martes, 19 de septiembre de 2017 15:27
Politica

Urkullu no desea que Rajoy siga y espera que el próximo presidente garantice autogobierno y convivencia

|

Iñigo Urkullu


El lehendakari, Iñigo Urkullu, no desea que Mariano Rajoy siga como presidente en el Gobierno central y espera que, quien le suceda en este cargo, garantice autogobierno vasco y la convivencia en Euskadi. Además, le preocupa que Ciudadanos y Podemos "sean claves para la gobernabilidad del Estado", dada la postura que mantienen ante el Concierto Económico y el Cupo. 


El presidente del Gobierno vasco ha abogado por la profundización en el autogobierno de la Comunidad Autónoma Vasca, pero ha señalado que, al mismo tiempo, hay que abordar "un proceso gradual" para avanzar en la conciencia política de "nación de los vascos de los siete territorios", en referencia también a Navarra y el País Vascofrancés.


En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Urkullu ha admitido que no le gustaría que Rajoy siguiera al frente del Gobierno español en la próxima legislatura porque ésta "ha sido convulsa, de mucha protesta, del no diálogo, de la imposición y no ha ayudado en nada a normalizar la convivencia política". "Con el actual presidente del Ejecutivo español, tal como le conozco actualmente, no me gustaría seguir", ha añadido.


Tras señalar que todo apunta a que no habrá, tras las elecciones generales, un gobierno de mayoría absoluta, ha señalado que "el juego para la próxima legislatura en el Estado español está abierto", y le gustaría que el próximo presidente "tenga un compromiso con el autogobierno de Euskadi y la normalización en lo que es la convivencia política".


Además, ha destacado que le "preocupa y ocupa, en aras a lo que pueda ser el Concierto Económico y lo que es la singularidad vasca, el respeto a la piedra angular de la economía en el concepto de autogobierno vasco, derivado de unos derechos históricos, y cuál es postulado que tienen, tanto Ciudadanos, que aboga por suprimir el Concierto Económico, como Podemos, en su planteamiento de modulación del Cupo".


En este sentido, ha expresado su inquietud ante el hecho de que estas dos formaciones "sean claves para la gobernabilidad del Estado español, ya sea para el PP o para el PSOE".


El lehendakari ha manifestado que, para él, no es problema que en Cataluña se pudiera elaborar un Concierto Económico. "Creo que, en nuestro caso, como en el del Convenio navarro, están recogidos en la Constitución Española que son derivados de unos derechos históricos", ha apuntado.


A su juicio, esto es lo que hace "singulares" a la Comunidad Autónoma Vasca y a Navarra, y ha precisado que Cataluña, en su momento, tuvo opción en el periodo de la transición" para lograrlo, "pero los partidos políticos catalanes lo rechazaron". De esta forma, ha querido responder a las críticas de formaciones catalanas que han asegurado, a lo largo del tiempo, que los derechos históricos vascos eran "un privilegio".


Iñigo Urkullu ha rechazado que pueda haber "una laminación" de éstos en el futuro y cree que hay que hacer "más pedagogía" para que se entienda que el Concierto no es un privilegio, sino que "un pacto bilateral derivado de los derechos históricos y, además, un sistema solidario". Asimismo, ha recordado que los vascos "están pagando de más" al Gobierno español a través del Cupo.


ESTATUT


En cuanto al día del Estatuto de Gernika, 25 de octubre, el presidente del Gobierno vasco ha asegurado que "conmemorar no es lo mismo que celebrar y, en todo caso", esta jornada no puede ser un "día de conmemoración" porque todavía quedan 24 materias y funciones pendientes de ser transferidas.


También se ha referido al término 'Nación Foral', acuñado por él mismo, y ha apuntado que él tiene una responsabilidad de abogar por la defensa del autogobierno y buscar su profundización.


En este sentido, ha apostado por la profundización en el autogobierno, "siendo consciente del contexto, mirando a la UE en un proceso de construcción europea muy complejo, donde la interdependencia caracteriza la relación entre los ciudadanos, ya sean miembros o súbditos de Estados-nación o ya sea que sean súbditos de Estado con una estructura compleja como es la del Estado español".


Además, ha insistido en que "la fortaleza" de los vascos está en sus derechos históricos "y el orgullo" de su propia historia. En el caso de la Comunidad Autónoma Vasca, ha recordado que los territorios se asocian para tener una representación "confederada" en el Parlamento vasco, sin renunciar "a la posibilidad de relación con otro territorio foral, con sus derechos históricos, como es Navarra".


Iñigo Urkullu ha recordado que esto está recogido en el artículo Primero del Estatuto de Autonomía de Gernika y también en la Disposición Adicional Única del Estatuto de Gernika, que son las que "dan la posibilidad de la relación con Navarra".


Según ha precisado, "así se refleja también en la Disposición Adicional Única del Estatuto de Gernika cuando se aboga porque el ejercicio de los derechos históricos no supone renuncia a los derechos originarios que al pueblo vasco le hubieran podido corresponder".


A su juicio, el siguiente paso "hay que darlo, como lo han hecho los vascos a lo largo de la historia en la etapa democrática", con "un proceso gradual, dinámico, en el que lo que hay que seguir consiguiendo ganar adhesiones, ganar una voluntad mayoritaria de la sociedad vasca en lo que pueda ser un concepto de autogobierno moderno, entroncado en lo que es la UE".


"No podemos dejarnos llevar solo por lo que es la identificación del Estado español. Yo creo que nos debemos fijar más en lo que es el proceso de la construcción de la UE y en las posibilidades y limitaciones que esto supone", ha precisado.


A su juicio, se debe profundizar," partiendo del orgullo" de la singularidad vasca, en "un proceso gradual, dinámico, de relación" entre "los siete territorios que para los nacionalistas es el pueblo vasco, y no como concepto cultural, sino como concepto también político deseado". Por ello, ha emplazado a "ir trabajando en orden a una relación o en orden a una vinculación". Además, ha recordado que ya se está trabajando también "en la relación entre vascos, en general, en la Eurorregión".


Iñigo Urkullu plantea, como nacionalista, que se pueda "avanzar en esa conciencia política que supone ser nación, una colectividad que, además de tener unos rasgos de identidad de un idioma, de un derecho civil, de un derecho foral y un sistema de autogobierno singular".


A su juicio, se trata de "un proceso gradual que exige de mucha mirada al futuro, de mucha mirada al medio y largo plazo, al tiempo que lo que hay que garantizar es el desarrollo de los vascos que conforman lo que es la Comunidad Autónoma del País Vasco".


CONSULTA 


El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha abogado por conseguir que se pueda celebrar una consulta legal y pactada porque ahora se pueden hacer consultas "en cajas de zapatos", pero sin que sean vinculantes y sin ningún tipo de validez jurídica.


Urkullu se ha referido a la Ley de Consulta que pretende promover EH Bildu en el Parlamento vasco y al hecho de que la coalición soberanista asegure "que, si se quiere, se puede consultar a la ciudadanía".


"Si se quiere que tenga carácter vinculante o que sea real, no parece que, si se quiere se puede. Si se quiere, se pueden convocar consultas con cajas de zapatos o se pueden organizar consultas con urnas, pero sin ningún tipo de validez jurídica y a la ciudadanía hay que plantearles cosas de manera seria", ha añadido.


Por ello, ha señalado que él y el PNV plantean "el ejercicio del derecho a decidir como un principio democrático desde una consulta legal y pactada", que se ha visto en otros sitios como en Escocia.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil