sábado, 16 de diciembre de 2017 19:52
Opinión

EL CHINO QUE "SUEÑA" CON EL ESPANYOL

Sergio Fidalgo
Sergio Fidalgo

Dentro de la campaña chusquera que ha emprendido Daniel Sanchez Llibre para justificar ante la afición del RCD Espanyol lo que simplemente es una operación para defender sus intereses personales (quitarse los avales que asumió de la deuda del club y desprenderse de su paquete accionarial) el argumento más naif fue el que el magnate oriental que se ha convertido en el nuevo dueño del equipo “sueña con el Espanyol cada día y está enamorado de Barcelona”.


Solo le faltó decir que al señor Chen Yansheng le encantaba la butifarra con judías, que está aprendiendo a bailar sardanas y que tiene una foto de la Moreneta en su despacho. ¡Ah! Y nos dejamos que los domingos y fiestas de guardar se pone una barretina y en Navidades hace cagar el tió. Y que en su dieta no falta el cava catalán y el fuet de Vic. Para lo del nivel “C” de aprendizaje de la lengua catalana Sánchez Llibre le dará seis meses. Pero ni un día más.


Este es el estilo ‘Dani’. Soltar los argumentos más peregrinos un día sí y otro también con la confianza que la ocurrencia del día siguiente hará olvidar la del anterior. En el pasado le fue bien y así aguantó cerca de quince años como máximo mandatario del RCD Espanyol, todas ellas en Primera División, lo que le convirtió en su momento en uno de los presidentes más longevos de la Liga española.


Pero la realidad es que el fin de la “era Sanchez Llibre”, en la que a su mandato como presidente se le ha añadido otros cuatro más como mandatario en la sombra, como máximo accionista del club, ha acabado con la pérdida del club en manos catalanas, y que ha tenido que recurrir a un inversor oriental para evitar el colapso y la desaparición del Espanyol. Este es el resumen de su “brillante” gestión.


Y encima quiere que le demos las gracias y le reconozcamos su labor. Yo preferiría seguir en el Estadio Olímpico y no haber ganado las dos Copas del Rey que se consiguieron durante su mandato, pero que el club hubiera seguido siendo lo que ha sido durante 115 años, un equipo catalán en manos catalanas. Ahora somos la enésima inversión de un magnate oriental. Menos mal que Mr. Chen “sueña” con nosotros. Lo dice Sánchez Llibre. Palabra de Dios. Te alabamos señor.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil