jueves, 17 de agosto de 2017 17:30
Opinión

EL EJEMPLO DE LAS PERSONAS CON "OTRAS CAPACIDADES"

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

El día 3 de diciembre, se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Es una fecha que nunca, nadie, debe olvidar.


Solo en Catalunya hay más de 600.000 personas que tienen algún tipo de discapacidad. No son personas anónimas, sino que, cada una de ellas tiene nombre, apellido y sentimientos. Forman parte de esta sociedad, no son incorpóreos.


España es el país donde más visibilidad tienen y más integradas están. En los países considerados más avanzados, a las personas discapacitadas las esconden en sus casas, no forman parte de la sociedad, ni siquiera del paisaje urbano. 


¿Es justo? Ni lo es ni debemos aceptarlo como algo normal, porque “la discapacidad no es otra cosas que nuestra incapacidad para entender que todos tenemos capacidades diferentes”.


Siempre se ha dicho que la mejor manera de integrar plenamente en la sociedad a las personas con “capacidades diferentes” es la de tener un trabajo. La crisis no hace distinciones, y estas personas están padeciendo de lleno, más que nadie, la crueldad de la misma en todas sus vertientes: sin encontrar trabajo, reducción de las prestaciones y de las ayudas económicas. Han visto como esa posibilidad de sentirse útil, de tener autonomía, de salir de casa cada día, de compartir con los compañeros los sueños, los logros diarios o de enfadarse porque no les hace caso, han desaparecido sin tener ellos la culpa y de una forma más rápida que en cualquier otra persona. El trabajo, para muchos de ellos, no es un castigo, sino un premio y lo valoran mucho más que el resto de trabajadores, porque ellos saben lo que vale y cada día nos dan ejemplo: usan las habilidades que tienen, no pierden el tiempo en pensar en las que no tienen.


En toda esta crisis económica, social y política, solo las familias y las entidades que les dan soporte han peleado a fondo para denunciar la situación de desamparo institucional en la que están viviendo estas personas, mientras las prioridades de los gobernantes son otras y nada tienen que ver con las de la ciudadanía. Por eso, el día 3 de este mes y todos los días del año, las prioridades deben ser estar con las personas “con otras capacidades”.


COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil