miércoles, 22 de noviembre de 2017 15:34
Politica

Pedro Sánchez presenta este miércoles la propuesta del PSOE para reformar la Constitución

|

Pedro Sánchez


Los 'barones' del PSOE aprobarán este miércoles su propuesta de reforma de la Constitución con la que pretenden garantizar "la estabilidad política y la solidaridad territorial". Para ello, proponen introducir una "estructura federal", un sistema que "defiende la unidad del Estado", pero reconoce las "singularidades de los territorios de España".


El PSOE quiere introducir en la Constitución el derecho a recibir "una renta o ingreso mínimo vital" para personas en "situaciones de carencia efectiva" y dotar de contenido al derecho a la vivienda, con "obligaciones concretas para los poderes públicos". Además, propone "actualizar y consolidar el principio de laicidad" e incluir el llamado 'derecho al olvido'.


Así consta en el borrador del documento, al que ha tenido acceso Europa Press, que será sometido este miércoles al Consejo de Política Federal del PSOE, presidido por la jefa del Ejecutivo andaluz, Susana Díaz, e integrado por los dirigentes territoriales del partido. El secretario general y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, presentará después la propuesta con la que se presentará a las próximas elecciones generales.


En el documento, los socialistas se declaran "orgullosos" de la Carta Magna y aseguran que no pretenden "abrir un proceso constituyente", sino dar respuesta a los problemas de la España de 2015, porque creen que el Estado "necesita remodelarse para un nuevo largo periodo de convivencia con el objetivo fundamental de garantizar el progreso, la paz social, la estabilidad política y la solidaridad territorial".


La reforma que plantean los socialistas tiene cinco grandes objetivos generales en torno a la Justicia social; derechos y libertades; calidad democrática y de las instituciones; la reforma de la estructura territorial y la vocación europea e iberoamericana de España.


En el objetivo de alcanzar "un nuevo pacto territorial para una sociedad plural", fuentes socialistas han indicado que la propuesta de reforma pretende lograr que Cataluña y sus ciudadanos "encuentren satisfacción a su petición de reconocimiento de su singularidad en el seno de un marco común de convivencia para España".


Para ello, apuestan por avanzar en el federalismo, un sistema que "defiende la unidad del Estado", pero al mismo tiempo respeta "la diversidad, a partir de una distribución interna de poderes y responsabilidades". El federalismo, defiende el documento, "permite reconocer, respetar e integrar la diversidad y las singularidades de los territorios de España".


LENGUA, CULTURA, FORALIDAD Y DERECHOS HISTÓRICOS 

En concreto, los socialistas proponen reconocer "las singularidades de las distintas nacionalidades y regiones y sus consecuencias concretas: lengua propia, cultura, foralidad, derechos históricos, insularidad, organización territorial o peculiaridades históricas de derecho civil".


También quieren incluir en la Constitución a las comunidades autónomas por su nombre, y mejorar el régimen de cooficialidad de las lenguas de España, para "establecer su reconocimiento como lenguas del Estado y la garantía de la libertad de uso, sin discriminación, de cualquiera de las lenguas oficiales".


Y apuestan por reformar el Senado para que sea "una auténtica Cámara territorial"; incluir el principio de lealtad federal y racionalizar, clarificar y completar el sistema de distribución competencial.


Además, quieren atribuir al Estado la garantía de la igualdad de todos los españoles en sus condiciones básicas de vida, en el disfrute de los servicios básicos esenciales, el ejercicio de los derechos y libertades y el cumplimiento de los deberes, así como la igualdad en el territorio en el que se resida.


ESTABLECER LOS PRINCIPIOS DEL SISTEMA DE FINANCIACIÓN


También proponen establecer en la Constitución los elementos fundamentales del sistema de financiación de las comunidades autónomas conforme a los principios de "certeza, estabilidad, y equilibrio en el reparto de los recursos públicos", así como de "autonomía financiera, suficiencia, corresponsabilidad, coordinación, solidaridad y equidad interterritorial".


Además, quieren respetar el principio marcado por el Tribunal Constitucional, para que la contribución interterritorial no coloque en peor condición relativa a quien contribuye respecto de quien se beneficia, es decir, introducir el principio de ordinalidad.


"MANTENER LA UNIDAD DEL PODER JUDICIAL"


El documento también defiende "mantener la unidad del poder judicial y la preeminencia del Tribunal Supremo", orientado principalmente, mediante el recurso de casación, a la unificación de doctrina. Y aboga por atribuir a los Tribunales Superiores de Justicia de las comunidades la culminación ordinaria de la resolución de los recursos judiciales. También quieren garantizar la independencia del Consejo General del Poder Judicial.


Para fortalecer el Estado social, los socialistas incluyen su compromiso de reformar el artículo 135 de la Constitución, para que el respeto al principio de estabilidad presupuestaria permita "un nivel adecuado y suficiente de financiación de los servicios y prestaciones sociales".


También propone reconocer como derechos fundamentales los derechos a la protección de la salud y a la protección por la Seguridad Social ante situaciones de necesidad previstas en la Ley, incluyendo "el reconocimiento del derecho a una renta o ingreso mínimo vital ante situaciones de carencia efectiva para el mantenimiento de una vida digna".


Otros de sus objetivos son "mejorar el reconocimiento del derecho al trabajo", para incluir una referencia expresa al derecho a la tutela judicial en caso de despido injustificado y al derecho a la seguridad, salud y dignidad en el trabajo, y "mejorar la regulación actual sobre protección a las familias", con un "concepto amplio de familia" y "especial atención a la conciliación de la vida familiar y laboral".


También se comprometen a reforzar los derechos medioambientales y "dotar de contenido el derecho a la vivienda mediante la previsión de obligaciones concretas para los poderes públicos, especialmente en casos de desahucio".


"SOMETIMIENTO AL PRINCIPIO DE NEUTRALIDAD RELIGIOSA" 


Para fortalecer y ampliar los derechos y libertades, apuestan por consolidar el principio de laicidad, incluyendo el sometimiento de los representantes públicos al principio de neutralidad religiosa en sus actuaciones.


Además, quieren a "las personas" y no solo a los españoles el derecho a la igualdad ante la ley y a la no discriminación e incorporar a la Constitución una regulación expresa y específica de la igualdad entre mujeres y hombres.


En concreto, quieren extender esta igualdad a los ámbitos del empleo y las condiciones de trabajo, reconocer el derecho de las mujeres a su salud y a su vida, a la protección frente a la violencia de género, a la libertad de decidir sobre sí mismas, al desarrollo de una educación en valores cívicos y en igualdad, libre de sesgos de género, y a la participación política.


La propuesta de reforma incluye la eliminación de la preferencia del varón sobre la mujer en la sucesión a la Corona y la abolición de la pena de muerte, incluso para tiempos de guerra.


DERECHOS VINCULADOS CON LA BIOÉTICA 


También proponen reconocer los derechos vinculados con la bioética; facilitar el voto de los ciudadanos extranjeros; fortalecer el derecho de asilo y configurar un derecho autónomo a la protección de datos de carácter personal, incluyendo el llamado 'derecho al olvido'.


Está presente asimismo el reconocimiento del derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo y la mejora de la atención de los poderes públicos a las personas con discapacidad, suprimiendo la referencia a "disminuidos físicos, psíquicos o sensoriales".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil