viernes, 22 de septiembre de 2017 22:50
Sociedad

Defensores de la sanidad pública advierten de que el copago "produce más enfermedad y exclusión"

|



La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha advertido en un comunicado que los copagos "solo producen más enfermedad, más exclusiones y más desigualdad". Y lo ha hecho con la mirada puesta en las elecciones generales de diciembre y, en concreto, en Ciudadanos, cuyo programa para las elecciones catalanas recogía lo siguiente: "[Proponemos] dotar a las comunidades de competencias normativas sobre un tramo de los principales tributos indirectos, posibilitando la creación de mecanismos de copago para aquellas comunidades que decidieran aumentar los catálogos de servicios".



Aunque la semana pasada el partido prometió que ninguna prestación gratuita será de copago, desde la FADSP desconfían. "Está claro que Ciudadanos es partidario del copago, como Convergència. Ya se verá el 21 de diciembre [el día posterior a las elecciones]", manifestó a Catalunya Press el portavoz de la federación, Mauricio Sánchez Bayle. "Encuentro muy contradictorio que Ciudadanos presente en su programa la reducción de impuestos y después se plantee imponer un impuesto para la enfermedad", lamenta Sánchez.



En este contexto, a través de su comunicado la FADSP denuncia que "toda la experiencia internacional demuestra que los copagos penalizan a las personas más pobres y más enfermas, produciendo exclusiones en el acceso a prestaciones sanitarias necesarias y aumentando la morbilidad y mortalidad en los grupos de población más vulnerables". En esta misma línea se manifiesta Mauricio Sánchez, quien denuncia que "personas con pocos ingresos, enfermos y pensionistas" serían el sector más afectado por el copago sanitario. Para él, esto es una "barrera" en el acceso al sistema sanitario y una manera de "penalizar" a grupos de población.



REAL DECRETO LEY 16/2012



El portavoz de la FADSP también ha criticado el Real Decreto Ley 16/2012 --que introdujo el copago en los medicamentos--. "Sabemos que el 14,76% de las personas no retiran los medicamentos de la farmacias, lo cual repercute negativament en su salud", cuenta.



Como reza el comunicado de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, este mismo decreto ha sido muy rechazado por el sector social y profesional, ambos conscientes de "los problemas de salud que producía". "Es por eso que no se ha aplicado el copago sobre los medicamentos que se retiran de la farmacia hospitalaria, el transporte sanitario, etcétera", recoge el mismo.



"Espero que, gane quien gane el 20D, no se apruebe el copago sanitario --pide Mauricio Sánchez--. No existe ninguna racionalidad parahacerlo".



Según la FADSP, "en un momento en el que hay un 22,2% de la población en situación de desempleo y más de 700.000 familias no tienen ningún ingreso, plantear más copagos en Sanidad es excluira un elevado porcentaje de la población del acceso a las prestaciones sanitarias". Las asociaciones por la defensa de la sanidad pública piden también, una vez más, la derogación del Real Decreto Ley 16/2012, que supone para ellos "un grave retroceso en el derecho a la protección de la salud".



ESTUDIO



El informe El copago sanitario: resultados para el sistema sanitario y los pacientes de Manuel Martín García advierte con detalle de los peligros del copago en base al análisis de diferentes estudios. "Los estudios realizados todos, sin excepción, señalan los graves problemas asociados a su aplicación", escribe Martín.



Este es solo uno de los párrafos del mismo: "Se estima un alto porcentaje de los 1,3 mil millones de pobres que hay en el mundo no tiene acceso a los servicios sanitarios, porque no puede pagarlos en el momento en que los necesita. Para muchos hogares, los pagos relativamente pequeños también pueden producir una catástrofe financiera. El efecto del flujo continuo de las tasas médicas, aunque pequeñas, puede llevar a la pobreza a las personas con, por ejemplo, enfermedades crónicas o una discapacidad. Estos desembolsos no sólo disuaden a la gente de usar los servicios sanitarios y generan estrés financiero sino que también hacen que los recursos se utilicen de forma injusta e ineficiente. Se fomenta el uso excesivo en aquellas personas que pueden pagarlos y la infrautilización en quienes no lo pueden hacer".



Manuel Martín recomienda mirar a Portugal y ver cómo "en el 2011 el 6,4% de la población con ingresos menores a la mediana declaro en Portugal no haber recibido atención sanitaria que necesitaba por falta de dinero, mientras que en España era el 0,4%". "El copago no es un éxito para la equidad y la reducción de costes", recoge su informe.



Según él, las principales consecuencias del copago son la ascendente dificultad de acceder a la asistencia sanitaria por parte de amplios sectores sociales; el incremento de las desigualdades sociales; la reducción del carácter redistributivo del sistema sanitario --uno de los fundamentos del Estado de Bienestar; y el efecto que produce sobre los programas y actividades de promoción y prevención de salud y seguimiento de enfermos crónicos, lo cual generarñia tensiones entre sanitarios y usuarios.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil