miércoles, 22 de noviembre de 2017 21:22
Cultura

El Museo Picasso Málaga, con el que el artista regresó a su ciudad natal, cumple 12 años

|


Un 27 de octubre, pero de hace ya 12 años, aunque también lluvioso, se inauguraba el Museo Picasso Málaga (MPM), respondiendo así al deseo del artista de que su obra estuviera presente en la ciudad que le vio nacer en 1881.


En aquel momento el rey don Juan Carlos, que inauguró el MPM junto a doña Sofía, dejó clara ya la trascendencia del nuevo espacio expositivo: "Málaga se merece este museo y también Picasso".


Tras más de una década de actividad en una privilegiada sede, el Palacio de Buenavista, José Lebrero, al frente del MPM en los últimos seis años, se muestra "satisfecho", pero sin bajar la guardia y, de hecho, reconoce que "ahora hay más exigencia y autocrítica para ver cómo continuar en el que creemos que es el buen camino".


En cuanto a los objetivos, que el museo sea capaz cada día de reinventarse, de mantener un nivel de exigencia y de no caer en la banalización. Pero sobre todo, ha incidido, es necesario salir del circuito del centro histórico y llevar la institución y, en general, la oferta cultural, a los barrios.


"Hay que ser más activos en la difusión de la cultura entre los que tienen menos herramientas para disfrutarla y vivirla", ha defendido, de modo que "muchas personas en la ciudad sientan la institución como propia, la disfruten y de alguna manera les sirva para mejorar algo su vida".


Entre lo positivo de estos años, el director artístico del MPM no duda en destacar aspectos como que "personas que no tienen cargo ni posición económica ni cultural ni política me paren en la calle o en algún sitio inesperado y me den las gracias por el hecho de que el museo exista".


2015, EL MEJOR AÑO


En cuanto a resultados concretos, ha asegurado a Europa Press que todo indica que 2015 será el año en el que se registre la mayor cifra de visitantes --2014 cerró con 410.000 personas--, pero también cualitativamente hablando hay un avance, ya que "la gente sale contenta de lo que ve, con lo que se le cuenta y con lo que se le propone".


Cada vez más hay una identificación de la población malagueña con el MPM y un mayor conocimiento, pero "todavía hay demasiadas personas que viven en Málaga y no conocen su oferta cultural, no ya del Museo Picasso, sino en general".


Por ello, el objetivo ha de ser seguir trabajando para acercar la oferta cultural de la ciudad, "cada vez más rica y compleja", a aquellos barrios que "no están en el centro y no son parte del casco histórico y de ese mundo cultural", según Lebrero.


En suma, se hace necesario, ha resaltado, "trabajar más articuladamente, entenderse mejor unas instituciones con otras y comprender que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña". "Habrá que salir más y trabajar más en línea y conjuntamente para ofrecer toda la riqueza cultural que existe en la ciudad y que aún muchas personas desconocen", ha declarado, añadiendo que "queda mucho recorrido aún al respecto, pero vale la pena".


Precisamente, uno de los pilares sobre los que se asienta la labor del MPM, que ha tenido como anteriores directores a Carmen Giménez y Bernardo Laniado-Romero, es su compromiso en acercar la obra de arte a la sociedad civil. Por ello, los programas de actividades que se diseñan tienen como objetivo a un público muy diverso.


COLABORAR CON MAYORES

Lebrero ha hecho especial hincapié en un colectivo del que "nos olvidamos mucho y que sólo se utiliza para debates políticos, que son las personas de la tercera edad". "Tienen muchas horas libres y me encantaría poder contar con ellos como voluntarios, ya que su experiencia de la vida y su sabiduría del trabajo y del tiempo enriquecerían al museo", ha asegurado.


En la tarea en sí del MPM, más allá de tópicos en torno a Picasso, que "no se pueden evitar en una sociedad comercializada y en la que el espectáculo y la mirada fácil priman", se trata de reivindicar "el valor cultural, la capacidad intelectual, el esfuerzo de trabajo y de inventiva de este artista, que creativamente es un referente, no sólo para el que quiera ser artista, sino para todos, para poner a la vida unos granitos más de imaginación".


Ha reconocido que, actualmente, en la industria cultural, nadie tiene seguridad. Por ello, ha advertido de que "hay que estar permanentemente activos y tratar de informarnos de lo que se hace en otros sitios, viajando y conociendo ideas para establecer proyectos", lo que, al final, es un modo de internacionalizar al museo y de "traer beneficios a la ciudad".


El director artístico del MPM, cuyo contrato acaba de ser prorrogado un año más, ha señalado que no se plantea otra cosa que no sea "intentar hacerlo muy bien, ir acabando las cosas iniciadas y continuar las que estamos pensando".


Insistiendo en su futuro, únicamente ha afirmado que "esto es una especie de cronómetro y veremos cómo va; espero que ambas partes sigamos compartiendo el objetivo, que es que esta institución funcione y que se consolide más, mejore, ofrezca buenas exposiciones y sea más capaz de reinventarse".


ORIGEN

La idea inicial de este museo dedicado al genio malagueño nació en 1953 de los contactos entre Picasso y Juan Temboury Álvarez, delegado provincial de Bellas Artes de Málaga, pero quedó frustrada poco después.


Christine Ruiz-Picasso, viuda de Paul Ruiz-Picasso, hijo mayor del artista, retomó los contactos con Málaga en 1992 con motivo de la exposición 'Picasso clásico' y en 1994 con 'Picasso, primera mirada'.


En 1996 la Junta de Andalucía, siendo entonces Carmen Calvo consejera de Cultura, asumió el proyecto de 1953, que, finalmente, se hizo realidad 50 años más tarde, el 27 de octubre de 2003, cuando el MPM fue inaugurado por Sus Majestades los Reyes don Juan Carlos I y doña Sofía y ante la presencia de una nutrida representación de la familia Picasso.


La atracción que en el visitante ejerce la colección permanente del MPM se debe a que aúna ocho décadas de trabajo de Picasso, que condensa y transmite la capacidad creativa de un artista imprescindible para comprender la historia del arte occidental. A todo ello se unen las numerosas muestras temporales.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil