Esto simboliza un deterioro significativo en la calidad de vida de la mayoría de pacientes, ya que en un 65 por ciento el dolor dura más de 12 meses. Además, esta dolencia va unida frecuentemente a la ansiedad y a la depresión en más de la mitad de los afectados.


Para paliar los efectos del dolor neuropático, el doctor Gómez Argüelles recomienda que el tratamiento farmacológico debe complementarse con fisioterapia, tratamiento psicológico u otras modalidades terapéuticas.


"Aunque en los últimos años han surgido iniciativas para estudiar con profundidad la etiopatogenia y la fisiopatología del dolor neuropático, todavía quedan diversos aspectos sobre los que también se debería investigar: es necesario obtener datos más fiables sobre su epidemiología, estudiar con mayor profundidad la efectividad de los tratamientos actuales, o cuantificar el gasto socio-sanitario de esta dolencia, lo que sin duda nos permitiría estar mejor preparados para abordar mejor la lucha contra el dolor neuropático", declara Gómez Argüelles.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil