viernes, 22 de septiembre de 2017 22:49
Sociedad

Los españoles tienen los niveles de educación más bajos de la OCDE y son los que cuentan con más tiempo libre

|



Es el diagnóstico que ofrece el informe '¿Cómo va la vida en España 2015?' de la OCDE difundido este viernes, un estudio que cruza aspectos de capital humano, capital social y capital económico para medir tanto el nivel de bienestar actual como los recursos disponibles para garantizarlo a futuro.


"Durante los últimos años España ha afrontado varios retos en relación con el bienestar material de sus habitantes. El ingreso familiar disponible promedio per cápita y el ingreso promedio cayeron de manera importante entre 2009 y 2013. Los empleados también tienen muy poca seguridad en el empleo. Entre 2009 y 2014 el desempleo de larga duración aumentó 8,7 puntos hasta el 12,9%, la tasa más alta de la OCDE", explica el informe.


En cuanto al grado de logro educativo, solo un 55,6%" de la población activa tiene la educación media superior terminada frente al 77,2% que cuenta con ella en promedio en el resto de países. Presenta asimismo las competencias de adultos en lectura y matemáticas más bajas en adultos de la zona OCDE.


Mientras, destaca en redes familiares, pues el 94,7% de los españoles dicen que "tienen amigos o parientes con quienes pueden contar cuando lo necesiten", mientras en la OCDE la media es del 88%. También son más confiados, pues en una escala de 0 a 10, los españoles se fían de los demás en un 6.3, mientras en el resto de países el nivel es de 5.8.


El informe viene acompañado de un índice en el que han participado 2.800 españoles mediante internet para evaluar los asuntos que resultan más de su interés. Concluye que lo que más importa a los ciudadanos es la salud (11%) seguido de la Educación (10,4%), y el equilibrio entre vida y trabajo y la satisfacción ante la vida (9,5%), por encima del empleo (9,3%), la seguridad (9,2%) la vivienda (8,7%), los ingresos (8,2%) o el compromiso cívico (7,7%).


DIFERENCIAS REGIONALES


Aunque al final, el balance vida-trabajo y salud es "comparativamente bueno" en España, con la esperanza de vida entre las más altas de la OCDE (83,2 años), hay diferencias "relativamente grandes" entre comunidades autónomas en relación a las que presentan las regiones del resto de países de la OCDE, con distancias de hasta 20 puntos en materias como ingresos, desempleo o pobreza.


Por ejemplo, mientras en Navarra la tasa de desempleo al cierre del informe era del 15,7%, en Andalucía era del 34,8 por ciento, una disparidad de 19,1 puntos porcentuales que es "la segunda más alta de las tasas de desempleo regional de la OCDE".


"En comparación con otros países de la OCDE en España hay desigualdades regionales en ingreso y empleo relativamente grandes. El ingreso familiar disponible neto ajustado es 1,7 veces más alto en País Vasco que en Extremadura", explica el informe.


Respecto a pobreza relativa, indica que mientras el 6,3% de los habitantes de Navarra tienen un ingreso por debajo de la mitad de la media nacional, la cifra asciende al 25,5 por ciento en Melilla.


 Cuando se trata de logros educativos, otro de los indicadores que analiza el informe para medir la calidad de vida presente y a futuro, mientras el 73,2% de la fuerza laboral tiene al menos la Secundaria en País Vasco, en Extremadura "el porcentaje es de sólo el 44,2%". "Esta cifra es una de las mayores desigualdades en logro educativo en la zona OCDE", destaca el trabajo.


Lo mismo ocurre con el acceso a servicios como la conexión de banda ancha a internet, que es del 81 por ciento en Ceuta y de "sólo el 60% en Extremadura", según los datos del informe.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil