sábado, 25 de noviembre de 2017 00:50
Economía

Martinsa Fadesa, excluida formalmente de Bolsa, donde lleva suspendida desde 2008

|

Martinsa Fadesa


Martinsa Fadesa ha sido excluida formalmente de cotización en Bolsa, dada la fase de liquidación en que está inmersa, si bien la inmobiliaria tenía suspendida su cotización desde el 2008, es decir 7 años, se acogió al concurso de acreedores.


La exclusión formal tendrá efectos desde mañana jueves, 29 de octubre, según lo acordado por el consejo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en su reunión de este miércoles.

La salida formal de la inmobiliaria que controlaba y presidía Fernando Martín del sistema de cotización bursátil constituye un paso más del proceso de liquidación al que la compañía se vio abocada a comienzos de año al no poder renegociar el convenio de acreedores con el que en 2011 superó el mayor concurso de la historia empresarial española.


En virtud de este proceso de liquidación, Martinsa incurre en los supuestos en los que, según la Ley del Mercado de Valores, la CNMV puede promover la exclusión de cotización de un valor.

L

La exclusión de cotización permitirá a Martinsa ahorrarse los costes asociados a la permanencia de sus títulos como valores cotizados, tanto para sus tenedores como para la empresa, y el cese de las obligaciones derivadas de su condición de empresa cotizada, según argumentó la administración concursal de la compañía cuando instó al supervisor del mercado a iniciar el proceso de exclusión.


Las acciones de Martinsa saldrán formalmente del mercado más de siete años después de que el 14 de julio de 2008 la CNMV suspendiera su cotización ante la decisión de la compañía de acogerse al concurso voluntario de acreedores, el mayor de la historia empresarial española.


En el momento de sus suspensión, las acciones de Martinsa cotizaban a 7,30 euros por acción y acumulaban una evaluación anual del 56,8%. La empresa tenía un 'free float' de alrededor del 20%.


Los títulos de la inmobiliaria no volvieron a negociarse en el parqué a pesar de que en marzo de 2011 la compañía emergió del proceso concursal al lograr que prosperara un convenio de acreedores.


No obstante, a finales 2013, tras no poder atender uno de los pagos de deuda establecidos en dicho convenio, Martinsa abrió una negociación con sus principales bancos acreedores para reestructurar el calendario de pagos fijado en el convenio de acreedores.


Las negociaciones no habían prosperado cuando a finales de 2014 Martinsa tuvo que hacer frente a un nuevo pago del convenio original que no pudo atender, lo que abocó a la empresa a la liquidación.

Este proceso de liquidación, dictado por el juez en marzo, ha comenzado de forma efectiva, dado que los administradores concursales ya han vendido dos primeros lotes de activos inmobiliarios, uno de ellos en Hungría.


Según los últimos datos remitidos por la propia Martinsa Fadesa a la CNMV, correspondientes a cierre de 2014, la compañía presentaba un 'agujero patrimonial' de 4.603 millones de euros. En concreto, contaba con activos valorados en 2.392 millones de euros para hacer frente a un pasivo total de 6.995 millones de euros, de los que 3.200 millones corresponden a deuda con entidades financieras.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil